Saltar a zona de contenidos

Diccionario económico - Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid

Es el mercado de valores más importante de nuestro país. Está integrada en Bolsas y Mercados Españoles (BME), e incluso cuenta con su propio índice como alternativa al IBEX, el Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM).

Este organismo reconoce la regulación del mercado como referencia y establece estrictos mecanismos a operadores e intermediarios. Además, está adscrito a la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros y convive con otros nuevos sistemas, como el SMN.


Se ubica en el Palacio de la Bolsa, en la plaza de la Lealtad, en un edificio que además es sede social de BME. Si bien la esencia de lo que entendemos por bolsa se sitúa en los Países Bajos del siglo XVI, el origen de la Bolsa de Madrid se remonta a las lonjas de contratación del siglo XIV, que ya entonces realizaban transacciones de grano, lana y seda cercanas al mercado bursátil. Desde su creación en 1831 es una de las instituciones financieras más veteranas de nuestro país y ha jugado un papel crucial en el desarrollo de España, actuando como un catalizador del desarrollo económico, canalizando el ahorro hacia la inversión y facilitando la movilidad del dinero.

Esta entidad garantiza un contexto transparente y seguro para empresas e inversores, y cuenta con normas de funcionamiento muy estrictas y control sobre todas las operaciones. Así mismo desempeña un papel protector hacia el inversor, disponiendo de plena autonomía para desarrollar sus funciones a través de múltiples medios y servicios. Está regulado por una Sociedad Rectora, y se rige conforme a una normativa articulada mediante circulares (normas internas sobre la contratación y otras funciones de la Bolsa de Valores de Madrid) e instrucciones operativas (normas concretas de orden y coordinación de departamentos y miembros del mercado).

En definitiva, a lo largo de su historia se ha ido adaptando a la evolución tecnológica y jurídica, así como a los servicios e instrumentos de los mercados internacionales.

Como mercado, tiene un doble papel. En primer lugar, como "mercado primario" esta entidad actúa como punto de encuentro de empresas e inversores: las primeras obtienen financiación emitiendo activos financieros, tanto de renta fija como variable (acciones, obligaciones, bonos…), y los inversores o ahorradores particulares o institucionales persiguen una rentabilidad para sus inversiones.

Pero, además, la Bolsa de Madrid es un mercado secundario. Esto quiere decir que facilita la negociación y compraventa de activos financieros ya emitidos previamente en el mercado primario, permitiendo la correcta valoración de los activos mediante su precio. Sin duda su gran baza es la liquidez, ya que puede convertir fácilmente en dinero las acciones de los inversores cuando estos lo soliciten, independientemente del horizonte de inversión.

Además

Fondos de inversión

Conoce nuestros fondos de inversión y descubre el más adecuado para ti.
Saber más sobre fondos de inversión

Fondos temáticos

Consulta nuestra selección de fondos basada en el nuevo panorama social que identifican nuevas oportunidades de inversión.
Saber más sobre fondos temáticos