Casilla renta empresas nueva creación

Renta 2020: Casillas de la renta para las deducciones y reducciones por discapacidad


08.04.2021

Escrito por: Redacción


La discapacidad tiene varios apartados clave en la declaración de la Renta 2020. Si  tienes reconocido (o alguno de los familiares a tu cargo) un grado de discapacidad igual o superior al 33%, lee atentamente este artículo para anotar todas las deducciones y otros beneficios a los que tiene derecho. Y si te queda alguna duda, encontrarás información más ampliada en este folleto con la normativa para personas con discapacidad de la Agencia Tributaria

Antes de abordar todos los detalles, dos consideraciones previas básicas que, para no alargarnos demasiado, te dejamos con su enlace de consulta:

Grado de discapacidad

Vayamos ahora a lo que nos ocupa: reducciones y otros beneficios que contempla la Renta 2020 para las personas con discapacidad. Lo primero, recuerde rellenar bien los datos personales con el grado de discapacidad (clave 11) de la página 1 del Modelo 100 y el de los ascendientes o descendientes a cargo (página 2, situación familiar) las claves 79 y 93.

Para la aplicación de las reducciones y demás beneficios previstos para las personas con discapacidad es necesario cumplir las siguientes condiciones:

  1. La determinación de las circunstancias personales y familiares que deben tenerse en cuenta para la aplicación del mínimo por discapacidad se realizará atendiendo a la situación existente a la fecha de devengo del impuesto, esto es el 31 de diciembre.
  2. La aplicación del mínimo por discapacidad de ascendientes o descendientes está condicionada a que cada uno de ellos genere derecho a la aplicación del respectivo mínimo
  3. Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación del mínimo por discapacidad respecto de los mismos ascendientes o descendientes, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.
  4. No procederá la aplicación de estos mínimos cuando los ascendientes o descendientes presenten declaración por el IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.

Mínimo por discapacidad

Los mínimos generales de la Renta 2020 para determinar los mínimos personales y familiares son los que parecen en el siguiente cuadro.

Mínimo del contribuyente

General

5.550 €

Más de 65 años

5.550 €+1.150€

Más de 75 años

5.550 €+1.150€+1.400€

Mínímo por descendientes
(menores de 25 años o discapacitados)

2.400 €

2.700 €

4.000 €

4º y siguientes

4.500 €

Descendientes menores 3 años: se incrementará
el anterior en

2.800 €

Mínimo por ascendientes

Más de 65 años o discapacitado

1.150 €

Más de 75 años

1.150 € +1.400 €

Adicionalmente, la Renta 2020 contempla un mínimo por discapacidad que varía según el grado de discapacidad y que puede incrementarse con gastos de asistencia. Para evaluar el grado de discapacidad se toma como referencia la fecha de 31 de diciembre. Estos datos se consignan en las casillas 517 (parte estatal) y 518 (parte autonómica). El mínimo por discapacidad es la suma del mínimo por discapacidad del contribuyente y del mínimo por discapacidad de ascendientes y descendientes. Las cifras figuran en el siguiente cuadro.

Grado de discapacidad

Discapacidad

Gastos asistencia

Total

Igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100 .......................................................

Igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100 y que acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida...............

Igual o superior al 65 por 100 ...........................

3.000

3.000

9.000

----

3.000

3.000

3.000

6.000

12.000

Variaciones autonómicas

Recuerda que las Comunidades Autónomas tienen competencias normativas sobre el importe del mínimo personal y familiar aplicable para el cálculo del gravamen autonómico. Así, la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, la Comunidad de Madrid y Comunidad Autónoma de La Rioja han regulado el importe del mínimo personal y familiar aplicable para el cálculo de la parte autonómica del impuesto.

Deducciones por personas con discapacidad a cargo

La deducción por ascendientes o descendientes con discapacidad a cargo se sitúa en 1.200€ anuales. Castillas 623- 624 y 636-637.

Se establece un nuevo supuesto: cónyuge, también 1.200€, si no tiene rentas anuales superiores a 8.000€ (casillas 248 y 249).

Estas deducciones se calcularán de forma proporcional al número de meses en que se cumplan los requisitos previstos y tendrán como límite en el caso de contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades en cada período impositivo.

Reducciones de los rendimientos del trabajo

Rendimientos de trabajo en especie exentos: en la exención por primas o cuotas satisfechas por la empresa a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad del trabajador, su cónyuge y descendientes se incrementa el límite de exención a 1.500 € cuando éstas sean personas con discapacidad.

Frente a los 2.000€ que como “gastos deducibles” corresponden con carácter general a los contribuyentes o los 2.000€ adicionales por movilidad geográfica, las personas con discapacidad que sean trabajadores activos incrementan estos gastos deducibles (casilla 21) hasta las cantidades que aparecen en el siguiente cuadro:  

En tributación conjunta de unidades familiares con varios trabajadores activos con discapacidad, el incremento de gasto deducible será único y se aplicará el importe del trabajador activo de la unidad familiar con mayor grado de discapacidad.

Reducciones de rendimientos de actividades económicas

Los trabajadores autónomos económicamente dependientes o con único cliente no vinculado si son personas con discapacidad, podrán adicionalmente minorar el rendimiento de las reducciones contempladas de manera general en 3.500 € anuales, con carácter general, o en 7.750 € si acreditan necesitar ayuda de terceras personas, movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

El método de estimación objetiva contempla las siguientes reducciones para la aplicación de los módulos:

  • Módulo de personal no asalariado: Se computará el 75% del módulo de personal no asalariado con un grado de discapacidad del 33% o superior (situación existente al devengo del impuesto).
  • Módulo de personal asalariado: Se computará en un 40% al personal asalariado que sea una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 33 %. Si se obtiene el grado de discapacidad durante el periodo impositivo, el cómputo del porcentaje se efectuará respecto de la parte del periodo en la que se den esas circunstancias.
  • Índice corrector por nueva actividad: Cuando los contribuyentes tengan un grado de discapacidad igual o superior al 33%, los índices correctores aplicables serán del 0,60 si se trata del primer año del ejercicio de la actividad, o del 0,70 si se trata del segundo.

En estimación directa, se eleva a 1.500 € el gasto deducible por las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él, cuando se trate de personas con discapacidad.

Reducciones por aportaciones al patrimonio protegido


Personas con derecho a la reducción:

−Las que tengan una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el

tercer grado inclusive, con la persona discapacitada.

−El cónyuge de la persona discapacitada.

−Las que lo tuvieran a su cargo en régimen de tutela o acogimiento

Las aportaciones a patrimonio protegido de personas con discapacidad del que es titular el contribuyente se anotan en la casilla 10.

Las aportaciones realizadas al patrimonio protegido, que podrán ser dinerarias o no dinerarias, tienen la consideración de rendimientos del trabajo para la persona con discapacidad titular de dicho patrimonio, con los siguientes límites y condiciones: las aportaciones realizadas, darán derecho a reducir la base imponible del aportante, con el límite máximo de 10.000 € anuales (casilla 481 y 495). El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que efectúen aportaciones a favor de un mismo patrimonio protegido no podrá exceder de 24.250€ anuales. En su caso, cuando concurran varias aportaciones al mismo patrimonio protegido y se supere el límite de 24.250 euros, la reducción debe hacerse de forma proporcional al importe de dichas aportaciones. Puedes ampliar información aquí.

Cuando las aportaciones excedan de los límites previstos o en aquellos casos en que no proceda la reducción por insuficiencia de base imponible, se tendrá derecho a reducción en los cuatro periodos impositivos siguientes, hasta agotar en cada uno de ellos los importes máximos de reducción. En caso de concurrencia se aplicará en primer lugar la reducción de ejercicios anteriores.

Tratamiento fiscal de las aportaciones recibidas para el contribuyente con discapacidad:

  • Cuando los aportantes sean personas físicas, tendrán la consideración de

rendimientos de trabajo hasta el importe de 10.000 € anuales por cada aportante y 24.250 € anuales en conjunto.

  • Cuando los aportantes sean sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades (IS),tendrán la consideración de rendimientos de trabajo siempre que hayan sido gasto deducible en el IS, con el límite de 10.000 € anuales. Este límite es independiente del anterior.

El importe de las aportaciones que, por exceder de los límites y condiciones anteriormente comentados, no tenga la consideración de rendimientos del trabajo estará sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Planes de pensiones y otros sistemas a favor de personas con discapacidad

Reducen la base imponible todas las aportaciones cuyos beneficiarios son personas con discapacidad psíquica igual o superior al 33%, física y sensorial igual o superior al 65% y las que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado. Las aportaciones las puede hacer el discapacitado o sus familiares en favor del discapacitado. Puedes ampliar información aquí. Las aportaciones dan lugar a las deducciones señaladas en el siguiente cuadro y figuran en las casillas 476 y 494.

Reducciones discapacidad

Cuando concurran varias aportaciones a favor de la misma persona con discapacidad, la reducción se efectuará, en primer lugar, sobre las aportaciones realizadas por la propia persona con discapacidad y, sólo si las mismas no alcanzaran el límite de 24.250 euros anuales, podrán ser objeto de reducción las aportaciones realizadas por otras personas a su favor en la base imponible de éstas, de forma proporcional a la cuantía de dichas aportaciones.

Las aportaciones realizadas que no hubieran podido reducirse en los ejercicios de 2015 a 2019 por insuficiencia de la base imponible, se imputarán al presente ejercicio (siempre que se haya solicitado en las respectivas declaraciones poder reducir el exceso en los cinco ejercicios siguientes).

Las prestaciones constituyen rendimientos del trabajo en el momento de su percepción. Las prestaciones en forma de renta están exentas hasta un importe máximo de 3 veces el IPREM (límite: 22.558,77 €). Este límite se aplica de forma individual y separada con los rendimientos del trabajo derivados de las aportaciones a patrimonios protegidos de personas con discapacidad.

Deducción por adecuación de la vivienda habitual de personas con discapacidad

La deducción por adquisición fue suprimida en 2012 para todos los contribuyentes, aunque se pueden desgravar las adquisiciones pendientes hasta esa fecha. Lo mismo ocurre con el alquiler, que vive un periodo transitorio para los contratos formalizados antes de 2015. Sí cabe la deducción por obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual por razones de discapacidad propia, del cónyuge u otros familiares que convivan en la vivienda, si reúnen los requisitos establecidos y las obras se iniciaron antes del 1 de enero de 2013 y concluyeron antes del 1 de enero de 2017.  Casillas 704 y 705.

La base máxima de deducción por adecuación es de 12.080 €, siendo independiente del límite de 9.040 € establecido con carácter general para la deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. Hay un tramo estatal del 10% y otro autonómico del mismo porcentaje (Cataluña tiene un 15%).  Puedes ampliar aquí la información y los detalles.

Ganancias y pérdidas patrimoniales

  • Se estima que no existe ganancia o pérdida patrimonial por aportaciones a patrimonios protegidos constituidos a favor de personas con discapacidad.
  • Está exenta la transmisión de la vivienda habitual por personas con dependencia severa o gran dependencia de acuerdo con la Ley de promoción a la autonomía personal y atención a personas en situación de dependencia.


BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos