Habilidades sociales

¿Son las habilidades emocionales la clave del éxito?


13.03.2015

Escrito por: Redacción


¿Cuáles son las habilidades de las personas que impulsan el progreso económico y social? Responsables políticos de la OCDE debatieron esta cuestión en una reunión en Brasil y su resultado ha sido un informe que ya han publicado.

En el encuentro hubo unanimidad en destacar la importancia decisiva de que los niños desarrollen de modo equilibrado sus habilidades cognitivas, sociales y emocionales para llegar a ser adultos capaces de afrontar los retos del siglo XXI.

1. Las habilidades emocionales y sociales son el potencial más positivo que tenemos

Sabemos que los niños cuidados afectiva e intelectualmente son curiosos, comunicativos y alegres, y tienen una perseverancia espontánea para el aprendizaje.

Estos niños cuando crecen son adultos capaces de trabajar intensamente, por lo que suelen tener más éxito en un mercado de trabajo cambiante, y son más aptos para enfrentarse a cambios vitales como una pérdida de empleo o una desintegración familiar.

La mayoría de centros de educación son conscientes de ello y aseguran que sus estudiantes no solo accedan conocimiento más avanzado sino que fortalezcan aspectos de su carácter como la atención, la curiosidad, la creatividad y el liderazgo, que les permitirán orientarse con más facilidad en un mundo cada vez más inestable e inseguro.

Pero estas habilidades rara vez se tienen en cuenta en la educación formal, en la admisión a las universidades o en los currículum, ya que se parte de la premisa tradicional, parcialmente falsa, de que el hombre es "un animal racional" cuando también lo es emocional y social.

2. Son medibles y modificables a cualquier edad

Una posible razón que está detrás de estas lagunas es la creencia de que las habilidades sociales y emocionales son difíciles de medir, pero recientes avances en evaluaciones psico sociales ofrece instrumentos para cuantificarlas.

Otra de las razones puede ser la percepción de que las habilidades sociales y emocionales son difíciles de mejorar.

El Informe de la OCDE contradice estas creencias y explica que estas habilidades no sólo son medibles sino también maleables durante los años de crecimiento.

Los padres pueden proporcionar apoyo a sus hijos con actividades y rutinas caseras en un ambiente afectuoso, los profesores pueden mejorar la motivación y la estabilidad emocional de los niños si se convierten en sus mentores,las comunidades locales pueden completar los esfuerzos de padres y profesores proporcionando oportunidades de aprendizaje informal para que los niños se involucren en la vida comunitaria a través de proyectos sociales. 

Relación entre el entorno de aprendizaje, habilidades y progreso social

8015.habilidades-progreso

El Informe demuestra también que el aumento de este tipo de habilidades se pueden medir de manera significativa y, de hecho, la OCDE se ha embarcado en estudio para hacer más evaluaciones en un marco comparativo en las grandes ciudades con el objetivo de que se puedan compartir las experiencias.

La OCDE tiene la convicción de que la inversión en estas habilidades será fundamental para hacer frente a los numerosos desafíos socio económicos que se avecinan con unos ciudadanos saludables y responsables.

Y aquí la palabra "inversión" tiene un significado amplio ya que está en juego un futuro cuyo interés concierne no solo ni en primer lugar al Estado sino sobre todo a las familias.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos