subida-inflacion.jpg

¿Cómo afecta una fuerte subida de la inflación?


01.03.2022

Escrito por: Redacción


Todos sabemos qué es la alta inflación, la palpamos cuando vamos al supermercado o pagamos el recibo de la luz: es un aumento desmesurado de los precios que se verifica casi día a día aunque su medición se haga mensual o anualmente.

Hemos destacado lo de “alta” inflación porque, en condiciones normales, lo deseable es que haya una inflación moderada, el BCE la fija alrededor del 2%, aunque se puedan producir desviaciones, al alza o a la baja, durante un tiempo limitado.

La importancia de una inflación moderada

El que la inflación se mantenga estable es necesario y conveniente por varios motivos entre los que cabe destacar:

  • En base a las perspectivas de inflación las empresas pueden calcular sus costes y sus beneficios y hacer la planificación adecuada.
  • Es importante para los ciudadanos porque sus ingresos (salarios, pensiones, rentas de diverso tipo) pueden irse acomodando a las variaciones suaves de la inflación sin pérdida de poder adquisitivo mediante las correspondientes actualizaciones, normalmente anuales en muchas de esas rentas.

Cuando la inflación se dispara, como hemos visto en los últimos meses, todo lo anterior se desbarata:

  • A los empresarios les cuesta hacer su planificación y de ello pueden resultar
- o pérdidas, si los precios suben más de lo previsto,
- o un refuerzo de la inflación al incrementar sus precios de venta, un movimiento que los otros agentes del mercado imitarían.
  • Por su parte, las personas que viven de rentas más rígidas (asalariados o pensionistas, por ejemplo) verían mermado su poder adquisitivo ya que:
- o las revisiones de sus rentas para compensar la inflación se harían a posteriori, es decir anualmente y después de haber sufrido un periodo de inflación,
- o se harían de forma insuficiente, es decir, las revisiones al alza de sus rentas se harían por debajo de la tasa de inflación.

Este último fenómeno, el de las subidas de salarios para ajustarlos a la inflación, preocupa especialmente al BCE en estos momentos aunque, según sus propios datos, por ahora, no se está produciendo.

¡Ojo! Descubre la subida de impuestos “silenciosa” que sufrirás en tu nómina

Efectos de segunda ronda

Si como reacción a la inflación los empresarios aumentan los precios de sus productos y las rentas salariales crecen, estaríamos en lo que se llaman los “efectos de segunda ronda” que, en definitiva, lo que supone es un refuerzo en espiral de la inflación: como la inflación es alta, suben precios y salarios, lo que provocaría una mayor inflación, lo que, a su vez provocaría un nuevo aumento de precios y salarios, lo que…

Los bancos centrales garantes de la inflación

Para cortar esta espiral alcista de la inflación los bancos centrales, cuya misión fundamental, y a veces única, es el control de la inflación, tienen un arma muy poderosa que ya se utilizó con eficacia cuando el mundo vivió una espiral inflacionista a finales de los años 70 y principios de los 80, la subida de tipos de interés.

Para que nos hagamos una idea de lo que pasó entonces hay que recordar lo siguiente:

  • El 1980 la inflación de EE. UU. llegó al 14,8 % en marzo de 1980.
  • En 1983 ya estaba por debajo del 3 %.
  • Para lograrlo la Reserva Federal, FED, elevó la tasa de los fondos federales, desde un 11,2 % en el año 1979, hasta un 20% en 1981.

Guardando las distancias, porque las magnitudes no son las mismas, ahora estaríamos en una situación similar y la FED se dispone a subir las tasas de interés este año. Se habla de que puede haber hasta 5 subidas. El BCE, por su parte, ya admite que podría adelantar su plan de subidas de tipos. Se supone que las subidas de tipo contraerían el consumo y provocarían una bajada de precios.

Algunos economistas piensan que los bancos centrales están actuando con demasiada precaución, que deberían haber actuado antes y con contundencia, pero esta crítica se enfrenta a dos objeciones fundamentales:

  1. La subida de tipos podría tener efectos indeseables, como una recesión, tal y como pasó en los años 80, e incluso poner en peligro a muchas empresas endeudadas que no podrían pagar sus deudas.
  2. Si la causa más importante de la inflación actual son los elevados costes de la energía, en la eurozona justifican más del 50% de la inflación ¿qué puede lograr una subida de tipos? Evidentemente el BCE poco o nada puede hacer para que la tensión en Ucrania se relaje y con ella los precios de gas, por ejemplo.

Estas dudas explican, en parte, la “lentitud” de la actuación del BCE y, en una de sus últimas intervenciones Christine Lagarde abogó por evitar los “efectos de segunda roda”, es decir, evitar que las subidas salariales refuercen la espiral inflacionista algo que, de producirse, tampoco dependería del BCE. Por ahora, y según el propio BCE, esas subidas salariales “compensatorias” de la inflación no se están produciendo.

 

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos