Invertir ETF

¿Qué es un ETF? Todo lo que necesitas saber sobre los fondos cotizados


21.07.2020

Escrito por: Redes sociales


EFT son las siglas en inglés de Exchange Traded Funds, un producto que en España se conoce como fondo cotizado.

¿Qué es un ETF?

El objetivo de un fondo cotizado o ETF (Exchange-Traded Fund) es replicar la evolución de un determinado índice (p.ej., el FTSE 1001) y ofrecerle la misma rentabilidad que la de este índice, menos las comisiones. Al igual que los fondos de inversión, los ETFs brindan a los inversores acceso a una cartera de empresas (acciones), bonos u otras clases de activos (p.ej., materias primas o bienes inmobiliarios). Al igual que las acciones, las participaciones de un ETF pueden comprarse y venderse en bolsa. Por tanto, los ETFs combinan las ventajas de los fondos de inversión (diversificación) y las de las acciones (facilidad de negociación). Como en toda inversión, existe un riesgo de pérdida de capital y de ingresos. La liquidez de los productos no está garantizada.

ETF fondos acciones

Tipos de ETFs

En términos generales, existen dos tipos de ETFs que se diferencian por los activos subyacentes del fondo.

  1. ETFs de réplica física. Un ETF de réplica física compra los títulos del índice que pretende replicar, por lo que el inversor posee los títulos subyacentes. Existen dos tipos de réplica: réplica total de índice, en la que la cartera incluye todos los componentes con la misma ponderación que el índice; o réplica optimizada, en la que la cartera no incluye todos los componentes, especialmente cuando se trata de un índice amplio. En el caso de los índices de mayor tamaño, replicar el índice en su totalidad resultaría demasiado costoso y poco eficiente.
  2. ETF de réplica sintética. El ETF de réplica sintética compra un instrumento derivado, habitualmente un “performance swap”. En este tipo de contrato, el ETF recibe de una contraparte un rendimiento igual al del índice replicado menos una comisión (el “coste del swap”). Los ETFs de réplica sintética suelen ser más arriesgados que los de réplica física, debido a su exposición a la contrapartida del swap. Aun así, pueden ser eficaces para obtener exposición a mercados inaccesibles a través de fondos de réplica física, como los de materias primas y algunos mercados de difícil negociación de países emergentes. 

Ventajas de los ETFs

  • Eficiencia y acceso. Las participaciones de ETFs se negocian en bolsa, lo que permite invertir, incrementar la inversión, o deshacerla fácilmente. Comprar es tan fácil como vender.
  • Eficiencia en costes. Los ETFs tienen costes a menudo inferiores a los de otros tipos de fondos de inversión.
  • Transparencia. Con los ETFs, tiene un mayor control sobre sus inversiones y sabe precisamente en qué invierte. Puede consultar a diario los valores incluidos en la cartera del fondo, así como su rentabilidad y costes.
  • Diversificación. Los ETFs dan acceso a una multitud de opciones de inversión, que cubren un amplio abanico de clases de activos, sectores y zonas geográficas. Esta variedad permite diversificar el riesgo y no poner todos los huevos en la misma cesta. 

¿Qué riesgos conllevan los ETFs?

Es importante entender que los ETFs no gozan de ninguna garantía: como en el caso de cualquier inversión en renta variable o fija, existe un riesgo de pérdida del capital invertido inicialmente.

Hay muchas clases de ETFs y algunas son más arriesgadas que otras. Si inviertes en un ETF que mantiene títulos denominados en una moneda distinta a la tuya (p.ej., un ETF de renta variable japonés), sus rentas podrán verse afectadas por variaciones del tipo de cambio (EUR/JPY). Existen ETFs específicos con cobertura para minimizar el riesgo de divisa. Los ETFs están diseñados para replicar un índice: compran los mismos títulos que el índice y pretenden replicar su rentabilidad, menos los gastos de gestión del fondo. Existe un riesgo de que la rentabilidad del fondo se desvíe de la del índice. Sin embargo, cabe recordar que no se puede invertir directamente en un índice.

¿Cómo es la liquidez de los ETFs?

Los fondos cotizados son productos de inversión que tienen gran liquidez. La negociación se realiza en el Sistema de Interconexión Bursátil y el inversor puede comprar y vender en cualquier momento de la sesión bursátil. Además, cada ETF cuenta con especialistas que aportan liquidez al fondo cotizado mediante su presencia permanente en el mercado tanto a la compra como a la venta

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos