Saltar a zona de contenidos

Diccionario económico - Código CCC

Código CCC

Código de Cuenta del Cliente

El CCC (o Código de Cuenta del Cliente) es una serie de veinte números (o clave SICA) con la que bancos, cajas y entidades financieras en general identificaban, comprobaban y evitaban errores de manipulación en los números de las cuentas abiertas en España. Este código se adoptó por parte de la Asociación Española de Banca, la Confederación Española de Cajas de Ahorros y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito; y a su vez obligada por el Banco de España para todos los subsistemas generales de cheques y pagarés de cuentas corrientes y transferencias.

El CCC se dividía en subgrupos: cuatro dígitos del código de la entidad (coincidente con el Número de Registro de Entidades del Banco de España, NRBE); otros cuatro del código de la sucursal en la que se abrió la cuenta; dos dígitos de control que sirven para validar el CCC; y diez dígitos para identificar el número de cuenta.

Antes del Código de Cuenta del Cliente existía el Número de Identificación Bancaria, normalizado en 1979 para identificar cuentas corrientes de crédito y de ahorro; de hecho, este código tomó su misma estructura. Y a su vez, la globalización y la extensión de las operaciones financieras más allá de nuestras fronteras ha hecho necesaria la emisión de pagos transfronterizos de manera ágil y segura. Por eso fue sustituido por el código IBAN (en inglés International Bank Account Number), y de hecho es una evolución de esta.

El IBAN es un código alfanumérico común establecido por el Comité Europeo de Estándares Bancarios, para estandarizar y unificar el sistema de cuentas de los bancos europeos. Todos los países pertenecientes a la zona única de pagos (SEPA) comparten este IBAN; y de esta forma se aseguran una transmisión de datos estandarizada y correcta. Aunque cada país cuenta con un número de dígitos diferente (por ejemplo, en Malta es de 30, y en Bélgica es de 12) este código ha facilitado la gestión de operaciones de comercio y transferencias en el seno de la Unión Europea.

En España operamos con 24 dígitos, distribuidos de la siguiente forma: las dos letras iniciales ES, corresponden a las cuentas de España; a continuación, dos dígitos de control; cuatro de código de la entidad; otros cuatro del código de la oficina de procedencia de la cuenta; dos de un código de validación (un algoritmo matemático); y finalmente, diez dígitos correspondientes al número de la cuenta.

Además

Cuenta nómina

Mejora tu nómina con mejores ventajas, sin comisiones y sin gastos de mantenimiento.
Saber más sobre cuenta nómina

Cuentas

Descubre nuestra gama de cuentas corrientes y sin comisiones Bankinter para particulares.
Saber más sobre cuentas