inflacion-temporal-estructural.jpg

¿El repunte de la inflación es temporal o estructural?


05.10.2021

Escrito por: Bankinter Gestión de Activos


La inflación está aumentando. Es un hecho. La cuestión es si este repunte es temporal o estructural. Una inflación sostenida en los niveles actuales (3% Europa, 4% EE.UU) sería un problema porque obligaría a los bancos centrales a ser más restrictivos, lo que frenaría la economía.

Para analizar si la inflación continuará en estos altos niveles vamos a profundizar en:

Causas que han provocado el repunte de precios

  • El efecto base. Estamos comparando los precios actuales con unos niveles deprimidos de hace un año, en pleno confinamiento. Este efecto base es temporal y se pasará en unos meses cuando comparemos con datos más elevados.
  • Desajuste de la demanda frente a la oferta. El confinamiento frenó de golpe la demanda y la oferta tuvo que reducirse drásticamente. Tras la reapertura, la demanda ha tenido una capacidad de recuperación mucho mayor a la oferta.

Aumento de la Demanda tras la pandemia

  • Meses de bajo consumo han elevado las tasas de ahorro, acumulado la demanda y las ganas de consumir, con lo que la reapertura ha disparado la demanda de bienes y servicios. Este aumento de la demanda es temporal y es de esperar que se ajuste rápidamente según se levanten las restricciones.
  • Los programas de estímulo fiscal promovidos por los gobiernos han contribuido a estimular la demanda. Este efecto genera inflación aunque también es temporal.
  • Contribuye al aumento de la demanda el actual entorno de crecimiento y bajos tipos de interés que facilitan el endeudamiento. Aunque es más estructural su incidencia en precios es leve, salvo en algunos sectores como el inmobiliario.

Escasez de la Oferta tras las pandemia

La oferta no puede ajustarse tan rápido como la demanda y es lo que realmente está provocando las subidas de precios. ¿Por qué está tardando en ajustarse la oferta?, ¿son temporales estas causas?

Mercado laboral

La oferta de empleo ha crecido con fuerza por la necesidad de las empresas de producir más para ajustarse al aumento de la demanda. Pero la demanda de empleo está respondiendo más lentamente de lo esperado. En EE.UU., por ejemplo, los subsidios recibidos por los desempleados han hecho disminuir su necesidad de búsqueda de empleo. Las restricciones de movilidad, las vacunaciones,… también han penalizado la búsqueda de trabajo.

Costes energéticos

Se han disparado, sobre todo por el encarecimiento del petróleo y del gas natural.

  • Petróleo. Tras las fuertes caídas del precio en pleno confinamiento, los productores redujeron con fuerza la oferta. La reapertura incrementó la demanda de combustible pero la oferta no ha aumentado al mismo ritmo. Actualmente hay un déficit de oferta vs demanda pero el incremento gradual de la producción de la OPEP (+400.000 barriles/día cada mes) corregirá este factor en 2022 y permitirámayor estabilidad en el precio del crudo.
  • Gas Natural. Se ha disparado y, con ello, el coste de la electricidad. La alta demanda desde China, el frío invierno pasado en Asia y Rusia, la menor exportación desde EE.UU.,… provocaron el alza de los precios. Los bajos niveles actuales de inventarios siguen generando tensiones.
  • Descarbonización: el mundo está transformando su modelo energético sustituyendo el carbón por fuentes de energía más sostenibles, lo que conlleva un encarecimiento de estas fuentes.

Materias primas

Han subido con fuerza, elevando los precios de producción en China (+9%), lo que se traslada globalmente.

  • Parecía que el incremento de precios en las materias primas era consecuencia de la reapertura de la economía y que su duración sería temporal. Sin embargo, las presiones inflacionistas siguen amenazantes.
  • Los precios de productos básicos como el azúcar, trigo, carne y los aceites vegetales han aumentado considerablemente. Por ej., el precio de carne que ha crecido a un ritmo constante de más de un 20% anual. Esto puede deberse a diferentes problemas estructurales, como la escasez en lamano de obra o los elevados costes de insumos y transporte.
  • Dentro de los “metales básicos” ha destacado la nueva caída del mineral de hierro (-12%) y el cobre (-6%). La mayoría de los metales han sufrido ha consecuencia de las turbulencias en China (datos de actividad mas débiles, ruido regulatorio y el impago de deuda de la inmobiliaria Evergrande). China es el principal consumidor (+ del 50%) de materias primas y el ruido en el sector inmobiliario ha pesado en el hierro.

Cuellos de botella en la cadenas de suministros

  • En la producción: tras la fuerte reducción de la producción por la pandemia, retomar los niveles anteriores lleva su tiempo. Los déficits de producción se ven agravados por la escasez de suministros clave, como los semiconductores, y por la situación en China. Y es que debido a su transformación energética, las autoridades quieren cumplir con sus objetivos de emisiones y están imponiendo un racionamiento sobre el consumo de energía a las fábricas, lo que provoca reducciones en su actividad. Estas reducciones de producción, en un momento de auge de la demanda, provocan cuellos de botella en los suministros a nivel global.
  • En los transportes: tanto en el transporte marítimo como por carretera hay restricciones que están dificultando enormemente la cadena de suministros. La escasez de buques, puertos cerrados o con actividad reducida por las restricciones impuestas con la pandemia, buques esperando en puertos a ser descargados por falta de camiones en tierra, escasez demarineros y transportistas ante sus condiciones laborales tan deterioradas por la pandemia.

Desglobalización

A raíz de la guerra tarifaria entre EE.UU. y China durante la presidencia de Trump y del auge de políticas nacionales más proteccionistas, se ha producido cierta desglobalización en la producción mundial, lo que ha podido   contribuir también al alza de los precios. No parece que este factor vaya a ser temporal.

Tecnología: la tecnología y la innovación sí que pensamos que seguirá siendo un factor deflacionista.

Efectos de segunda ronda (salarios…): El que la inflación acabe enquistándose depende mucho de que las subidas de precios de unos bienes (materias primas,…) se trasladen a los precios de otros bienes y servicios. Eso depende de la capacidad de fijación de precios de las distintas industrias (que puedan trasladar las subidas a los precios, si no les supondrá bajada de márgenes) y de las subidas salariales, porque eso acabaría afectando a (casi) todos los sectores.

Conclusión

Las principales causas del repunte son temporales, si bien tardarán en ajustarse

En los últimos años la inflación global se había mantenido baja sobre todo por los reducidos precios de los bienes (por la globalización, la tecnología,…), pues los precios de los servicios estaban algo más elevados. Pensamos que los repuntes de los precios de los servicios de los últimos meses son temporales y que se ajustarán cuando la demanda acumulada se relaje. Respecto a los precios de los bienes, los efectos relacionados con los cuellos de botella en las cadenas de suministros creemos que también son temporales, aunque el ajuste seguramente tarde más de lo inicialmente previsto. Además, habrá que seguir atentos a la evolución de los costes energéticos fruto de la descarbonización y al aumento de los salarios.

Los principales bancos centrales y los grandes organismos económicos internacionales también afirman que los cuellos de botella de las cadenas de suministro son temporales y que, por tanto, la inflación volverá a niveles entorno al 2%.

¿Qué estamos haciendo respecto a la inflación en nuestras inversiones?

  • Bonos ligados a la inflación: invertimos en estos bonos para beneficiarnos de posibles repuntes en la inflación y como activo que proteja nuestras carteras en el caso de un escenario de mayor inflación de la esperada.
  • Acciones y bonos de entidades financieras: los bancos se verían beneficiados en un escenario de mayor inflación pues conllevaría mayor subida de los tipos de interés y de las pendientes de las curvas de tipos.
  • Sector energético: se beneficia ampliamente de las subidas de los costes de la energía.
  • Evitamos empresas sin poder de fijación de precios que vean reducirse sus márgenes por la subida de los costes

¿Cuál es la situación económica actual y cómo afecta a nuestras carteras? Descubre el informe de estrategia trimestral de Bankinter Gestión de Activos 

Documentos relacionados
05-10-2021 Informe trimestral de Bankinter Gestión de Activos
BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos