casa-fondo-azul.jpg

Plusvalía municipal: ¿Qué es y cómo se calcula?


27.01.2021

Escrito por: Redacción


La plusvalía municipal es probablemente, junto con el IRPF, el impuesto con el que están más familiarizados los españoles. En este artículo te contamos con detalle qué es la plusvalía municipal, quién tiene que pagarla, cómo se calcula y cuáles son los plazos, entre otros aspectos.

¿Qué es la plusvalía municipal?

Cuando hablamos de plusvalía municipal nos referimos al “Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, IIVTNU. Se trata de un impuesto municipal que grava el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana en el momento en el que se transmiten.

La presunción es que el simple transcurso del tiempo, desde que se adquirió el bien hasta que se trasmite, ha supuesto un aumento de su valor y es este aumento de valor el que está sujeto a la plusvalía municipal.

Conviene destacar que el gravamen surge con la trasmisión de los terrenos, haya o no edificación en ellos. Por esto, cuando se trata de la transmisión de una vivienda, lo que se grava es la transmisión del terreno sobre el que está construida y no la edificación en sí.

¿Cuándo se paga la plusvalía municipal?

Las transmisiones que dan lugar a la plusvalía municipal son la venta de un inmueble, su donación, su legado o herencia. 

La plusvalía municipal debe ser abonada en los siguientes plazos, a contar desde la fecha en la que tuvo lugar la transmisión:

  • En los casos de venta de un inmueble o donación, el plazo será de 30 días hábiles desde la fecha de venta o donación.
  • Si se trata de una herencia, el plazo para presentar la plusvalía municipal es de 6 meses desde la fecha de fallecimiento, prorrogables hasta un año.

¿Quién paga la plusvalía municipal? 

En el caso más habitual, la compraventa, es el vendedor de la vivienda el que paga la plusvalía municipal.

Cuando se trata de donaciones es el donatario, el que recibe la donación, la persona que tiene que pagar la plusvalía.

Por otro lado, en el caso de las herencias, serán los herederos los que tengan que pagar este impuesto municipal.

¿Se debe pagar la plusvalía municipal si el inmueble ha perdido valor?

Tradicionalmente los ayuntamientos giraban la plusvalía municipal siempre que hubiese una transmisión del inmueble, hubiese o no incremento del valor de los terrenos.

Esta situación cambió con una sentencia del Tribunal Constitucional que declaró que no se podía gravar con la plusvalía las transmisiones a pérdidas, que serían aquellas que se realizan a un precio menor que el de adquisición.

¿Cómo se calcula la plusvalía municipal?

El importe a pagar en concepto de plusvalía municipal se calcula de forma especifica para cada municipio, ya que cada uno tiene sus propias normas.

Para calcular la plusvalía municipal hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • Valor del suelo. Este dato figura en el recibo del IBI y en el catastro.
  • Tasa de revalorización anual, que es fijada por cada ayuntamiento. Esta tasa de revalorización hay que aplicarla a los años durante los cuales el bien haya sido propiedad del que lo transmite. El resultado que nos da es el incremento del valor del terreno que será al que hay que aplicarle
  • Impuesto municipal, que es diferente en cada municipio.
Hecho el cálculo anterior habrá que hacer las deducciones que permita el municipio concreto.

En esta página puedes calcular cuánto es la plusvalía municipal que tienes que pagar, en función de tu ayuntamiento y del año: Calculadora de plusvalía municipal.


BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos