FED no sorprende: recorta QE3 hasta 65bn$


30.01.2014

Escrito por:


 

La Fed recorta el QE3 hasta 65.000 M$. Decisión esperada, pero el mercado reacciona negativamente tras una jornada de volatilidad por la debilidad de los emergentes.

 

1.-  Decisión de política monetaria

La Fed ha decidido continuar con el tapering anunciado en la reunión de diciembre y puesto en marcha en enero. En consecuencia, el programa de compra de activos se reduce en 10.000 M.$ adicionales, de forma que la Fed comprará desde el mes de febrero 65.000 M.$, de los que 35.000 M$ serán Bonos del Tesoro y 30.000 M$ serán MBS.

Asimismo, la Fed reitera que el escenario más probable es que en las próximas reuniones se siga reduciendo el QE3 al ritmo actual de 10.000 M.$, aunque avisa de que no es un plan prefijado y la decisión puede variar en función de la evolución del empleo y la inflación.

Los tipos de interés se mantienen en el nivel actual de 0/0,25% tal y como se esperaba. La Fed reafirma el guidance facilitado en anteriores reuniones: los tipos no subirán al menos hasta que la tasa de paro sea inferior al 6,5%, y es muy probable que se mantengan en ese nivel durante más tiempo, dado que la tasa de paro ya se ha reducido hasta el 6,7% pero la economía continúa necesitando ciertos estímulos.

La votación ha sido unánime en esta ocasión, en lo que parece ser una decisión bastante equilibrada: la Fed sigue inyectando liquidez y mantiene una policía monetaria expansiva defendida por Ben Bernanke y su sucesora a partir de hoy, Janet Yellen, mientras que la progresiva reducción del Quantitative Easing 3 parece satisfacer a los miembros de la Fed con un carácter más hawkish que se incorporan a la votación este año, como Plosser y Fisher. La salida de Rosengren implica que ya no hay ningún miembro del FOMC que vote a favor de mantener el QE3 en los niveles de 2013.

2.- Visión sobre la economía

La visión sobre la economía añade 2 matices relevantes con respecto a la anterior reunión de la Fed:

Frente a la expansión moderada a la que se aludía en diciembre, el crecimiento económico se ha acelerado en los últimos meses, gracias a un repunte más rápido en la inversión empresarial y el consumo familiar. Asimismo, el menor gasto fiscal sigue limitando el crecimiento, pero su efecto negativo se ha atenuado frente a anteriores trimestres.

Las perspectivas para los próximos meses prevén un ritmo de expansión moderado. En consecuencia, la Fed paree apuntar que el crecimiento no se acelerará desde los niveles actuales, por lo que la valoración de la situación actual ha mejorado, pero las expectativas de la Fed continúan mostrando una dosis de prudencia.

No hay cambios en la visión acerca del mercado laboral y los precios. La tasa de paro continuará reduciéndose de forma progresiva y la inflación sigue siendo muy reducida, pero las expectativas de medio plazo permanecen ancladas y se espera que la inflación repunte hacia niveles más cercanos a los objetivos de la Fed.

3.- Opinión e impacto sobre el mercado.

A pesar de que la decisión está en línea con las expectativas del consenso y no ha supuesto ninguna sorpresa, la reacción del mercado ha sido negativa: el S&P500, que cotizaba con una caída de -0,7% antes del comunicado de la Fed, ha acentuado su descenso y retrocede -1,2% hasta 1.772 puntos. Por el contrario, el T-Note ha avanzado de forma muy leve y la TIR cae desde 2,71% hasta 2,70%, mientras que el dólar se ha apreciado desde 1.367 hasta 1,365$.

En nuestra opinión, la continuación del tapering es una decisión correcta, que deja entrever que la Fed mantiene su retirada progresiva de estímulos a medida que la coyuntura económica va ganando inercia. La decisión contraria de mantener el QE3 en los 75.000 M.$ anteriores habría despertado dudas acerca del vigor del ciclo americano y habría afectado negativamente a la credibilidad del guidance de la Fed, puesto que no ha habido cambios significativos en la coyuntura de EE.UU. desde el mes de diciembre.

En consecuencia, la caída de las bolsas de hoy se debe enmarcar en el contexto de mercado actual, definido por una mayor volatilidad e incertidumbre derivadas de la desaceleración y los desequilibrios que afectan a los países emergentes. Las menores inyecciones de liquidez por parte de la Fed pueden ser un factor que acelere el flujo de inversión desde los países emergentes hacia los desarrollados y acentúe la vulnerabilidad de divisas como el peso argentino, el real brasileño, la rupia india, la rupia indonesia y el rand sudafricano, a pesar de las subidas de tipos de interés implementadas por algunos bancos centrales en las últimas jornadas.

 

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos