Saltar a zona de contenidos

Diccionario económico - Número de cuenta

Número de cuenta

El número de cuenta es el código estandarizado que nos permite identificarla, acceder fácilmente a algunos datos (el país y el banco del que procede, la sucursal, la oficina desde donde se abrió…). Para entendernos, es como su matrícula.

Antes de 2014, este código de cuenta equivalía al CCC (Código de Cuenta de Cliente), y tenía 20 dígitos. Y en 2014, la globalización y la extensión de las operaciones financieras más allá de nuestro país requirió la emisión de pagos transfronterizos de manera ágil y segura. Por este motivo, el CCC fue sustituido por el IBAN (en español, Código Internacional de Cuenta Bancaria), que se utiliza para unificar todos los movimientos, emitir y recibir transferencias en la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA).

Además, varió su estructura, quedando finalmente en 24 cifras separadas por grupos, donde cada uno de ellos cumple una función: las primeras 20 corresponden al antiguo CCC, precedido de dos dígitos de control y de otras dos cifras del código del país. Es decir: Código del país (2 cifras); dígito de control IBAN (2 cifras); código de la entidad (4 cifras); código de la oficina (4 cifras); dígitos de control (2 cifras) y número de cuenta (10 cifras).

Dígitos de control bancarios

Los dígitos de control facilitan al banco emisor compruebe que la transferencia haya llegado a la cuenta de destino. Es muy útil a la hora de detectar errores porque se hayan incorporado dígitos de más, o de menos.

Hay dos tipos de controles bancarios: en primer lugar, los dígitos de control IBAN, colocados entre el código de país y el código de la entidad. Fue la novedad que introdujo el IBAN. Y, por otro lado, los DC o dígitos de control, que ya incorporaban los antiguos CCC y siguen estando en el mismo lugar: entre los dígitos de la oficina y de la cuenta del banco.

El primer paso para domiciliar

Comprobarlo es el primer paso que debemos dar a la hora de domiciliar nuestros cobros o pagos (la luz, el gas, el teléfono). Podremos hacerlo a través de un extracto bancario o accediendo a nuestra cuenta online. Tendremos que verificar que conste de 24 dígitos y que comiencen por ES, que es el código que corresponde a nuestro país.

¿Es un problema que nuestro número de cuenta no comience por ES?

En algunas ocasiones, al abrir una cuenta digital podemos encontrarnos con que nuestro código no comience por ES, sino por el código de algún otro país de la zona SEPA. En principio esto no tendría por qué ser un problema, ya que la SEPA garantiza que cualquier número de cuenta de la zona de pagos comunitaria pueda realizar traspasos y transferencias de la misma manera, independientemente de dónde sea su IBAN.

Además

Cuenta nómina

Mejora tu nómina con mejores ventajas, sin comisiones y sin gastos de mantenimiento.
Saber más sobre cuenta nómina

Cuentas

Descubre nuestra gama de cuentas corrientes y sin comisiones Bankinter para particulares.
Saber más sobre cuentas