bombillas-ahorro-energetico.jpg

¿Por qué y cómo invertir en eficiencia energética?


08.03.2021

Escrito por: Bankinter Gestión de Activos


En los inicios de la revolución industrial (1760-1830), pocos se imaginaban el cambio tan importante que se iba a producir varios siglos después, tanto en el consumo como en el uso de la energía. Los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas, principalmente) fueron la base sobre la que se asentó el fuerte crecimiento experimentado por las economías mundiales. Sin embargo, varios siglos después las emisiones de los gases de efecto invernadero y el cambio climático comienzan a poner de manifiesto la preocupación por nuestro planeta.

Todo ello pese a que a lo largo de los años hemos ido mejorando la eficiencia de máquinas y electrodomésticos, reduciendo su contaminación y su consumo, y, actualmente, estamos volcados en la búsqueda de fuentes alternativas de energía. En este artículo elaborado por Bankinter Gestión de Activos te explicamos todo lo que rodea a la eficiencia energética y te presentamos nuestro fondo Bankinter Eficiencia Energética y Medioambiente R FI (Ver ficha) - ISIN ES0114806039).

Definición de eficiencia energética

Eficiencia energética supone el uso eficiente de la energía. Pero no solo consiste en reducir el consumo energético, sino que supone también mantener el confort y calidad de vida. Al mismo tiempo que se protege el medio ambiente y se persigue la sostenibilidad. Indudablemente, la eficiencia energética está ligada al equipamiento, la tecnología y el uso de energías renovables.


Claves de la eficiencia energética

Todos podemos conseguir eficiencia y ahorro energético, tanto a nivel individual como colectivo o tanto en nuestro hogar como en nuestro trabajo. El consumo responsable supone el primer paso en reducir el gasto energético y en llegar a conseguir ser eficientes. La acción de una persona no tiene impacto, ya que la repercusión global se consigue cuando muchas personas utilizan los recursos de manera eficiente. La motivación no tiene que ser única y, exclusivamente, reducir el coste de la energía.

Maneras de ser eficientes

En el hogar: una casa eficiente debiera proporcionar una vida más satisfactoria. Es clave los materiales usados en la construcción, los aislantes, el recubrimiento de las paredes, la iluminación, la manera de calentar/enfriar… Además, el 40-60% del consumo energético de una vivienda es la caldera (calefacción y agua caliente).

En la industria: innovar y aumentar la eficacia desembocan en una maximización de beneficios.

En el transporte: no siempre se requieren vehículos híbridos o eléctricos; sino que hay alternativas como una conducción eficiente (no conducir a altas velocidades, no hacer movimientos bruscos, mantenimiento adecuado de los neumáticos…).


Dificultades para instaurar la eficiencia energética

Hoy en día se trata de una posibilidad y no una obligación. Hace más de 23 años que se firmo el acuerdo de Kyoto y todavía hay países que no se han adherido a este protocolo.

A nivel nacional y supranacional, se han realizado leyes y recomendaciones. Sin embargo, todavía los ciudadanos pueden elegir el tipo de combustible, los materiales usados en la construcción de sus casas, la tecnología eléctrica, la etiqueta eficiente de los electrodomésticos comprados… Por tanto, estamos ante un tema de concienciación de la sociedad.

Obsolescencia. La rapidez en la innovación provoca que los usuarios se vean obligados a cambiar sus aparatos electrónicos con una mayor periodicidad; bien porque dejen de funcionar, bien porque se hayan quedado anticuados. Sin embargo, el otro lado de la balanza nos muestra que como clientes tenemos productos más eficientes, que consiguen menor consumo y ahorro energético. Al mismo tiempo, se dinamiza la economía: los fabricantes renuevan sus stocks, generan empleo, invierten más dinero en investigar y mejorar sus productos.

Principales ventajas de la eficiencia energética

Medioambientales: Es probablemente la más patente. El consumir menos energía o utilizar energías menos contaminantes suponen un menor perjuicio para el medio ambiente:

- Disminuir emisiones o impacto de los gases de efecto invernadero.
- Minimizar la explotación de recursos naturales escasos y preciados.
- Económicas. La eficiencia energética tiene una compensación a nivel económico:
- Innovación y mejora de productividad generalizada en las compañías.
- Independencia frente a otros países más ricos o con mayores recursos.
- Ahorro, tanto a nivel individual como estatal.
- Menor coste de los productos y servicios generados o utilizados.

Personales: La calidad de vida debiera ir asociada y ser el fin de cualquier proceso de eficiencia energética.

En Europa, desde 1998 los estados miembros se pusieron de acuerdo para mejorar la eficiencia energética. Además, han tratado de elaborar una legislación acorde sobre productos, industria, transporte, etc. que cree un marco adecuado para la eficiencia energética. Sin embargo, cada estado miembro debe decidir individualmente cómo logrará dicho ahorro energético.

Cómo invertir en eficiencia energética

El fondo de inversión Bankinter Eficiencia Energética es nuestra manera de invertir en renta variable de empresas relacionadas con la mejora de la eficiencia en el uso de la energía y del transporte, el almacenamiento de la electricidad, la automatización y mejora de la productividad industrial, la reducción del impacto ambiental del uso de combustibles fósiles, las energías renovables y la gestión de agua y residuos.

Te invitamos a conocerlo a través de su ficha

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos