• La entidad diseña una innovadora línea de financiación hipotecaria que se adapta a las necesidades de cada cliente y a todo tipo de entornos de mercado.


  • | "> Bankinter crea la Hipoteca Dual e inaugura una nueva categoría de préstamo que aúna las ventajas de las hipotecas fijas y de las variables | Web Corporativa Bankinter
    Noticias
    Foto hipoteca Dual para sala comunicacion DEF.jpg

    Bankinter crea la Hipoteca Dual e inaugura una nueva categoría de préstamo que aúna las ventajas de las hipotecas fijas y de las variables

    • La entidad diseña una innovadora línea de financiación hipotecaria que se adapta a las necesidades de cada cliente y a todo tipo de entornos de mercado.

    • El cliente decide en el momento de la firma qué porcentaje del préstamo se constituirá como hipoteca variable y qué parte en fija, manteniendo cada una de ellas las particularidades respectivas de esa modalidad hipotecaria.

    • La Hipoteca Dual facilita la toma de decisión del cliente a la hora de decantarse por un tipo de hipoteca u otro, sin obligarle a renunciar a las ventajas de cada modalidad.
    Bankinter da una vuelta de tuerca al mercado hipotecario e inaugura una nueva categoría de préstamo que conjuga en un solo producto las ventajas de la hipoteca fija y de la hipoteca variable, y en el que, a diferencia de la hipoteca mixta, los dos tipos de interés conviven a lo largo de toda la vida del préstamo.  En definitiva, un producto diferencial por sus características, nunca visto hasta ahora en el mercado y donde Bankinter vuelve a marcar un hito en innovación financiera. 

    Con el lanzamiento de esta nueva Hipoteca la entidad coloca en el mercado un producto hipotecario que se adapta a las necesidades y características, presentes y futuras, de cada cliente y a todo tipo de entornos financieros y de tipos de interés.

    La Hipoteca Dual permite a los clientes definir desde el inicio del préstamo qué porcentaje de la hipoteca va a funcionar en modalidad variable y qué parte lo hará en modalidad fija, cada una con sus respectivas particularidades. De esta forma, el porcentaje de capital en modalidad fija se irá amortizando a un tipo de interés fijo durante toda la vida del préstamo, mientras que la parte variable lo hará como es habitual en este tipo de hipotecas: con un tipo de salida fijo para los primeros 12 meses del préstamo y, después, un tipo revisable anualmente referenciado al Euribor + un diferencial establecido por el banco. La suma de ambas cantidades conformará la cuota mensual de la Hipoteca Dual.

    En ese sentido, el cliente verá cargada en su cuenta corriente una única cuota mensual, si bien en la información del préstamo tendrá el desglose de qué parte de esa cuota corresponde al tramo variable y cuánto al tramo fijo, así como los tipos de interés aplicados en cada caso.

    La Hipoteca Dual permite proteger parte de la deuda ante las subidas (tramo fijo), beneficiándose a la vez de las eventuales bajadas de tipos gracias al tramo variable.

    Flexibilidad y máxima personalización.


    Se trata de un producto, en definitiva, que ofrece al cliente una mayor flexibilidad y personalización, al otorgarle la capacidad de elegir en qué medida quiere o no exponerse a la evolución de los tipos, ya sea definiendo desde el inicio los porcentajes de capital en cada modalidad, como también a lo largo de la vida del préstamo, balanceando dicha proporción a través de las amortizaciones anticipadas.

    Y es que esa misma dualidad de la hipoteca está abierta, asimismo, para las amortizaciones anticipadas que decida realizar el cliente a lo largo de la vida del préstamo, en las que podrá decidir destinar el capital amortizado a reducir capital pendiente de alguno de los tramos de forma separada o a ambos tramos de forma proporcional a la deuda pendiente en ese momento. A la hora de amortizar, como suele ser habitual en toda hipoteca, el cliente indicará igualmente si desea reducir cuota o plazo.

    Gracias a esta posibilidad el cliente podrá ir balanceando el porcentaje de capital adeudado en modalidad variable y en modalidad fija, según las circunstancias personales y económicas junto con la situación de los mercados, pudiéndose dar la circunstancia de que un tramo de la hipoteca venza antes que el otro.

    El hecho de que la propia estructura del préstamo esté configurada por el propio cliente otorga a esta hipoteca un grado máximo de personalización en sus condiciones.
    Etiquetas