Qué es y cómo se desarrolla un proceso de deflación


30.10.2014

Escrito por:


Hasta hace poco tiempo cuando se hablaba de problemas con la inflación solíamos sobreentender que nos estamos refiriendo a tasas de inflación altas que afectan gravemente al funcionamiento de la economía. En Alemania hablar de inflación es evocar uno de los peores fantasmas de su memoria, la hiperinflación que vivió el país en la década de los años 20

Para hacernos una pálida idea de lo que supuso la hiperinflación nada mejor que el gráfico que viene a continuación que nos permite imaginar lo que fue la vida cotidiana de una sociedad azotada por la hiperinflación en la que el valor de los salarios se degradaba en cuestión de minutos o, como máximo, horas, ya que el valor de un marco alemán de oro se disparaba respecto al valor de un marco moneda, que era el utilizado en la calle. Visto a la inversa, el dinero que tenía la gente se devaluaba por momentos al no tener respaldo del oro.

Como el Banco Central Europeo (BCE) se fundó teniendo como modelo el Banco Central Alemán, Bundesbank, su único objetivo estatutario, a diferencia de la FED, es la estabilidad monetaria, es decir, fundamentalmente el control de la inflación de la zona euro que se debía situar en torno al 2%, procurando que no sobrepasase esa cifra. Las cabezas pensantes que diseñaron el BCE lo hicieron orientadas a evitar que se repitiese una situación igual o parecida a la que vivió Alemania en los años 20 y quizás ello explique la resistencia que se ha mostrado hasta ahora a ver la baja inflación europea (o la deflacióbn) como un gran problema.

¿Qué es la deflación y qué problemas conlleva?

Una definición técnica y puramente descriptiva, que aclara muy poco, es la que utiliza el Fondo Monetario Internacional (FMI): bajada generalizada durante dos semestres seguidos, por lo menos, de los precios de los productos y servicios. Determinar las causas y los efectos de la deflación es bastante complejo y las opiniones divergen. 

Últimamente se acude con frecuencia a la autoridad del economista americano Irving Fisher (1867-1947) que vinculó deflación a sobreendeudamiento y describió los efectos económicos de dicho binomio. Leer en este momento a Fisher es reconocer, en mucho de lo que dice, una descripción de lo que se está viviendo en Europa ahora.

Según Fisher, "en algún momento existe un estado de sobreendeudamiento que llevará a la liquidación, por medio de la alarma de los deudores o de los acreedores, o de ambos". Entonces se puede producir el siguiente encadenamiento de hechos:

1. La liquidación de la deuda da origen a ventas de urgencia y a la contracción de los depósitos en moneda, en la medida en que se pagan los préstamos (desapalancamiento) y se desacelera la circulación monetaria,

2. estos dos acontecimientos causan una caída en el nivel de precios, es decir la moneda se "revalúa" ya que por el mismo dinero podemos adquirir más bienes o servicios,

3. una caída mayor en el valor neto de las empresas, precipitando las quiebras,

4. una caída de utilidades, beneficios, lo que provoca la preocupación de que se van a producir pérdidas aceleradas, lo que, a su vez, provoca

5. una reducción de la producción, el intercambio comercial y el empleo que llevan 

6. al pesimismo y la pérdida de confianza, lo que a su vez lleva

7. al atesoramiento y a una mayor desaceleración en la velocidad de circulación del dinero.

Dicho de otra forma, y para ver claramente sus peligros y las dificultades para salir de ella, según Fisher la deflación crea un circulo en el que cae la demanda, se reducen los beneficios empresariales y el valor de los activos, lo que lleva a una necesaria reducción de costes que se transforman en reducciones salariales y pérdidas de empleo, lo que, a su vez, lleva a una disminución de la demanda, que lleva...y así puede continuar la secuencia en espiral.

Conviene recordar el ejemplo más cercano que tenemos de espiral deflacionista, el caso de Japón. Este país ha sufrido más de 20 años de estancamiento y deflación que comenzaron cuando a comienzos de la década de los 90 estalló la gran burbuja financiera e inmobiliaria que se había formado durante los años anteriores. Los valores bursátiles cayeron más del 60%, los precios de la vivienda un 70%, la deuda pública creció hasta llegar a casi el 200% del PIB... todos estos datos, y las realidades que están detrás, configuraron una situación de deflación y estancamiento de la que apenas se empieza a salir a duras penas.

Algunos efectos perniciosos de la deflación

- Aumento de las tasas de interés real que degrada la solvencia de los agentes económicos más endeudados, ya que tanto los costes financieros que soportan como el valor de sus deudas en relación al de sus activos aumentan.

- Las dificultades para desendeudarse aumentan, los costes financieros se disparan y el valor de sus activos se reduce. Y esto vale tanto para la deuda privada como para la pública.

- Los impactos negativos de la deflación serán tanto mayores cuanto mayores sean los niveles de endeudamiento de los agentes económicos públicos y privados y más se debilite el crecimiento real de la actividad económica.

- La perspectiva de una continua reducción de los precios acaba afectando negativamente a las decisiones de compra de los consumidores, que aplazan para más adelante sus decisiones de compra de bienes duraderos y viviendas porque esperan precios menores en el futuro.

- Ese diferimiento se traslada a las carteras de pedidos de las empresas que reducen su producción y aplazan sus decisiones de inversión a la espera de que la demanda se recupere y los precios del capital productivo se reduzcan. 

Leer la Teoría de la Deuda-Deflación en las grandes depresiones de Irving Fisher

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

 

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 



5 artículos que te pueden interesar: 

- ¿Cómo invertir como un millonario?

¿Dónde van las personas que deciden emigrar?

Debate Bankinter: Cara a cara de los economistas Daniel Lacalle y José Carlos Díez

Top de reseñas imprescindibles para entender el momento económico actual


¿Por qué es mejor pagar con tarjeta de crédito en el extranjero?






 

¡Síguenos en Redes Sociales!

   

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos