Bandera Europa

Previsión del PIB Eurozona para 2020, 2021 y 2022


14.10.2020

Escrito por: Departamento de análisis Bankinter


El Departamento de Análisis de Bankinter señala su Informe de Estrategia trimestral su previsión del PIB de la Eurozona para 2020, 2021 y 2022.

Previsiones del PIB por países 

Estimación PIB  

2016

2017

2018

2019.

2020 est.

2021 est.

2022 est

España

3,0

2,9

2,4

2

-13,1

7,0

1,5

Eurozona  

1,7

2,5

1,9

1,2

-7,2

5,0

2,5

Portugal

1,4

2,7

2,1

2,2

-8,1

5,7

3,0

EE. UU.

1,6

2,3

3,0

2,3

-3,9

4,0

3,0

R.Unido

2,1

1,7

1,4

1,4

-8,6

7,4

2,5

Irlanda

3,7

 8,1

8,2

 5,5

-4,5

6,0

5,5

Suiza

1,3

1,6

2,5

0,8

-3,8

3,9

1,8

Japón

1,0

1,9

0,8

0,7

-3,9

2,3

1,1

China

6,7

6,9

6,6

6,1

1,9

7,6

5,7

India

8,0

8,2

7,2

5,0

-9,0

7,8

6,3

Brasil

-3,5

1,1

1,1

1,0

-5,6

3,9

2,5

Rusia

-0,3

1,6

2,3

1,3

-5,5

3,1

2,3

México

2,9

2,1

2,0

-0,1

-14,0

6,6

1,6

Turquía

3,2

7,4

2,7

0,7

-1,6

4,2

2,0

Previsión PIB Eurozona 2020, 2021 y 2022

Nuestro escenario central apunta a una caída del PIB en la UEM de -7,2% en 2020 con recuperación de +5,0% en 2021 y +2,5% en 2022. La posibilidad de nuevos rebotes y el alcance de las medidas de estímulo determinarán el ritmo de la recuperación.

Situación actual del PIB en la Eurozona

La actividad económica registra una caída récord en 2T:-11,8% t/t. El impacto acumulado en la primera mitad del año alcanza -15,1%. El comportamiento es desigual entre los estados miembros. Las diferencias en número de infectados, peso del turismo y márgenes presupuestarios para aplicar estímulos fiscales llevan a resultados desiguales entre países.

Mientras que Holanda, Alemania, Irlanda o Finlandia reportan retrocesos en el entorno de -10% en el primer semestre, otros países como España o Italia sufren caídas acumuladas superiores a -20%. La recuperación de la actividad comienza en el 3T con el levantamiento de las medidas de confinamiento. Sin embargo, la recuperación se vislumbra asimétrica, incierta y no exenta de obstáculos. Asimétrica entre diferentes sectores y países.

La recuperación está más avanzada en el sector manufacturero que en servicios, ya que el sector servicios es más sensible a miedos de rebotes y restricciones de distanciamiento social o confinamientos.

El PMI Manufacturero de encuentra en expansión mientras que el PMI de Servicios retrocede en septiembre y vuelve a territorio de contracción. También es una recuperación asimétrica entre los distintos países de la UE, dependiendo de la magnitud de los rebrotes y los estímulos fiscales aplicados. El ritmo de la recuperación es incierto ya que lo determinará la evolución de la pandemia y la consecución de una vacuna o tratamiento efectivo contra el Covid-19. Además, la UE se enfrenta a importantes obstáculos en el camino, como es la resolución del Brexit. Por último, la recuperación es incompleta ya que no alcanzaremos los niveles precrisis hasta bien entrado 2022.

Los estímulos fiscales de los gobiernos de los diferentes estados y de la Comisión Europea son necesarios para impulsar la recuperación. A nivel individual Alemania es uno de los países que mayores estímulos ha introducido: 8,3% del PIB y garantías adicionales por valor de 750.000M€ (22% del PIB). Su holgura fiscal (60% deuda/PIB) le permite más margen de maniobra para apoyar a su economía.

Por su parte, la Comisión Europea moviliza 540.000M€ en tres instrumentos a corto plazo: SURE (financiación parra desempleo), MEDE (financiación para los estados) y BEI (garantías para las empresas).

La CE acudirá a los mercados y se endeudará para conseguir la financiación. Es la primera vez en su historia que la CE emitirá deuda conjunta para lanzar un programa de transferencias directas desde la caja central hasta los países más necesitados. Los fondos se reembolsarán a partir de 2027 con cargo a los futuros presupuestos de la UE. Se instaurarán nuevos impuestos europeos (tasa digital, impuesto sobre derechos de emisión y sobre plásticos y sobre derechos de emisión contaminantes) para reducir la presión sobre los presupuestos nacionales. El objetivo es reparar el daño causado por la pandemia, acelerando la transformación verde y digital de Europa y mitigando las diferencias entre países.

Por su parte, el BCE sigue apoyando la recuperación con estímulos monetarios, que incluyen tipos bajos, programas de liquidez para que la banca mantenga el flujo del crédito (TLTRO) y un plan extraordinario de compra de activos (PEPP de 1,35 billones).

Al igual que los estímulos fiscales de la CE, los estímulos monetarios del BCE también intentan favorecer en mayor medida a los países más penalizados por la pandemia. El programa de compra de activos especial de la pandemia (PEPP) tiene flexibilidad para adquirir una mayor proporción de deuda de los países más penalizados que evite ampliaciones en la prima de riesgo e incrementos en el coste de financiación.


Documentos relacionados
14-10-2020 Estrategia trimestral Bankinter
BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos