Impuesto sucesiones

Novedades del Impuesto de Sucesiones y Donaciones 2020 por Comunidades Autónomas


01.10.2020

Escrito por: Redacción


El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es el que hace pagar por recibir una herencia o una donación. Las comunidades autónomas son las responsables de su gestión, lo que da lugar a que recibir una herencia en Madrid, Asturias o Andalucía tenga unas consecuencias económicas muy diferentes para los herederos.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un impuesto directo, es decir, se aplica sobre los bienes e ingresos económicos de las personas. También es un impuesto de carácter progresivo, que hace que la tasa impositiva aumente a medida que aumenta la base imponible.

A continuación vamos a tratar de explicar en qué consiste este impuesto, cómo se calcula lo que hay que pagar por una herencia y por qué se paga más en unas comunidades autónomas que en otras.

Cómo calcular el impuesto de sucesiones

Impuesto de sucesiones por comunidad autónoma

Novedades del impuesto de sucesiones por comunidad autónoma

Cómo calcular el Impuesto de Sucesiones

Para simplificar la explicación, nos vamos a centrar en las herencias, dejando de lado, las donaciones. Lo primero que hay que saber es que este tributo se tiene que declarar en un plazo de seis meses contados desde el día de fallecimiento del causante o desde aquel en que adquiera firmeza la declaración de fallecimiento.

Hasta llegar a la liquidación o total a pagar en una herencia, hay que realizar diferentes cálculos, que se resumen en:

a) Calcular el valor real de los bienes y derechos + ajuar doméstico (inmobiliario) = masa hereditaria bruta.

b) A esa cantidad se le restan las cargas, deudas y gastos deducibles = masa hereditaria neta.

c) Se divide entre cada heredero de acuerdo con el testamento o la normativa = porción hereditaria individual.

d) Se le suman los seguros de vida (en caso de haberlos) = base imponible.

e) Se aplican las reducciones = base liquidable.

f) Se aplica la tarifa o porcentaje del impuesto = cuota íntegra. 

g) Se aplica el coeficiente multiplicador = cuota tributaria.

h) Se aplican las deducciones y bonificaciones = total a ingresar.

1. Base imponible del Impuesto de Sucesiones: ¿Qué es? ¿Cómo se calcula?

Recibir una herencia supone un incremento de patrimonio por el que hay que pagar. Por lo tanto, lo primero que hay que calcular es la base imponible que se obtiene del valor neto de los bienes y derechos que configuran la masa hereditaria bruta.

A este montante se le restan las cargas, deudas y gastos deducibles para obtener la masa hereditaria neta, que una vez dividida entre cada heredero y sumados los seguros de vida dan como resultados la base imponible del impuesto de sucesiones.

2) Reducciones, base liquidable, porcentajes, cuota íntegra, coeficientes multiplicadores y cuota tributaria

A esa base imponible se le pueden aplicar reducciones según la Comunidad Autónoma por parentesco, minusvalía, naturaleza de los bienes, etc, que dan lugar a la base liquidable.

Sobre ese valor, se aplica el temido porcentaje del impuesto. Las Comunidades Autónomas son las responsables de qué porcentaje "cobrar", aunque la normativa estatal establece una tarifa del 7,65% al 34% en función del montante de la base liquidable. A priori, cuánto más se heredase más se tendría que pagar. El resultado de aplicar la tarifa del impuesto a la base liquidable, que se detalla en la siguiente tabla, daría como resultado la cuota íntegra. 

Sin embargo, no acaban aquí los cálculos. Para llegar a la cuota tributaria hay que aplicar los llamados coeficientes multiplicadores, que varían en función del patrimonio pre-existente del heredero y del grupo parentesco entre el heredero y el fallecido.

De acuerdo con esto último, se establecen los siguientes grupos de parentesco en el Impuesto de Sucesiones:

  • Grupo I: descendientes y adoptados menores de 21 años.
  • Grupo II: descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.
  • Grupo III: colaterales de segundo grado (hermanos) y tercer grado (sobrinos, tíos), y ascendientes y descendientes por afinidad.
  • Grupo IV: colaterales de cuarto grado (primos), grados más distantes y extraños.

Si cruzamos el patrimonio pre-exisitente del heredero con su grado de parentesco obtendremos el coeficiente multiplicador por el que multiplicar la cuota íntegra para obtener la cuota tributaria.

3) Deducciones, bonificaciones y total a pagar

Por último, quedan por aplicar las deducciones y bonificaciones que sean pertinentes sobre la cuota tributaria. De nuevo, son las Comunidades Autónomas las que tienen compentencia para regular estas deducciones. 

Así, por ejemplo, la Comunidad de Madrid establece una bonificación del 99% en la cuota para descendientes, cónyuge y ascendientes. Esto es lo que provoca que sea mucho más ventajoso heredar en las mismas condiciones en Madrid que en otras Comunidades, como Asturias o Andalucía que no cuenten con esta bonificación o descuento del 99%.

La polémica de este Impuesto de Sucesiones ha provocado que en las últimas fechas se hayan producido algunas correcciones o novedades según cada Comunidad Autónoma.

Impuesto de sucesiones por comunidades

Sucesores del Grupo I (descendientes y adoptados menores de 21 años), podemos agrupar las Comunidades en dos:

  • Comunidades donde solo pagan importes simbólicos: Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid y Murcia, así como los territorios forales.
  • Un segundo grupo donde no pagan si no superan determinados límites:  Castilla y León o La Rioja (400.000€ respectivamente); Aragón, donde los menores de edad tienen una reducción del 100%, aunque con un máximo de 3.000.000€. Cataluña regula una bonificación del 99% al 20% e inversamente proporcional a la base imponible. En la Comunidad Valenciana la bonificación es del 75%.
Sucesores del Grupo II (cónyuge, descendientes, ascendientes y adoptados de 21 o más años):
  • Las Comunidades que, prácticamente, liberan de tributación en 2020 a este grupo son, además de los territorios forales del País Vasco (tributan al 1,5%), Andalucía, Cantabria, Extremadura, Madrid y Murcia.
  • Comunidades como Castilla y León o La Rioja dejan casi sin tributación a los contribuyentes con bases menores de 400.000€ y Aragón a los contribuyentes con bases menores a 500.000€. En Asturias no se gravan estas herencias cuando la base imponible no supera 300.000€ y se aplica una tarifa del 21,25% al 36,50%. En Galicia la tarifa para estos familiares, además de una reducción de 1.000.000€, tiene tipos del 5% al 18%, muy por debajo de la estatal que llega hasta el 34%. Canarias y Cataluña aplican bonificaciones decrecientes según crece la cuota o base. En la Comunidad Valenciana la bonificación es del 50%. En Baleares la tarifa es del 1% al 20%, aplicándose el primer tipo hasta bases de 700.000€. En Castilla-La Mancha hay bonificaciones del 100% al 80% (esta última para la base liquidable que exceda de 300.000€).
Sucesores del Grupo III (colaterales de 2º y 3º grado, ascendientes descendientes por afinidad) y IV:
    • En Canarias se regula una bonificación del 99,9% cuando la cuota es menor a 55.000€, y el exceso se bonifica de forma decreciente a medida que aumenta la cuota, como para el grupo II. En Madrid se regulan dos bonificaciones: 15% para hermanos del causante y 10% para los tíos y sobrinos del causante por consanguinidad. En Galicia se regula una reducción de 300.000€ para discapacitados de Grupos III y IV.
    • En Cantabria la bonificación alcanza al 90% para los pertenecientes a los Grupos III y IV (colaterales de 4º grado, más distantes y extraños) vinculadas el causante incapacitado como tutores legales judicialmente declarados. Y en varias Comunidades se regula alguna pequeña reducción.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía 2020 (novedades)

    • Sucesiones: disminuye de 5 a 3 años el plazo de mantenimiento de las adquisiciones de empresas familiares.
    • Sucesiones: disminuye de 5 a 3 años el plazo de mantenimiento de las adquisiciones de explotaciones agrarias.
    • Donaciones: disminuye de 5 a 3 años el plazo de mantenimiento de las empresas adquiridas o compradas con el dinero recibido en la donación.
    • Donaciones: disminuye de 5 a 3 años el plazo de mantenimiento de las adquisiciones de empresas agrícolas.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Canarias 2020 (novedades)

  • Sucesiones: se suprime la bonificación del 99,9% para los grupos II y III cuando la cuota supere los 55.000€. Los nuevos porcentajes de bonificación se sitúan entre el 90% y el 10% reduciéndose cuando la cuota es mayor.
  • Donaciones: se suprime la bonificación del 99,95 para el Grupo II cuando la cuota supere los 55.000€.

Los nuevos porcentajes de bonificación se sitúan entre el 90% y el 10, reduciéndose cuando la cuota es mayor (como máximo para cuotas hasta 305.000€).

El impuesto de sucesiones y donaciones en Castilla-La Mancha 2020 (novedades)

    • Donaciones: reducción del 100%-50% por la cesión de bienes incluidos en el Catálogo del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha a favor de ciertas entidades. El porcentaje varía en función del período de cesión.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Galicia 2020 (novedades)

    • Sucesiones: se aumenta la reducción para el Grupo II a 1.000.000€ (antes era de 400.000€ y se aumentaba si el sucesor tenía entre 21 y 24 años).

El impuesto de sucesiones y donaciones en La Rioja 2020 (novedades)

  • Sucesiones: se modifica la deducción para los Grupos I y II estableciendo una deducción del 99% si la base liquidable es igual o inferior a 400.000€, y del 50% por la parte que exceda de dicha cuantía (antes el límite era de 500.000€ y al exceso se aplicaba una deducción del 98 por 100).
  • Donaciones: se modifica la deducción para los Grupos I y II estableciendo una deducción del 99% si la base liquidable es igual o inferior a 400.000€, y del 50% por la parte que exceda de dicha cuantía (antes el límite era de 500.000€ y al exceso se aplicaba una deducción del 98%).

El impuesto de sucesiones y donaciones en Comunidad Valenciana 2020 (novedades)

  • Sucesiones: se aumenta la reducción de la empresa familiar y agrícola que pasa a ser del 99 por 100 (antes 95%).
  • Donaciones: se aumenta la reducción de la empresa familiar que pasa a ser del 99 por 100 (antes 95%).


Conocer más del seguro de decesos de Bankinter

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos