Euríbor negativo

Euríbor en negativo: consecuencias en las hipotecas


13.11.2020

Escrito por: Redacción


El euríbor, principal índice de referencia de las hipotecas a tipo variable, está en negativo desde hace varios años. En concreto desde febrero de 2016, y en octubre cerró en un mínimo histórico. ¿Qué implica eso para las hipotecas variables y mixtas firmadas?

Esta situación tiene gran importancia para todas las hipotecas, sobre todo para aquellas variables que están sometidas a los cambios de este índice. Las nuevas hipotecas fijas también se han visto indirectamente afectadas, ya que estos niveles tan bajos del euríbor han supuesto una bajada de los tipos de interés de estas hipotecas para hacerlas más competitivas.


Evolución del tipo de interes de las hipotecas 2012-2020

evolucion-tipo-interes-hipoteca.png

FUENTE INE

Si tomamos como referencia el año 2012, cuando Mario Draghi dijo que haría todo lo necesario para salvar el Euro y comenzó una política muy activa del BCE, vemos que los tipos de interés hipotecarios no han dejado de bajar.


¿Cómo afecta a las hipotecas que el euríbor esté en negativo?

Como decíamos, que el euríbor esté en niveles tan bajos tiene especial relevancia para las hipotecas a tipo variable,  que son aquellas cuyo tipo de interés se revisa periódicamente (normalmente cada año). 

Las hipotecas variables se componen de un tipo de interés variable y un diferencial. El hecho de que el euríbor esté en negativo implica que, en lugar de sumar, se restaría el euríbor al diferencial. Si el euríbor está más bajo que el diferencial, se pagaría ese periodo un interés del 0% por tu hipoteca. 

Para saber si este año vas a pagar más o menos que el anterior, lo que tienes que ver es si el euríbor está más algo o menos que hace un año. Si en la última revisión el euríbor estaba más bajo que los niveles actuales, este año te corresponderá un tipo de interés mayor que el periodo anterior.

¿Interesa amortizar hipoteca con el euríbor en negativo?

En principio la racionalidad económica nos dice que, si el tipo de interés que estamos pagando por la hipoteca es muy bajo, a veces incluso más bajo que la inflación, no nos interesa amortizar anticipadamente la hipoteca.

Sin embargo, si a pesar de que el euribor está en territorio negativo, pagamos un tipo de interés alto, entendiendo como tal que sea superior a la rentabilidad que nos ofrece algún tipo de inversión, lo razonable sería proceder a la amortización.

Y esta sería la clave a la hora de pensar en la amortización anticipada de la hipoteca: la rentabilidad alternativa que podamos sacarle al dinero del que disponemos: si es mayor que lo que nos cuesta la hipoteca no debemos amortizar, si es menor deberíamos amortizar.

Si tienes dudas sobre cómo se revisa la cuota de tu hipoteca, puedes consultar nuestro especial que recopila en detalle todos los aspectos a tener en cuenta: ¿Cómo y cuándo se revisa la cuota de mi hipoteca?

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos