Chico sentado suelo

Cómo planificar una estrategia de inversión a medida


09.12.2020

Escrito por: Redacción


En la inversión delegada confías en un experto para la gestión de tus inversiones siempre desde tu perfil como inversor. ¿Cómo planificar entonces una estrategia de inversión a medida?

Recuerda que en la inversión delegada se crean entre 3 y 5 perfiles estándar de riesgo, lo que determinará el mayor o menor peso que tendrá la renta variable y la renta fija, en la composición de la cartera de inversión. Dichas carteras de fondos nacen con un objetivo de rentabilidad definido y un riesgo máximo admitido según cada clasificación, según un horizonte temporal de inversión también definido.En Bankiner, por ejemplo, se trabaja con tres grandes perfiles: Inversión delegada conservadora; moderada y dinámica.

Inversión delegada Bankinter

Pasos para una estrategia de inversión a medida

Paso 1: Test de idoneidad

El primer paso para planificar tu estrategia de inversión a medida es realizar un test de idoneidad a fin de que tu banco pueda dar conocerte y ofrecerte un servicio acorde a sus conocimientos, experiencia inversora, objetivos y situación financiera.

Paso 2: ¿Qué papel juega la renta fija en la estrategia de inversión a medida?

El siguiente paso es que, en función de si buscas gestionar el riesgo o maximizar la rentabilidad, se te cree la cartera modelo en función de tu perfil. En la inversión a medida la cartera de inversión puede estar compuesta por fondos de inversión, valores, planes de pensiones o EPSV.

El peso de la renta fija en la cartera dependerá del perfil de riesgo: así en la Cartera de Inversión Delegada Conservadora de fondos de inversión, la renta fija puede oscilar entre el 75% y el 100%; mientras que en la Cartera de Inversión Delegada Dinámica, la renta fija llega al 25% como máximo. En la Cartera de Inversión Delegada Moderada el peso de la renta fija es del 50%.

Revisión de las carteras

El tercer paso de la planificación estratégica es la revisión de las carteras y esto depende de la rapidez del cambio de tendencia del mercado. Las carteras se revisan al menos semanalmente, pudiendo variar los pesos y zonas de inversión, respetando siempre los filtros iniciales de porcentaje en Renta Variable y VaR (Value at Risk, expresa la máxima pérdida posible que puede producirse en un fondo o cartera de fondos en un horizonte de tiempo determinado, con un nivel de confianza estadística).

¿Cuál es la mejor estrategia de inversión delegada?

La mejor estrategia es la que responde a tus necesidades y objetivos financieros y aquella que se adecua a tu nivel de riesgo. En base a esos parámetros, el equipo profesional de asesores te recomendará alguna de las carteras de fondos donde el peso de la renta fija será mayor o menor, según hemos dicho, tu perfil. Recuerda que la entidad suele crear entre 3 y 5 perfiles estándar de riesgo.

Dichas carteras de fondos nacen con un objetivo de rentabilidad definido y un riesgo máximo admitido según cada clasificación y según el horizonte temporal de inversión definido. Aquí la filosofía de fondo siempre es la misma: a mayor expectativa de rentabilidad, mayor riesgo dispuesto a asumir. Y son los expertos los que toman las decisiones que consideran oportunas en función de la evolución de los mercados financieros, de manera que periódicamente se realizarán todos los ajustes necesarios de carteras. Estas se revisan al menos semanalmente, pudiendo variar los pesos y zonas de inversión, respetando siempre los filtros iniciales de porcentaje en renta variable y la metodología Value at Risk (VaR).

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos