4bff84e7-62e2-4b96-80da-d685062560e.jpg

Variable, fija o mixta, ¿qué hipoteca es mejor?


14.04.2020

Escrito por: Redes Sociales


¿Estás pensando comprar una casa o cambiar tu hipoteca en 2020? Ante la incertidumbre de los tipos de referencia, en los últimos meses están adquiriendo mayor importancia las hipotecas a tipo fijo. Siempre se habla de hipotecas fijas y variables, pero ¿qué pasa con las mixtas? Repasamos las principales diferencias entre las hipotecas fijas, mixtas y variables.

Características de la hipoteca fija

Una hipoteca fija es aquel préstamo hipotecario que tiene un tipo de interés constante durante todo el periodo. Es decir, siempre pagarás la misma cantidad, con independencia de las oscilaciones del mercado.

Características de la hipoteca variable

La hipoteca variable es un crédito hipotecario que, a diferencia de la fija, sí estaría referenciado a un tipo de interés variable. Las cuotas que pagas en las hipotecas variables dependerán por tanto del valor de ese índice de referencia, que generalmente es el Euribor.

La cuota mensual de la hipoteca variable se compone de dos partes:

  • Una variable que dependerá del Euribor.
  • Otra fija que acordarás con la entidad en el momento de la contratación.

Por tanto, durante la vida de la hipoteca las cuotas van cambiando una o dos veces al año dependiendo del periodo de revisión que se pacte con el banco (semestral o anual).  

Características de las hipotecas mixtas

En una hipoteca mixta al comienzo se aplica un tipo de interés fijo y, después de un periodo prefijado, uno variable, generalmente vinculado con el euribor.

Diferencias entre una hipoteca fija, mixta y variable

1. Cuotas variables vs cuotas constantes

La primera diferencia la encontramos en el sistema de cuotas. Mientras que en las hipotecas fijas sabes cuánto vas a pagar cada mes, en el caso de las variables y de las mixtas dependerá normalmente del Euribor.

2. Tipo de interés de las hipotecas fijas vs variables

En el caso de las hipotecas fijas, el tipo de interés ofertado por los bancos suele elevarse cuanto mayor sea el periodo de la hipoteca contratada. En el caso de las hipotecas variables, el tipo de interés a pagar sería el resultado del Euribor en cada momento más un diferencial que se pacta con el banco y se aplica. En el caso de las hipotecas mixtas, su tipo de interés dependerá de ambos factores.

En el momento de contratación de las hipotecas, el tipo de interés de las hipotecas variables suele ser inferior, ya que el pago futuro está sujeto a las fluctuaciones del mercado.

3. Revisión de hipotecas fijas, mixtas y variables

Otro aspecto diferenciador es el tema de las revisiones de la hipoteca. En el caso de la hipoteca fija no se hace ninguna revisión, ya que el interés es el mismo durante la vida de la hipoteca y se firma a la hora de contratarla.

4. Plazos de las hipotecas fijas y variables

En algunas entidades el plazo de amortización de las hipotecas fijas, mixtas y variables es distinto. En el caso de Bankinter es el mismo, pudiendo contratar cualquier modalidad hasta por 30 años.

5. Comisiones de las hipotecas

Normalmente las hipotecas fijas suelen tener más comisiones que las variables, aunque con el tiempo esto está cambiando. Los tres tipos de hipotecas cuentan generalmente con una comisión de apertura. Además, en el caso de las hipotecas fijas habría que añadir las compensaciones por riesgo de tipo de interés, que solo se cobrará cuando se produzca una cancelación anticipada por parte del cliente.

6. Amortización del capital

Por último, la amortización del capital es distinta entre estas hipotecas. Durante los primeros años en las hipotecas variables se amortiza capital más rápidamente, lo que hace que disminuya el impacto de posible subida de tipos pueda tener.

Tipos de hipotecas, ¿Cuál es la mejor?

Pero entonces… ¿es mejor una hipoteca fija, mixta o variable?

Es imposible predecirlo porque nadie sabe lo que pasará con los tipos de interés a futuro y por lo tanto es imposible saber con cuál se pagará menos. Se debe elegir en función de lo que prefiramos:

  • Si lo que buscas es la tranquilidad de pagar siempre la misma cantidad, sin asumir riesgos por una subida de tipos, la hipoteca fija puede que sea la mejor opción para ti.
  • Si prefieres pagar menos los primeros meses de vida de tu hipoteca y estar pendiente de los posibles cambios del Euribor, puedes optar por una hipoteca variable.
  • Si no quieres estar tan expuesto al euríbor como en la variable y quieres pagar los primeros años menor tipo de interés que en la hipoteca fija, quizás la mejor opción para ti es una hipoteca mixta

Todo dependerá de tus necesidades y de tolerancia al riesgo.

En España, años atrás, casi todas las hipotecas eran variables, pero con la crisis de hace una década empezaron a despuntar las hipotecas fijas porque los compradores preferían algo más controlable y también porque los tipos de interés eran bajos. En otros países, como EEUU hay más tradición de muchos años eligiendo hipotecas fijas.

Descárgate la Guía de Hipotecas de Bankinter

Descubre las hipotecas de Bankinter (fijas, mixtas y variables)

Simulador de hipoteca de Bankinter

 

Artículos relacionados:

Documentación necesaria para pedir una hipoteca al banco

Cinco simuladores que te ayudarán con tu hipoteca

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos