Saltar a zona de contenidos
This Content Component encountered an error

Aunque dicha revisión suele realizarse cada año, también es posible negociarla con el banco; hay entidades que permiten cambiar este periodo de semestral a anual, y viceversa. En todo caso, tendremos que comunicárselo y abonar los gastos de novación y las comisiones asociados al cambio.

Esta revisión se realiza para actualizar el valor del índice al que está referenciado el préstamo. En España este índice suele ser el Euribor, que por tanto determina la cuota mensual de la hipoteca. Si echamos un vistazo a la evolución de este índice desde su implantación en 1999 veremos que ha ido variando. Esta fluctuación se debe a diferentes causas sociales, políticas y económicas de los mercados mundiales, que actualmente están experimentando una tendencia general a la baja.

La cadencia se puede realizar de manera anual o semestral, en función de lo que dicte la escritura de nuestra hipoteca. Este tiempo empezará a contar desde el momento en que firmemos dicho documento; así siempre sabremos cuándo nos tocará. Una vez revisado el tipo de interés, subirá o bajará nuestra cuota, en función de que el euríbor suba o baje.

A la hora de calcular la diferencia de nuestra mensualidad, intervienen cuatro factores: el nuevo euríbor, el diferencial aplicado por la entidad crediticia, y la cantidad de hipoteca y los años que nos queden por pagar.

Y si bien es cierto que para calcularlo se utiliza el euríbor hipotecario publicado por el Banco de España, hay entidades que tienen en cuenta el euríbor del mes previo a la revisión, y las hay que se fijan en los dos, o incluso los tres, meses anteriores; todo depende de lo estipulado por nuestra escritura.

Es el banco quien realiza este cálculo sin necesidad de que acudamos nosotros a él. Pero si queremos hacernos una idea, siempre será útil usar un simulador de hipotecas.

No es lo mismo cadencia que carencia

Pese a que son dos términos prácticamente iguales, no tienen nada que ver en realidad. Ya sabemos lo que es una cadencia. Ahora bien, ¿qué es la carencia hipotecaria? Pues es ese aplazamiento temporal en el pago de la hipoteca que nos puede conceder el banco en ciertos supuestos, y que podrá ser total (si nos exime del pago totalmente durante un determinado), o parcial (si únicamente amortizamos capital y solo pagamos los intereses).

Además

Hipoteca fija

La hipoteca sin sobresaltos: una cuota fija durante toda la vida de tu préstamo.
Saber más sobre hipoteca fija

Simulador de hipoteca

Con nuestro simulador podrás calcular tanto las cuotas como los gastos asociados a tu hipoteca.
Saber más sobre simulador de hipotecas