Saltar a zona de contenidos

Diccionario económico - Anticipo de nómina

Anticipo de nómina

En términos bancarios, un anticipo de nómina es una especie de préstamo a corto plazo que nuestro banco o caja de ahorros nos conceda por el hecho de ser tener nuestra nómina domiciliada y ser titular de una cuenta nómina. Por lo general, tendremos que devolverlo antes de seis meses, aunque algunas entidades establecen hasta un año de plazo. El importe de este préstamo se ceñirá al valor de nuestra nómina, aunque a veces el banco pueda concedernos el doble, o incluso el triple de esta, siempre con unas determinadas condiciones y siempre sujeto a nuestro perfil financiero.

Este tipo de adelanto será una buena solución en momentos o situaciones inesperadas y de urgencia: gastos inesperados, reparaciones urgentes, recibos que se nos van de las manos… Además, se trata de un adelanto cada vez más habitual; de hecho, la mayoría de los bancos contemplan esta opción como ventaja adicional y como reclamo para atraer a nuevos clientes.

Ventajas de tener un anticipo de nómina

Aunque no sean un medio de financiación habitual, estos préstamos tienen un interés muy reducido (de hecho, muchos son al 0% TIN) pese a que están sujetas a comisiones de apertura y estudio; y además presentan otras ventajas, como el empujón de liquidez que supone en ciertos momentos de urgencia; y que no implica esperas, ni papeleos: la disponibilidad es casi inmediata ya que, al conocer nuestro perfil, el banco realizará el análisis de solvencia muy rápido.

Apps de anticipo de nóminas

En la actualidad, las fintechs han dado lugar a un nuevo tipo de anticipo de nómina que nos concederá el dinero que hayamos ganado hasta ese momento. En otras palabras, es un mini crédito que nos dará la opción de cobrar cuando prefiramos, no solo a fin de mes.

Estas aplicaciones funcionan como intermediarias entre nuestra empresa y nosotros, a modo de gestoras de los anticipos. Pero para ello será necesario que nuestra empresa esté dada de alta en el servicio.

Hay que puntualizar que, más que de un préstamo, en este caso se tratará de una transferencia: la aplicación no cobrará ningún interés, sino una comisión que rondará un 15% del dinero adelantado.

El otro tipo de anticipo

Además de pedírselo al banco, conviene saber que como trabajadores, podemos solicitar un anticipo de nómina a la empresa donde trabajamos; de hecho, es un derecho de los trabajadores “a percibir, sin que llegue el día señalado para el pago, anticipos a cuenta del trabajo ya realizado”. (Estatuto de los Trabajadores, art. 29).

Esta opción se refiere únicamente al último periodo trabajado y aún no cobrado, y nunca podrá ser superior al 90% del salario devengado en el momento de la petición del anticipo. Además, este adelanto se descontará de la nómina del mes siguiente, y en todo caso se contemplará con una excepción (es decir, que no podrá solicitarse habitualmente). Si vamos a solicitar uno, siempre tendremos que ceñirnos a la legislación vigente.

Además

Cuenta nómina

Mejora tu nómina con mejores ventajas, sin comisiones y sin gastos de mantenimiento.
Saber más sobre cuenta nómina

Cuentas

Descubre nuestra gama de cuentas corrientes y sin comisiones Bankinter para particulares.
Saber más sobre cuentas