Saltar a zona de contenidos
Preguntas Frecuentes Renta Fija

¿Qué modalidades de contratación existen en deuda pública?

La deuda pública de un país es la deuda de todo el conjunto de las administraciones públicas implicadas.

En España, por ejemplo, corresponde a la suma de toda la deuda del Estado central, de las 17 comunidades autónomas y de las administraciones locales.

Cuando un Estado se declara en déficit público, la principal causa se asigna a que ha gastado más de lo que ha ingresado y, por ello, necesita encontrar una fuente de financiación ajena, utilizando para ello la emisión de títulos de deuda pública.

En España existen tres tipos deuda púbica, cuya diferencia radica en los diferentes importes y plazos a los que se emite. Son estos:

  • Letras del Tesoro
  • Bonos del Estado
  • Obligaciones del Estado

Letras del Tesoro

Son un activo emitido por el Tesoro Público, con vencimiento inferior a 18 meses. Pueden adquirirse con vencimiento a tres, seis, nueve o 12 meses, por lo que son un activo muy adecuado para inversiones seguras a corto y medio plazo.

El importe mínimo de las Letras debe es 1.000€, siendo los precios superiores múltiplos de esta cantidad.

Se emiten mensualmente y en modo descuento, es decir, que compramos un nominal menos el tipo de interés aplicable a la operación, devolviéndose al vencimiento el nominal completo.

Hay que destacar que las Letras del Tesoro son activos financieros de rendimiento implícito, por lo que se catalogan dentro de la categoría de rentas del ahorro. Al ser una renta de ahorro, la diferencia entre el importe que se obtiene por la venta de la letra y el pagado en el momento de su compra, está sujeta al IRPF, pues se considera rendimiento de capital mobiliario. Sin embargo, en el caso de que los rendimientos obtenidos por las Letras del Tesoro no superen los 1.000 euros, los contribuyentes no están obligados a incluirlo en la declaración del IRPF.

Existen tres maneras de adquirir este tipo de activos que se pueden comprar en mercados primarios, es decir, emitidos por el estado o mediante mercados secundarios:

  • Mediante una entidad financiera al mercado primario.
  • A través de tu banco se pueden comprar en el mercado secundario.
  • Mediante una cuenta directa al Banco de España para comprar en el mercado secundario.

Bonos del estado

Los Bonos del Estado se emiten a dos, tres o cinco años y son una forma de invertir en renta fija a medio o largo plazo. Los intereses se pagan de manera explícita, por lo que se conoce de antemano el porcentaje de rentabilidad que tendrá dicho activo. Se emiten mensualmente y se pueden comprar en mercados secundarios. Requieren una inversión mínima de 1.000 euros.

La remuneración de este tipo de deuda pública se hace mediante el pago de “cupones”, con los intereses generados anualmente. La principal ventaja para destacar es que no tenemos que esperar a que caduque, sino que recibimos el pago periódico en nuestra cuenta corriente habitual.

Obligaciones del estado

Las Obligaciones del Estado son muy parecidas a los Bonos del Estado, sin embargo, la única diferencia viene justificada por el plazo en la que se emiten: 10, 15 y 30 años, por lo que se trata de inversiones de renta fija a largo plazo. La cantidad mínima para invertir es igual que en las Letras y Bonos: múltiplos de 1.000€.

Además

Futuros Financieros

Todo sobre los mercados donde se negocian la mayor cantidad de contratos financieros.
Preguntas frecuentes FUTUROS FINANCIEROS

ETFs

Todo sobre qué son los ETFs, cómo operar y sus ventajas para una estrategia de inversión.
Preguntas frecuentes ETFS

Cotizados

Todo sobre los diferentes productos cotizados para diferentes estrategias de inversión. 
Preguntas frecuentes COTIZADOS