Saltar a zona de contenidos

LEASING

Pagas poco a poco. Desgravas mucho, mucho.

Leasing Bankinter es un alquiler financiero con opción a compra que permite disfrutar de un bien a cambio del pago de cuotas periódicas. El propietario del bien es el banco hasta que, una vez finalizado el contrato, se ejerce la opción de compra por el precio pactado.

El leasing es una herramienta que te permite pagar cómodamente y, además, disfrutar de ventajas fiscales.

Desde una mesa de reuniones a un local comercial

Puedes financiar la adquisición de bienes de equipo, maquinaria e inmuebles; la única condición es que estén destinados a la actividad empresarial o comercial.

Con financiación hasta el 100%

Leasing Bankinter te permite financiar hasta el 100% del bien que quieres adquirir.

Con ventajas fiscales

Esta es la gran ventaja del leasing: el 100% de los gastos financieros son deducibles. Además, permite acelerar los plazos de amortización reduciendo así la base imponible del impuesto.

Ventajas fiscales

¿Qué necesitas saber para poder disfrutar de las ventajas fiscales?

Para acceder a las ventajas fiscales del leasing es necesario cumplir con unos requisitos. Son muy sencillos:

  • El bien a adquirir debe estar destinado a la actividad comercial o empresarial.
  • Si se trata de un bien de equipo, el plazo mínimo de amortización debe tener una duración mínima de 2 años.
  • En el caso de bienes inmuebles, el plazo mínimo de amortización deberá ser de 10 años.
  • El importe anual de amortización del capital nunca podrá ser decreciente.
  • Siempre debe existir la opción de compra del bien.

Ver Condiciones del Leasing Condiciones del Leasing

Las condiciones de nuestros productos de financiación son personalizadas y se negocian de forma individual con cada uno de nuestros clientes.

Tipo de interés

  • Interés fijo o variable.

Requisitos

  • Contratación de un seguro para el bien financiado.
  • Inscripción en el registro del bien financiado, independientemente de si el bien es un bien de equipo o un bien inmueble.

Cuotas

Las cuotas del leasing son prepagables, con periodicidad mensual, trimestral, semestral o anual pudiendo elegir entre las siguientes modalidades:

  • Constantes.
  • Crecientes en importe.
  • Amortizaciones lineales.
  • Amortizaciones irregulares por entregas a cuenta.

IVA

Independientemente del IVA al que esté sujeto el bien, las cuotas de arrendamiento o alquiler están gravadas por el IVA.

Según estos condicionantes, el contrato de leasing se clasifica como:

  • Prestación de servicios. El arrendatario no se compromete a ejercitar la opción de compra, produciéndose el devengo del impuesto en el momento en que vence cada cuota. El tipo de gravamen aplicado para la prestación de servicios es del 21%, excepto en el caso de las operaciones realizadas en Canarias que estarán sujetas al IGIC (7%).

  • Entrega de bienes. El arrendatario se compromete a ejercitar la opción de compra. En este caso el devengo del impuesto se produciría cuando los bienes sean puestos a disposición del arrendatario aunque en ese momento no se produzca la transferencia de la propiedad.

El tipo de gravamen será del 21% excepto en el supuesto de inmuebles aptos para uso como vivienda aunque este no fuese su destino. En este último caso se aplicaría el tipo reducido del 10%. En el caso de Canarias se aplicaría el IGIC (3%, 7%, 9,5% o 13,5%) en función del bien objeto del leasing.

Las ventajas fiscales están sujetas a futuras modificaciones aplicables por parte del regulador fiscal.

Ver Preguntas frecuentes Preguntas frecuentes

¿Qué diferencia hay entre un leasing y un renting?

Mientras que el leasing proporciona la posibilidad de ejercitar una opción de compra al finalizar el contrato, el renting no ofrece esa posibilidad, es simplemente un arrendamiento. El renting no está sometido a plazos mínimos, no aparece en CIRBE y lleva parejos otros servicios adicionales.

¿Es necesario cumplir algún requisito para contratar un leasing?

Sí. Es necesario ser una persona jurídica, empresario o profesional y que el bien a financiar se destine a usos empresariales o comerciales.

¿Es posible escoger libremente al proveedor del equipo?

Sí, en Bankinter no encontrarás ningún obstáculo en la elección del proveedor.

¿Puede existir más de un proveedor por operación?

Sí. El hecho de que haya más de un proveedor no afecta a la operación de leasing.

¿Cuál es el plazo mínimo y máximo por el que puedo contratar un leasing?

El plazo legal mínimo es de 2 años para bienes de equipo y 10 años para bienes inmuebles. En cuanto al plazo máximo no existe una obligatoriedad, pero es habitual no superar los 7 años para bienes de equipo y los 15 años para bienes inmuebles.

¿Es posible realizar una cancelación anticipada?

Sí, es posible, aunque esta opción no es recomendable. La cancelación anticipada implica el pago de una comisión de cancelación y podría tener repercusiones fiscales si no se ha cumplido el plazo mínimo legal.

¿Es posible adelantar cantidades, además de las abonadas en las cuotas?

No. Por su naturaleza de arrendamiento, el contrato de leasing no permite amortizaciones parciales, aunque sí es posible la cancelación total anticipada.

El IVA, o el IGIC en Canarias, ¿también se financia?

El cliente lo abona de forma aplazada con el pago de cada cuota a lo largo de toda la vida de la operación, aunque el cálculo de las cuotas se realiza por el importe de la compraventa sin IVA o IGIC, siendo Bankinter quien paga al proveedor la totalidad del importe del bien, IVA o IGIC incluido.

¿Cuáles son las ventajas fiscales de un leasing inmobiliario?

Los inmuebles tienen un periodo mínimo de amortización dependiendo de su naturaleza que es de 33 años, en el caso de locales comerciales e industriales, y de 50 años en el caso de oficinas y viviendas. Al incrementarse las amortizaciones, se acelera el gasto fiscal, lo que supone un aplazamiento en el pago de impuestos.

¿Qué ventajas tiene para un profesional financiar el despacho por leasing?

El leasing acelera la amortización del activo financiado y, por lo tanto, aumenta el importe del gasto fiscal reduciendo la base imponible del impuesto. En el caso de los profesionales, el tipo impositivo marginal varía con el nivel de renta y puede ser muy superior al tipo de impuesto de sociedades. Esto significa que el ahorro fiscal depende del tipo marginal de cada profesional; cuanto más elevado sea, mayor será el ahorro de impuestos y, por lo tanto, más importante la ventaja fiscal de la operación de leasing.

¿Por qué es más ventajoso el leasing que una hipoteca para financiar la compra de un inmueble?

En primer lugar, por razones de tesorería: Bankinter permite hasta el 100% del precio de adquisición del inmueble sin las limitaciones hipotecarias, además de soportar el coste de financiación del IVA.

Y, por último, porque a través de la operación de leasing se aceleran las amortizaciones del inmueble. La combinación de unos tipos de interés nominales similares a los de otras financiaciones con la amortización acelerada hace que el coste efectivo financiero-fiscal del leasing se sitúe por debajo de las otras alternativas de financiación.

¿Es posible financiar por leasing el 100% del precio de compra de un inmueble?

Sí. La financiación inmobiliaria tradicional (hipoteca) supone una limitación de la cantidad que se financia en relación con el valor de tasación del inmueble. En el caso de inmuebles industriales, son habituales los porcentajes del 50% al 60%. El leasing, en cambio, no tiene ninguna limitación y permite financiar hasta el 100% del coste del inmueble, a condición, lógicamente, de que la naturaleza del activo y la generación de fondos del solicitante de la operación lo justifiquen.

¿Puedo financiar un inmueble por leasing y alquilarlo posteriormente?

Sí, con autorización específica antes de alquilarlo por parte Bankinter. Es muy frecuente financiar un inmueble a través de una operación de leasing para explotarlo posteriormente subarrendándolo a un tercero. Con los alquileres que proporciona el subarrendamiento, es posible cubrir una parte del leasing.