¿Qué es un aval?


09.09.2015

Escrito por:


Si tiene una hipoteca o ha pedido un préstamo personal es muy probable que le hayan solicitado un avalista, una persona que se compromete a hacerse cargo de la deuda si usted no paga a modo de respaldo (el aval cubre la totalidad o parte del importe prestado). Suele ser así cuando el banco no considera que su patrimonio sea garantía suficiente para prestarle el dinero o tiene dudas sobre su capacidad de pago o su historial crediticio. El avalista es como un fiador solidario. Cualquier persona puede avalar a otra.

Pero lo que igual no sepa es que las entidades de crédito también prestan avales a sus clientes. En este caso, las entidades no prestan dinero sino que asumen el riesgo de tener que hacer frente a un pago en caso de que el cliente incumpla sus compromisos. Por ello, los avales de las entidades de crédito dan lugar a unas comisiones bancarias.

Existen dos categorías  de avales según informa el Banco de España:

:: Avales técnicos: la entidad de crédito responde en caso de incumplimiento de los compromisos que tiene su cliente con motivo de participaciones en concursos, licitaciones, subastas, ejecuciones de obras o contratos de suministro, por lo general ante un organismo público.

:: Avales económicos: la entidad de crédito avala a su cliente en operaciones por las que está obligado a pagar una determinada cantidad en un plazo fijado. Puede tratarse de un aval comercial, cuando se avala el pago de cantidades derivadas de transacciones comerciales (por ejemplo, la compra  de un suministro periódico de material), o financiero, cuando la entidad responde del pago de créditos o préstamos concedidos a su cliente, generalmente por otras entidades de crédito.

Los avales pueden a primer requerimiento cuando las garantías son exigibles de forma inmediata. Digamos que la entidad de crédito casi no tiene que examinar si el avalado ha incumplido realmente la obligación garantizada y ni solicitarle al mismo si existen motivos para oponerse al pago del aval requerido. Los avales no exigibles a primer requerimiento son aquellos en los que la entidad concedente puede investigar el incumplimiento antes de hacer efectivo el importe exigido por el beneficiario.

Las entidades de crédito deben disponer de un Registro de Avales que lleva cada entidad y que tiene carácter confidencial, pero no existe ningún registro central de avales a disposición del público.

Instituciones como el ICO dan un respaldo adicional a las empresas españolas que participen en un proceso de licitación internacional, o bien necesiten aportar garantías que les permitan formalizar los contratos que les sean adjudicados en el exterior. Con la Línea ICO Garantías Internacionales, el ICO respalda emitiendo un aval para operaciones en las que la entidad de crédito ya ha emitido previamente su aval. Es decir, existirán dos avales emitidos a favor del beneficiario extranjero: el de la entidad de crédito española, que cubre las necesidades descritas en el aval; y el del ICO, que solo será ejecutable en el caso de que la entidad de crédito no cumpliese sus obligaciones.

 

Información relacionada:

Aval Bankinter (web)

Más información sobre Avales Bankinter

Solicitar nuevo aval 

¿Qué es un empréstito?

¿Qué es una cuenta remunerada?

¿Qué son los PIAs?

¿Qué es un ETF?

¿Qué es un pagaré?

¿Qué es un depósito en divisas?

¿Qué es la inversión delegada?

Fondo de inversión vs depósito estructurado

¿Qué es un fondo de inversión, qué tipos hay y cómo elegirlo?

¿Qué es un cheque y para qué sirve? Consejos para operar con ellos

¿Qué es un depósito combinado?

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos