Noticias
María Dolores Dancausa 1.jpg

Bankinter incrementa un 21,2% el beneficio recurrente, hasta 430 millones de euros, con mejoras en los márgenes y fuerte crecimiento del negocio

Excluyendo la plusvalía por la operación de Línea Directa, el banco supera en beneficio recurrente los resultados de 2021, que incluían cuatro meses de ingresos de Línea Directa.

La buena evolución de las diferentes líneas de negocio genera crecimiento en todos los márgenes de la cuenta: margen de intereses, +11,6%; margen bruto: +6,7%; y margen de explotación antes de provisiones: +8%.

Tanto la inversión crediticia a clientes (+10,3%) como los recursos minoristas (+10,4) crecen a doble dígito, denotando fortaleza comercial en un entorno complejo.

La rentabilidad sobre recursos propios, ROE se sitúa en el 11,6%; la ratio de capital CET1 fully loaded en el 11,90%; y la morosidad en el 2,10%, la más reducida del sector.

Clic en este enlace para descargar el vídeo, en la parte inferior derecha:

Declaraciones de la Consejera Delegada 3T2022


El Grupo Bankinter concluye el tercer trimestre de 2022 con un fuerte crecimiento del balance y de todos los indicadores de negocio, como consecuencia de una actividad comercial que mantiene el buen ritmo del ejercicio y que se traduce en la mejora de todos los márgenes y del consiguiente resultado.

Estos datos sirven para constatar el potencial de Bankinter para ampliar cuota de mercado en todos aquellos negocios, nacionales e internacionales, en los que opera; y su capacidad para más que compensar con la actividad puramente bancaria los ingresos que hasta abril de 2021 le llegaban procedentes de Línea Directa.

Así, el Grupo Bankinter alcanza al 30 de septiembre de 2022 un beneficio neto de 430,1 millones de euros, lo que representa un 21,2% más que en el mismo periodo del año pasado, y ello pese a incluirse en el periodo anterior cuatro meses de ingresos de la compañía aseguradora. Todo ello sin tener en cuenta la plusvalía generada por su salida a Bolsa.

Por su parte, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria fue de 601,6 millones de euros. Comparando estrictamente esa cifra con el mismo dato de 2021, el crecimiento fue del 35,9%.

Toda esa fortaleza del negocio se traslada a los principales ratios e indicadores, que evidencian la solidez del balance del banco, así como su nivel de solvencia y rentabilidad.

Esta última, medida en términos de ROE, (rentabilidad sobre recursos propios), se sitúa en el 11,6%, dato entre los más elevados del sector; y con un ROTE del 12,3%.

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 fully loaded alcanza el 11,90%, superando muy holgadamente el requisito mínimo exigido por el BCE para una entidad con el nivel de riesgo y el tipo de actividad de Bankinter, que es del 7,726%.

Paralelamente, el banco mantiene muy por debajo de la media del sector su nivel de morosidad, con una ratio del 2,10% que es incluso inferior a la de anteriores trimestres y que está 30 puntos básicos por debajo de la de hace un año. No obstante, Bankinter ha seguido fortaleciendo de forma prudente la cobertura de esa morosidad hasta el 65,1%, desde el 62,8% de hace un año.

La ratio de eficiencia se sitúa en el 43,16% frente al 43,87% de hace un año. Esa misma ratio referida a Bankinter España para los últimos 12 meses es del 41,8%.

Y en cuanto a la liquidez, Bankinter cuenta con un gap comercial negativo, lo que significa disponer de mayores depósitos de clientes que de créditos, con una ratio del 106,1% que es apenas dos puntos básicos inferior a la de hace un año. 

Datos del Balance.

Los activos totales del Grupo se elevan, al cierre del tercer trimestre, hasta los 110.498,7 millones de euros, siendo esta cifra un 7,8% superior a la de hace un año.

Tanto la inversión crediticia a clientes como los recursos minoristas crecen en este periodo a doble dígito, denotando fortaleza comercial en un entorno complejo.

El crecimiento de la inversión es del 10,3% y alcanza 72.871.1 millones de euros, lo que indica que el banco ha incrementado su apoyo financiero tanto a familias como a empresas. Poniendo el foco solo en España, la cartera se incrementa algo menos, un 6,7%, si bien lo hace en términos superiores a la media del sector, que crece un 1,8%, con datos a agosto del Banco de España.

Por lo que se refiere a los recursos minoristas de clientes suman en total 76.309,6 millones de euros, un 10,4% más, con un crecimiento en España del 10,6%, también por encima del sector, que lo hace un 6,1% con datos a agosto. Por su parte, los recursos gestionados fuera de balance asumen una caída, año contra año, del 7,3%, debido sobre todo a la mala evolución de los mercados y al impacto que ha tenido sobre la valoración de estos activos. 

Márgenes de la cuenta.

Los márgenes de la cuenta también muestran una similar tendencia de mejora, por mayores volúmenes y una actividad comercial que sigue la línea ascendente del ejercicio.

El margen de intereses acumulado se coloca al 30 de septiembre en 1.065,5 millones de euros, con un alza del 11,6% que recoge una mejora del margen de clientes, y con unas cifras para el trimestre estanco que están muy por encima de las de anteriores trimestres.

En cuanto al margen bruto cierra este periodo en 1.517,7 millones de euros, lo que significa un 6,7% más que hace un año, con una cada vez mayor contribución del resto de geografías en donde opera el banco: Portugal e Irlanda, y del negocio de EVO Banco. Del total de esos ingresos, un 70% corresponden al margen de intereses y un 30% a las comisiones. Estas comisiones, o ingresos por las diferentes actividades que realiza el banco, suman en estos nueve meses 452 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior.

Los negocios que realizan una mayor contribución a estas comisiones son la gestión de activos (149 millones de euros), la actividad de cobros y pagos (120 millones), el negocio de valores (85 millones) y las diferencias de cambio (70 millones), entre otros.

Y en lo referente al margen de explotación antes de provisiones la cifra concluye el periodo en 862,6 millones de euros, con un crecimiento del 8% tras asumir costes operativos por importe de 655 millones de euros, un 4,9% superiores a los del mismo periodo de 2021, por mayores inversiones en los diferentes negocios y geografías.

Una estrategia comercial consolidada y cada vez más pujante.

La marca Bankinter, que goza de una acreditada reputación en el mercado, sigue dando muestras de una fuerte capacidad de atracción de nuevos clientes, lo que se ha traducido en importantes crecimientos en todos los negocios y en todas las geografías.

Dentro de los diferentes negocios, el de Empresas es el que realiza la mayor contribución a los ingresos del Grupo. La cartera de inversión crediticia de este negocio alcanza al 30 de septiembre los 30.800 millones de euros, un 11,5% más respecto al dato de hace un año. La nueva producción crediticia de este periodo es un 40% superior a la de los nueve primeros meses de 2021, lo que da idea de ese mayor empuje y captación. Atendiendo a la cartera crediticia a Empresas solo en España el crecimiento es del 11,1%, muy superior a la media sectorial, que con datos a agosto crece tan solo un 3,3%.

Dos son las actividades que se están revelando cruciales en el ámbito de las Empresas: el negocio transaccional, cuyo margen bruto crece un 41% en el periodo y que desvela una mayor interacción y vinculación con las compañías; y sobre todo el Negocio Internacional, donde Bankinter se consolida como un operador destacado. La inversión en el Negocio Internacional crece un 38%; y el margen bruto que se deriva de esta actividad lo hace en un 45% respecto al mismo periodo de 2021, y supone 179 millones de euros.

En cuanto al negocio de Banca Comercial, o de personas físicas, señala igualmente las consecuencias de ese mayor potencial. Empezando por el patrimonio gestionado en el segmento de Banca Privada, hoy Banca Patrimonial, que alcanza los 49.300 millones de euros, un 3% más que hace un año, con un patrimonio nuevo captado de 3.400 millones de euros. No obstante, este patrimonio se ha visto impactado en lo que va de año por la mala evolución de los mercados, que han tenido un efecto negativo en estos nueve meses de 4.400 millones de euros. 

En Banca Personal, el crecimiento del patrimonio año contra año es mayor, del 12%, hasta los 32.300 millones de euros. El patrimonio neto nuevo captado en los tres primeros trimestres fue de 1.800 millones de euros, y con un efecto mercado negativo en ese mismo periodo de 1.900 millones.

En cuanto a los principales productos de captación de Banca Comercial, como son la cuenta nómina y las hipotecas, la evolución está siendo francamente buena. La Cuenta Nómina Bankinter acumula un saldo de 16.600 millones de euros, que es un 15% superior al de hace un año, y ello pese al lanzamiento por parte de la competencia de nuevos productos con ofertas agresivas.  Por su parte, la cartera hipotecaria del Grupo, incluido tanto EVO Banco como Bankinter Portugal e Irlanda, asciende a 33.400 millones de euros, frente a los 30.600 millones de hace un año. El crecimiento en España de la cartera es algo inferior, del 1,6%, como consecuencia de la subida de los tipos de interés y la consiguiente revisión al alza de los tipos fijos de las hipotecas, si bien sigue estando por encima de la media sectorial en España, que fue del 1,3% con datos a agosto. La nueva producción hipotecaria de estos nueve primeros meses crece un 19% sobre el mismo periodo de 2021.

El Grupo Bankinter ha seguido incrementando su cuota de mercado en todos los países en los que opera. Este es el caso de Portugal, donde tanto la inversión como los recursos de clientes crecen a doble dígito. La cartera de inversión, incluyendo Banca Comercial y Banca de Empresas, alcanza los 7.700 millones de euros, un 13% más que al 30 de septiembre del año pasado. En cuanto a los recursos de clientes el crecimiento es del 12%, hasta los 6.300 millones. Respecto a los márgenes de la cuenta, todos ellos experimentan mejoras importantes: un 21% más el margen de intereses; un 16% más el margen bruto; y un resultado antes de provisiones un 30% superior al de hace un año. Con todo ello, el resultado antes de impuesto de Bankinter Portugal crece un 33%, hasta alcanzar los 54 millones de euros.

El negocio de Irlanda, por su parte, operado bajo la marca Avant Money, recoge la buena evolución de un producto como las hipotecas, que el banco introdujo hace relativamente poco y en donde ya se ha convertido en una referencia en dicho mercado. La cartera de inversión total de Avant Money llega hasta los 2.100 millones de euros, un 177% más que hace un año. Dentro de esta cartera, 1.500 millones corresponden a hipotecas, que crecen exponencialmente un 480%, y 700 millones a financiación al consumo, que también crecen, aunque a un ritmo menor: al 29%. La ratio de mora de Avant Money es prácticamente insignificante: del 0,4%.

Estos datos del negocio en Irlanda consolidan dentro de Bankinter Consumer Finance, la filial del banco especializada en Consumo. La cartera de inversión de esta filial alcanza al 30 de septiembre los 5.200 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 56% sobre el dato de hace un año. Sin incluir las hipotecas de Avant Money en Irlanda, el volumen de la cartera es de 3.700 millones de euros, con un crecimiento del 21% en el año. De estos, 2.400 millones corresponden a préstamos al consumo y el resto a diversas tipologías de tarjetas, de las que 400 millones son tarjetas revolving. La ratio de mora de Bankinter Consumer Finance es del 4,2%.

Y en lo referente a EVO Banco, los datos ponen en evidencia el potencial que atesora esta marca digital del Grupo, cuya cartera de inversión ha experimentado en el año un crecimiento del 47%, hasta los 2.489 millones de euros. La nueva producción hipotecaria en estos nueve primeros meses de 2022 fue de 727 millones, lo que representa un 33% más que durante el mismo periodo de 2021.

Capítulo especial merece el ámbito de la Sostenibilidad, concebida de una forma transversal a todo el banco y articulada en el Plan denominado “3D” por los tres ámbitos, ambiental, social y de gobernanza, a los que hace referencia. Así, en la dimensión Ambiental, Bankinter lleva a cabo una estrategia de descarbonización que ahora está centrada en reducir las emisiones de CO2 ligadas a la financiación de empresas; y ha desarrollado una cartera significativa de productos sostenibles, tanto para empresas como para particulares. Por lo que se refiere a los ámbitos Social y de Gobernanza son destacables los diferentes programas en favor de la accesibilidad digital, la educación financiera, el compromiso del banco con el empleo o el pleno seguimiento de las recomendaciones de Buen Gobierno.


Otros recursos

Audio: Comentarios sobre la inflación de María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter


Audio: Reflexiones de María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, sobre el impuesto

Documentos relacionados
20.10.2022
20.10.2022
20.10.2022
Imágenes
20.10.2022
20.10.2022
20.10.2022
Etiquetas