f2d44d08-409f-4691-a931-a2149e02da6.jpg

¿Cómo puedo cambiar las condiciones de una hipoteca?


15.03.2020

Escrito por: Redacción


Para responder a esta pregunta hay que tener en cuenta que las condiciones de una hipoteca quedan fijadas en un contrato, la escritura que se firma ante notario, que establece los derechos y obligaciones de las partes, del banco y del cliente. Este contrato es vinculante, hay que cumplir lo que se dice en él.

¿El banco puede cambiar las condiciones de tu hipoteca?

Durante la vida del préstamo puede haber cambios en las condiciones de la hipoteca pero, en principio, todos tienen que estar previstos en el contrato.

Cambio en el tipo de interés

En las hipotecas a tipo variable lo frecuente es pactar que el tipo de interés varíe año a año de acuerdo con la evolución del Euribor que suele ser la referencia de la mayoría de las hipotecas. Esto significa que si a la fecha de revisión del tipo de interés el Euribor es diferente, que es lo común, el tipo de interés nuevo será mayor o menor dependiendo de si el Euribor ha aumentado o ha disminuido. En sí esto no sería un cambio de condiciones, pero sí de precio a pagar.

También se puede producir un cambio en el tipo de interés aplicable cuando se ha vinculado al cumplimiento de determinadas obligaciones por parte del cliente, por ejemplo mantener algún tipo de seguro. Si se incumple esa obligación podría ocurrir que el tipo de interés cambie.

Pero nunca los cambios de las condiciones serían decididos unilateralmente por el banco, podríamos decir que se producen de forma automática de acuerdo con las previsiones del contrato.

Cambios en los plazos de la hipoteca

Como la vida de las hipotecas es muy larga se pueden producir cambios en las condiciones de la hipoteca pactados por la partes. Por ejemplo, un cambio relativamente frecuente es la ampliación del plazo. Normalmente la suele pedir el cliente para hacer más llevadero el pago y el banco la puede aceptar o no añadiendo otros cambios en las condiciones, o no.

El que sí puede cambiar alguna condición unilateralmente es el cliente. El caso más frecuente es la amortización anticipada, que supone un cambio en el plazo.

El cliente puede optar por esta opción porque tiene dinero para pagar lo que le falta de amortizar o porque ha decidido ir otro banco que le ofrece mejores condiciones. En estos casos la escritura de la hipoteca prevé cómo se puede hacer la cancelación anticipada. A veces comporta el pago de una comisión.

Contenidos relacionados

¿Puedo cambiar mi hipoteca de banco? Todos los pasos

Cambiar la hipoteca de banco, ¿merece la pena?

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos