derechos-consumimdor-restaurante.jpg

¿Es legal cobrar el cubierto? Descubre estos derechos del consumidor en un restaurante


03.08.2022

Escrito por: Redacción


Con la llegada de las vacaciones no está de más recordar algunos derechos de los consumidores. La OCU ha publicado una nota con cosas que no deberían cobrarte en bares y restaurantes para prevenir abusos como que te cobren por un vaso de agua en cualquier restaurante.

Antes de nada, recuerda que la lista de precios de un establecimiento

  • debe ser completa, y dar la información de los precios y servicios de una sola lectura, sin necesidad de información adicional,
  • tiene que estar a la vista del usuario,
  • tiene que mostrar los precios finales y completos, con el impuesto incluido.

La organización de consumidores pone el foco en 6 cosas que no te pueden cobrar sin más, otras que te cobran  sin tú saberlo o que pueden llevar a abusos:

  1. El cubierto. No es legal cobrar por el servicio o cubierto: esto debe estar incluido en el precio.

Sí te pueden cobrar por el servicio de pan si está en la lista de precios, detallado el precio por comensal o unidad. Si es por unidad, cuando se te acabe y pidas más, te lo sumarán a la cuenta.

Lo mismo con el aperitivo. Claro que te pueden cobrar por plantarte delante ese aperitivo de aceitunas o patatas fritas pero siempre y cuando, claro está, lo indiquen así en la carta o lista de precios. Si no dice nada, pregunta si es gratis, y ten en cuenta que si lo consumes cuando te lo pongan, te lo podrán cobrar.

Si no te lo comes todo, los establecimientos están obligados a facilitar un tupper para que puedas llevarte las sobras a casa, aunque en este caso pueden cobrar por el recipiente.

  1. Un plus por la reserva. Lo que sí pueden hacer (resulta una práctica habitual en grupos grandes, periodos festivos como las celebraciones navideñas) es cobrarte por adelantado una cantidad en concepto de reserva, pero luego deberían descontarlo del importe total.

Si luego por causa del coronavirus tienes que cancelarla, la OCU advierte de que esa reserva debe contemplar la posible anulación y su reembolso por causa de fuerza mayor, como lo sería el coronavirus (no solo por contagio, también por contacto directo u otras situaciones de riesgo).

  1. Agua de grifo gratis (por ley). Por fin los consumidores pueden beber agua del grifo, gratis, en bares y restaurantes. La Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, ya en vigor, así lo establece: los establecimientos deben siempre ofrecer a los usuarios de sus servicios agua del grifo, no envasada y de manera gratuita.
  2. Suplemento por terraza. Sí pueden cobrarlo, pero deben indicarlo así, y detallar el coste del servicio en la terraza, aclarando la cuantía. porque no basta un porcentaje del precio. De nuevo es preciso haber informado con antelación del importe, indicándolo en la carta y el establecimiento. Y debe aparecer en la factura. Lo mismo si ese suplemento es por estar en mesa en lugar de en barra.
  3. Suplemento por la COVID-19. La OCU advierte de que no se debe repercutir al cliente las tareas de mantenimiento y limpieza a las que se ven obligados por la pandemia. Pero si lo hacen, es preciso informar claramente por adelantado y el usuario tiene que aceptarlo expresamente.
  4. El IVA. No pueden engrosar la factura aplicando un 10% adicional al precio de la carta simplemente por sumar el IVA. Según la legislación nacional no está permitida la advertencia "IVA no incluido", aunque aparezca en el menú. Los precios que se comuniquen en la carta o lista de precios ya deben llevar sumado el IVA.
  5. Productos fuera de carta. Si te ofrecen productos fuera de carta, al proponértelos también deberían indicarte su precio. Si no es así y pretenden cobrarte una cantidad que consideras abusiva, podrías negarte a pagarlo y proponer abonar el importe de un producto similar que de la carta.
  6. El precio "según mercado". Es habitual encontrar menciones como precios según mercado (SM o PSM) en pescados, carnes y mariscos frescos. Otras veces indican "precio según peso", pues varía en función del peso de la pieza. En estos casos deberían al menos indicar un peso de referencia (por ejemplo, el importe por 100 g) que permita al consumidor hacerse una idea del precio aproximado de ese plato.

Y eso sí, revisa siempre la factura antes de pagar. Es fácil que pueda haber un error humano y se cuele algo que no has consumido o que falte algo de lo que sí has tomado. Ante cualquier problema, puedes pedir la hoja de reclamaciones. Si el establecimiento se niega a facilitarla, puedes reclamar la presencia de la policía municipal para que levante acta.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos