donuts.jpg

Consejos para una mayor diversificación de tu cartera de inversión


02.08.2021

Escrito por: BlackRock / Popcoin


Una dieta equilibrada debe parecerse a un arco iris, con verduras, carnes rojas y blancas, y tal vez incluso un poco de pan de centeno de masa madre, ese pan tan de moda que puedes encontrar hoy en día en las panaderías modernas. Si tu cesta de la compra se ve uniformemente beige, sabes que probablemente estás tomando las decisiones equivocadas.

El mismo principio se aplica en el mundo de la inversión. Nunca es una buena idea alimentarse de una sola cosa. Es posible que hayamos oído hablar de la llamada inversión milagrosa o acción milagrosa, cuyo precio sigue creciendo y creciendo, pero en realidad este tipo de valores son escasos y aislados, si es que existen. Y, a menudo, estos milagros tienen otro nombre, como “burbuja”, y las burbujas estallan, al igual que las acciones de las empresas tecnológicas a principios del milenio.

Por eso es importante diversificar, o distribuir el riesgo, no solo entre renta fija y variable, sino también por clases de activos, sectores, países e incluso monedas. Cuanto más amplia sea tu diversificación, menos probable será que te veas afectado por una caída de la renta variable o incluso por una desaceleración general del mercado. En otras palabras, una dieta equilibrada te mantiene en mejor forma por más tiempo.

Busca esta palabra: correlación. Si algo está correlacionado con otra cosa, significa que tienden a comportarse de la misma manera. Estar de verdad diversificado es lo opuesto a poseer valores que suben y bajan a la par. Por ejemplo, las acciones y los bonos tienden a tener una correlación negativa, moviéndose en direcciones opuestas desde alrededor del año 2000. Cuando el valor del dólar estadounidense cae, el del oro tiende a subir. Otra correlación negativa es la que existe entre el mercado bursátil de un país y el valor de su moneda, por lo general. Por ejemplo, cuando la libra esterlina alcanzó un mínimo de 30 años después de la votación del brexit. Las empresas de gran capitalización del Reino Unido (las compañías más grandes del mercado) se vieron reforzadas porque generaron ingresos que venían de mercados extranjeros, hacia los que también exportan, y como resultado de la caída de la moneda se volvieron aún más competitivas.

¿Por qué es importante la diversificación?

Veamos por qué es tan importante la diversificación. Supongamos que compras una cartera de 100 empresas de Estados Unidos. Podrías pensar que estás diversificado y que, si una acción cae, no afectará a las otras 99. Sin embargo, sí que podría hacerlo, porque si todas esas acciones son del mismo sector (productos farmacéuticos, por ejemplo), cada una de las acciones podría verse afectada por el cambio de una circunstancia, como una nueva ley que congele los precios de los medicamentos. Perseguir un sector porque has leído un titular positivo es como seguir una dieta de moda: no tiene ningún sentido comer solo sandía durante semanas.

Ahora supongamos que tu cesta de acciones contiene una mezcla de sectores, como empresas farmacéuticas, tecnológicas e industriales. Después de comprarlas, hay elecciones, y el nuevo presidente se compromete a aumentar el impuesto de sociedades para las empresas más grandes del país. Esto podría afectar a la confianza de los accionistas en que las compañías continuarán mejorando su margen de beneficios, y los precios de todas esas acciones podrían caer. Si hablásemos de la compra en el supermercado, esto equivaldría a comprar queso, yogur y nata: todo lácteos.

Ahora supongamos que posees una mezcla de acciones de empresas estadounidenses y bonos estadounidenses. Si la Reserva Federal anunciara un gran cambio en la política monetaria, ambas clases podrían venderse masivamente o experimentar un repunte, dependiendo de la naturaleza del anuncio. (¿Esta vez has sufrido una intoxicación alimentaria? Todo se ha cocinado en el mismo restaurante).

E imaginemos ahora que inviertes en una gama de pequeñas, medianas y grandes empresas de EE.UU., de muchos sectores, así como en una gama de bonos. Pero, ¿qué pasa si eres un inversor español? Un cambio en la relación entre el euro y el dólar estadounidense podría convertir esas mismas rentabilidades en mucho menos dinero.

¿Qué es diversificar?

Así, pues, como podemos ver, la diversificación va más allá de lo que en un principio podrías creer. La diversificación reduce el riesgo, no solo porque estás distribuyendo tu dinero entre muchos valores diferentes, sino también porque las diferentes clases de activos tienen sus propios riesgos.

Como regla general, cuanto mayor sea la proporción de renta variable en una cartera, mayor será el riesgo y más potencialmente volátiles serán las inversiones. Los bonos tienden a ser menos arriesgados que la renta variable, pero dicho esto, poseer bonos basura o high yield puede ser más arriesgado que poseer acciones de algunas empresas españolas de primera categoría muy grandes, por lo que los inversores deben considerar cada acción o bono individualmente.

Mientras que una cartera típica para un inversor de riesgo equilibrado tiende a estar compuesta por un 60% de renta variable y un 40% de bonos, el aumento de la globalización y la correlación significa que podría ser una buena idea distribuir tus inversiones entre un rango aún más amplio, que incluya a los bonos corporativos (deuda corporativa), bonos del tesoro (deuda gubernamental española), propiedades comerciales, inversiones alternativas, como el oro y el petróleo, y efectivo.

Las clases de activos no siempre se comportan como nos gustaría. El oro sufrió una ola de ventas en 2013 después de subir durante 10 años, mientras que el precio del petróleo se redujo a la mitad en 2015. Los Estados Unidos llevan 10 años de rentabilidades positivas desde la crisis financiera de 2008. No sabemos qué nos depara el futuro. Así que todo lo que podemos hacer es seguir un consejo sensato, comer muchas verduras y dormir bien por la noche.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos