errores-financieros.jpg

Los 5 principales arrepentimientos financieros confesados por los adultos


17.05.2024

Escrito por: Redes sociales


"A veces se gana y a veces, se aprende". Lo mejor de tomar decisiones equivocadas es que muchas veces se puede aprender de ellas y poner remedio para el futuro. Aquí te dejamos una serie de arrepentimientos financieros que suelen confesar las personas adultas y a los que conviene poner fin cuanto antes, independientemente de la edad.

Del estudio y lectura de numerosos informes y análisis se pueden extraer numerosos arrepentimientos financieros confesados por los adultos y sus posibles soluciones. En el corto plazo, los mayores arrepentimientos suelen estar ligados a los gastos excesivos. Sin embargo, como si de un caso comunicante se tratara, a largo plazo ese error frecuente se convierte en otros más importantes y estructurales: no poder ahorrar, no poder invertir, no comprar o tardar en comprar una casa, acumular deudas en exceso...).

Principales arrepentimientos financieros

A continuación, te mostramos los 5 principales arrepentimientos financieros confesados por los adultos y sus posibles soluciones:

1) Gastar en exceso

El gasto excesivo aparece varias ocasiones en la encuesta de NerdWallet sobre los principales arrepentimientos financieros de los estadounidenses en 2023. Así, gastar de más en ocio, en costes domésticos, en coches... aparece en 5 de los 11 arrepentimientos más comunes de dicha encuesta anual. Y es que, cuando observamos nuestras finanzas en el corto plazo, lo que más nos viene a la mente es el dinero que hemos gastado y si buscamos errores en los últimos meses, no iremos a lo que hemos gastado de más.

Conocer cómo reducir mis gastos inmediatamente

2) No tener un fondo de emergencia / No ahorrar lo suficiente para la jubilación

Gastar de más tiene una consecuencia inmediata y otra a medio plazo: no puede ahorrar. Según la OCU, seis de cada diez hogares españoles tienen dificultades para llegar a fin de mes, el 72% de las familias no puede ahorrar y un 9% considera que tiene "graves" dificultades económicas. Dado que la vida está llena de imprevistos (pérdida de empleo, emergencias médicas, reparaciones de vehículos, entre otros), si se está en una situación similar, lo primero es tratar de elaborar un plan estricto de eficiencia del gasto para conseguir tener un fondo de emergencia de al menos tres a seis meses de gastos básicos guardados en una cuenta de fácil acceso. No tener un fondo de emergencia puede convertir una situación manejable en una crisis financiera.

Saber cómo crear un fondo de emergencia

Llevado al largo plazo, uno de los arrepentimientos más comunes de las personas de mayor edad es no haber ahorrado lo suficiente para la jubilación. Muchas personas subestiman cuánto necesitarán en sus años dorados y no comienzan a ahorrar lo suficientemente temprano. Según un estudio de Schroders, una gran proporción de los trabajadores no están ahorrando lo suficiente para mantener su estilo de vida actual después de la jubilación. La clave para evitar este arrepentimiento es comenzar a ahorrar lo antes posible, planificar y aprovechar los productos más ventajosos.

Descubrir cuánto necesitarás ahorrar ahora para jubilarte como quieres

Recuerda siempre que el ahorro es la piedra angular e inicial para comenzar cualquier estrategia que busque mejorar nuestras finanzas personales

3) No invertir o empezar tarde

Otra área común de arrepentimiento, especialmente cuando se conocen los beneficios de la inversión o la llamada “magia del interés compuesto”, es no haber comenzado a invertir temprano. La inversión permite que el dinero crezca con el paso tiempo y la teoría dice que cuanto antes se comience, mayor curva alcista se podría alcanzar. El miedo y/o la falta de conocimiento está detrás de muchas justificaciones para no invertir, pero el no hacer nada conlleva la pérdida de oportunidades de crecimiento financiero.

Da igual cuándo leas esto o la edad que tengas al hacerlo, invertir siempre es una opción que debes estudiar si quieres mejorar tu salud financiera. Vivimos en una era en la que hay recursos educativos (vídeos, libros, cursos gratuitos) al alcance de casi cualquier persona y siempre se puede recurrir al asesoramiento financiero o comenzar con inversiones sencillas o que conozcamos por nuestro perfil.

Y si prefieres que expertos inviertan por ti, descubre herramientas como Bankinter Roboadvisor

4) Gestionar mal las deudas

La deuda debe ser manejada de forma responsable, ya que un exceso de estas o un volumen superior al que podamos permitirnos puede derivar en serios problemas financieros. No permitas que las deudas y el pago de estas sobrepase tu capacidad de pago. Para ello, maneja tus créditos y préstamos de manera inteligente, controla tus saldos pendientes y establece un plan concreto para pagar las deudas. Y, si tienes dificultades para realizar tus pagos, ponte en contacto con tu entidad para buscar cuando antes una solución.

5) No comprar o tardar en comprar una casa

Este punto genera más controversia porque es una decisión más vital, pero fue citado por un porcentaje cercano al 10% de los estadounidenses en la encuesta de NerdWallet. Dada la evolución de precios en países como España o Estados Unidos, históricamente parece una decisión acertada haber comprado una vivienda cuanto antes, pero no siempre es posible (por motivos vitales, económicos...).

Dicho esto, hay que recordar que una vivienda no solo puede ser adquirida para vivir, sino también para alquilar ahora y disfrutarla después y que durante ese tiempo te sirva de protección si el precio de las casas sigue subiendo o para pagar tu alquiler donde vivas.

Es decir, a la vista de datos del pasado, tener una vivienda en propiedad cuanto antes puede blindarte frente a futuras alzas, ya que, si la vivienda sube, tu patrimonio también subiría.

Controversias aparte, lo primero es analizar cuál es tu intención futura. Si sabes que quieres tener una casa en algún momento de tu vida, quizás sea positivo plantearse esta estrategia de comprar casa cuanto antes.

¿Cómo saber qué tipo de vivienda me puedo comprar?

Descubre 10 pasos para elegir tu casa ideal

Otros arrepentimientos financieros

Más allá de estos arrepentimientos principales, los testimonios recogidos por los estudios al respecto también hacen referencia a otras posibles decisiones que algunas personas cambiarían si pudieran dar marcha atrás. Entre ellos, figuran:

- Relaciones personales ruinosas: En no pocos casos, hay personas que indican que unirse a determinadas personas (parejas o amigos) les provocó posteriormente gastos desmesurados, deudas y/o pérdidas de bienes.

- No conocer cómo funcionan los impuestos: No hablamos de saber que hay que pagar impuestos, sino que optimizar los pagos fiscales pueden ser una fuente de ahorro que no estemos disfrutando. Por ejemplo, hay empresas con retribución flexible que pueden bajarte el pago de impuestos o desgravaciones fiscales que quizás desconozcas. Consultar con un experto es siempre recomendable.

- No tener un seguro adecuado: La falta de seguros de salud, vida, hogar o coche puede llevar a deudas significativas ante eventos inesperados.

- No diversificar inversiones: Poner todos los recursos en una sola inversión, como inmuebles o acciones de una única empresa, puede resultar en grandes pérdidas si esa inversión no va bien.

- Falta de educación financiera: No educarse sobre finanzas e inversiones desde joven y, en su defecto, no buscar asesoramiento financiero profesional puede provocar una falta de rumbo financiero que merme a largo plazo tu capacidad económica. Intentar formarte lo antes posible en finanzas personales para maximizar las probabilidades

BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal
simpleCaptcha
Rellena el captcha correctamente
Por favor escribe las letras de la imagen superior.
Debe aceptar la Cláusula de Protección de Datos