Saltar a zona de contenidos
Preguntas frecuentes cuentas

¿Cómo comprobar si un número de cuenta es correcto?

Número de cuenta bancaria

Comprobar un número de cuenta bancaria es fácil y más aún desde 2014, año en el que el código IBAN pasó a sustituir a la anterior referencia, el Código de Cuenta del Cliente, CCC. Frente a este último, el IBAN estandarizó estas referencias a nivel europeo.

Te explicamos por qué es tan importante, y te enseñamos cómo calcularlo.

En principio y antes e 2014, los números de cuentas bancarias de nuestro país se identificaban por el CCC, una serie de veinte números (o clave SICA), dividida en subgrupos: cuatro dígitos del código del banco; otros cuatro del código de la sucursal en la que se abrió la cuenta; dos dígitos de control, y diez dígitos de número de cuenta.

Pero con los años, la globalización y la extensión de las operaciones financieras más allá de nuestras fronteras, comenzó a ser necesaria la emisión de pagos transfronterizos de manera ágil y segura. Por eso el código IBAN (en inglés International Bank Account Number) sustituyó al CCC, y de hecho es una evolución de esta. El IBAN es un código alfanumérico común y con la norma EBS204, establecida por el Comité Europeo de Estándares Bancarios, con el fin de unificar el sistema de cuentas de los bancos europeos.

El IBAN es compartido por todos los países pertenecientes a la zona única de pagos (SEPA); y de esta forma se aseguran una transmisión de datos estandarizada y correcta. Aunque cada país cuenta con un número de dígitos diferente (por ejemplo, en Malta es de 30, y en Bélgica es de 12) este código ha facilitado la gestión de operaciones de comercio y transferencias en el seno de la Unión Europea.

En España operamos con 24 dígitos, distribuidos de la siguiente forma: las dos letras iniciales ES, corresponden a las cuentas de España; a continuación, dos dígitos de control; cuatro de código de la entidad; otros cuatro del código de la oficina de procedencia de la cuenta; dos de un código de validación (un algoritmo matemático); y finalmente, diez dígitos correspondientes al número de la cuenta.

¿Y qué es el código BIC o SWIFT?

Además del código IBAN, a la hora de comprobar una cuenta existe el código BIC (Bank Identifier Code) o SWIFT (Society for World Interbank Financial Telecommunication), otra serie de ocho u once caracteres que definen la sucursal donde se emitió la cuenta.

El código BIC se utiliza sobre todo en la emisión de transferencias fuera de la Unión Europea y como complemento informativo del IBAN, ya que permite emitir a la entidad emisora un mensaje cifrado para que la entidad receptora sepa que recibirá la transferencia. Básicamente, este número de cuenta permite a los bancos tratar los pagos de manera directa y ágil y sin costes, lo que a su vez abarata el coste para sus clientes. El código BIC se configura así: nombre del banco; códigos del país y de la provincia donde se encuentra la cuenta; y código de la sucursal (opcional).

¿Qué es el Reglamento SEPA?

En 2012 la legislación europea creó el Reglamento Nº 260/2012 para regular las necesidades de las transferencias directas en Europa. Este Reglamento SEPA define el uso del IBAN y el BIC y garantiza la seguridad y transparencia de las transferencias.

Para conocerlo en profundidad, la mayoría de los países SEPA ofrecen todos los detalles una página web; en el caso de nuestro país, www.sepa.es.

Además

Cuenta nómina

Mejora tu nómina con mejores ventajas, sin comisiones y sin gastos de mantenimiento.
Saber más sobre cuenta nómina

Cuentas

Descubre nuestra gama de cuentas corrientes y sin comisiones Bankinter para particulares.
Saber más sobre cuentas