Powell

La Fed mantiene el tipo de interés de referencia (Fed Funds Rates) sin cambios


29.07.2021

Escrito por: Aránzazu Cortina, analista de Bankinter


Consulta cuáles son las últimas medidas tomadas por la Reserva Federal (Fed) y cómo han cambiado sus perspectivas sobre la economía americana. 

Principales medidas tomadas por la Reserva Federal

La Fed mantiene el tipo de interés de referencia (Fed Funds Rates) sin cambios en el rango 0,00%/0,25%, tal y como se esperaba.

Mantiene el ritmo actual de compras de bonos en al menos 80.000 millones de dólares en treasuries y 40.000 millones de dólares en MBS mensuales hasta que se consiga un progreso sustancial adicional hacia los objetivos del Comité de máximo empleo y estabilidad de precios.

Las decisiones han sido votadas a favor por unanimidad.

El principal cambio en el comunicado es que introduce un sesgo ligeramente más hawkish (duro) al afirmar que la economía ha progresado en los objetivos necesarios para considerar el inicio del tapering (reducción de programa de compras). Ahora bien, el comentario se matiza al afirmar que el Comité monitorizará estos progresos en próximas reuniones.

A su vez, la visión sobre la crisis sanitaria mejora un poco. Ahora el banco central considera que los sectores más afectados por la pandemia presentan una mejor situación (vs. “permanecen débiles” del comunicado de junio), pero siguen sin estar plenamente recuperados. La Fed considera que la evolución de la economía continúa ligada a la del virus, pero elimina el “significativamente” que introducía en su anterior discurso.

Principales conclusiones de la rueda de prensa

Destacamos los siguientes aspectos de la rueda de prensa del presidente de la Fed:

- Empleo: La política monetaria seguirá apoyando la recuperación uniéndose a otros factores como la buena marcha de la campaña de vacunación. Es cierto que la economía y el empleo han mejorado. Ahora bien, queda mucho por recuperar. La situación actual aún está lejos de cumplir con su objetivo que apunta a un avance sustancial hacia el pleno empleo. Insiste reiteradamente en que no cambiarán su política monetaria hasta que esta premisa se cumpla. Siguen existiendo factores que impiden un avance rápido en el mercado laboral. Alude al miedo a los contagios, el tiempo necesario para encontrar un nuevo empleo, el cuidado de menores/dependientes o las ayudas al desempleo aún vigentes. Todo ello retrasa una recuperación que acabará siendo vigorosa una vez estos efectos vayan desapareciendo. Prueba de ello es el alto número de vacantes actualmente en vigor. Además, se muestra preocupado por las desigualdades dentro del mercado de trabajo. La crisis sanitaria ha golpeado con especial dureza a trabajadores con menores salarios y a los afroamericanos.

- Inflación: Sigue claramente afectada por factores transitorios (cuellos botella, precios de materias primas, problemas en cadenas de suministro, etc) que irán desapareciendo progresivamente provocando una convergencia de los precios con sus expectativas de medio plazo. Además, no ven que el movimiento en los precios se produzca de manera generalizada en todos los sectores de la economía, sino que se limita a nichos concretos como los coches usados, los servicios o el transporte. Los indicadores de inflación a largo plazo siguen anclados. Actuarán si se mueven al alza de manera consistente y persistente en el tiempo.

- Tapering: Empiezan a discutir cómo irán modificando su programa de compras (en ritmo y composición). Vigilan los avances en la economía y decidirán según los datos que vayan recibiendo. Serán muy transparentes e irán anticipando al mercado su postura (en sus reuniones, comunicados formales, intervenciones de diferentes consejeros, etc). No tienen una fecha concreta contemplada para empezar con este proceso (descarta hablar de Jackson Hole y de la reunión de septiembre). Basarán su decisión en el cumplimiento de sus objetivos y por el momento están lejos de que el empleo lo cumpla.

- COVID: Los rebrotes parecen cada vez tener un efecto negativo más reducido en la economía, pero hay que seguir vigilando los efectos de la variante Delta cuidadosamente.

Opinión sobre la medida de la Fed

Reunión con pocos cambios, tal y como esperábamos. Es cierto que el comunicado muestra un sesgo ligeramente más hawkish (duro), pero nada realmente relevante. Pensamos que la Fed simplemente quiere telegrafiar y ser lo más transparente posible respecto a sus futuros movimientos. De hecho, en la rueda de prensa Powell muestra una postura marcadamente dovish (suave). Insiste en que el empleo sigue claramente lejos de cumplir con sus objetivos y que la inflación es transitoria y no afecta de manera generalizada a la economía. No cambiarán nada hasta que sus objetivos se cumplan.

En definitiva, consideramos este evento como un ejemplo más de que los bancos centrales quieren un verano tranquilo. Powell reconoció en la reunión de junio que ya han comenzado las deliberaciones sobre la reducción de las compras de activos (tapering). El debate interno entre consejeros por el timing correcto para comenzar esta retirada es intenso. Algo que es evidente a la luz de las declaraciones de distintos consejeros en los últimos meses. Miembros como Bullard o Kaplan lideran el ala más hawkish (dura) mientras que Kashkari, Bowman, Brainard, Williams, Daly o el propio Powell se sitúan en el lado más dovish (suave).

Los datos de inflación recientes son elevados (IPC 5,4% en junio, PCE 3,9% en mayo y 4,0% estimado para junio), pero la Fed insiste en que son transitorios, provocados por factores no recurrentes. Entre otros, cuellos de botella, escasez de semiconductores, encarecimiento de las materias primas, estímulos fiscales. La clave es vigilar las expectativas de inflación en el medio plazo y de momento ese frente no parece preocuparles. Powell considera que los precios irán convergiendo con sus expectativas. El propio cuadro macro de la Fed apunta a que el PCE en 2022 se moderará hasta +2,1% desde +3,4% previsto en 2021 y, además, la Fed está dispuesta a permitir registros superiores al +2,0% durante cierto tiempo. Especialmente en un contexto en que aún faltan algo menos de 7M de empleos por recuperar de los 22M destruidos durante la pandemia.

La atención se desplaza ahora a Jackson Hole (26/28 de agosto) y a la reunión formal del FOMC del 22 de septiembre. Será en ese momento cuando la Fed podría dar más detalles sobre su estrategia de salida, que en cualquier caso no comenzaría hasta 2022. En cuanto al tipo director no anticipamos subidas hasta 2023, cuando se implementarán dos alzas hasta el rango 0,50%/0,75%.

El impacto en mercado ha sido inicialmente apreciatorio para el dólar y para la TIR del T-Note. Sin embargo, conforme avanzaba la comparecencia de Powell el movimiento se ha dado la vuelta: la rentabilidad del T-Note cae ligeramente, el dólar se deprecia frente al euro y el S&P 500 avanza.

  • Niveles antes de la publicación del comunicado:

EUR/USD: 1,181 (+0,01%); S&P500: 4.397 (-0,11%); T-Note: 1,256% (+1,5 p.b.)

  • Niveles después de la rueda de prensa:

EUR/USD: 1,184 (-0,22%); S&P500: 4.408 (+0,14%); T-Note: 1,238% (-0,3 p.b.)

Documentos relacionados
29-07-2021 Descárgate el informe de la Fed
BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos