Saltar a zona de contenidos

Diccionario económico - Índices bursátiles

Índices bursátiles

Los índices bursátiles son agregados de un grupo de valores de una tipología concreta.

En la actualidad, existen diversos tipos de índices, en función del tipo de instrumentos que lo componen. Hay índices por mercado, por sectores, por tamaño de empresa, por tipo de instrumento, etc.

Su utilidad principal es que sirven para medir la subida o la bajada global del segmento de mercado que representan y observar de manera gráfica la evolución histórica de dicha economía.

Por ejemplo, los índices “nacionales” como pueden ser el IBEX 35, el DAX o el S&P 500 sirven como representación de la evolución de la economía de los países en cuestión. Sin embargo, si nos fijamos en el Russell 2000, lo que nos muestra es una imagen general de las compañías de pequeña capitalización americanas.

En otras palabras, son como un termómetro que mide la salud de un mercado en un tiempo concreto. Miden el comportamiento de un conjunto de acciones agrupadas en función de determinados criterios, como el área donde operan o su sector de actividad.

Otra utilidad de los índices que sirven como referencia comparativa o benchmark. Es decir, podemos comparar contra la evolución de un índice el desempeño de un determinado gestor, de una cartera, de un fondo de inversión, etc.

Y de la misma forma que sirven para comparar, sirven como referencia para instrumentos que replican el comportamiento de estos índices de manera pasiva.

Estos instrumentos son principalmente los fondos de inversión y los ETF.

Comprar de manera activa cada uno de los instrumentos que componen un índice, y realizar los ajustes que fuesen necesarios con el paso del tiempo, conlleva muchísimo trabajo y costes operativos, y estos productos otorgan al inversor minorista la posibilidad de invertir en un índice concreto a través de un fondo o ETF que lo replique, en una única operación.

Existen infinidad de índices, pero por importancia, cabe destacar algunos de los siguientes: A nivel global, MSCI World y el S&P Global. En Estados Unidos, el Dow Jones, S&P 500 y NASDAQ 100. Por su parte, en Europa destacan el Eurostoxx 50, el alemán DAX 40, el FTSE 100 de Londres, o el IBEX 35 español. Entre los asiáticos tenemos el Nikkei 225 de Japón o el SSE Composite Index chino, y en sudamérica el Bovespa brasileño, entre otros.

Por supuesto, además de los nacionales (o globales), existen otros índices que replican sectores, como pueden ser el de la Tecnología, Renta Fija en función de la duración, materias primas (oro, plata, soja, trigo, etc.), energía (petróleo, gas natural, etc.), entre otros.

Sobre todos estos índices, además de los fondos de inversión y los ETF, suele ser habitual que encontremos otros productos como los derivados financieros (o futuros) con los que poder invertir o tomar posiciones sobre ellos.

Además

Comparador de fondos

Con ayuda todo es más fácil. Y con nuestro comparador, podrás elegir en función de la rentabilidad de los distintos fondos de nuestra cartera.
Saber más sobre comparador de fondos

Fondos de inversión

Conoce nuestros fondos de inversión y descubre el más adecuado para ti.
Saber más sobre fondos de inversión