comprar-casa-playa.jpg

Comprar una casa en la playa: 10 consejos, trucos y recomendaciones


29.05.2024

Escrito por: Redes Sociales


Llega el verano y, con él, es muy común disfrutar de unos días de vacaciones en la playa. Muchas personas se plantean comprar una vivienda en la playa, ya sea para disfrutar de unos días de relax cuando quieran, como inversión o de cara a una jubilación en el mar. Si estás pensando en comprar un apartamento en la playa, en este artículo te vamos a ofrecer 10 consejos a tener en cuenta para adquirir con éxito esa vivienda de tus sueños.

"Una casa con terraza y vistas al mar". Ese es el pensamiento de muchas personas cuando piensan en momentos de relax. Por ello, la vivienda en la playa suele una de las categorías más abundantes cuando se analizan las segundas viviendas de los españoles.

A continuación, hemos reunido 10 consejos valiosos para ayudarte a realizar una compra exitosa y satisfactoria de un piso en la playa.

1) Ubicación, ubicación y ubicación

En las casas de playa, la ubicación y la localización siguen siendo fundamentales a la hora de elegir una vivienda. Tanto si quieres comprar una casa en la playa barata como si estás pensando en una villa de lujo frente al mar, su ubicación será primordial para que sea una buena inversión personal y financiera.

Elige una buena ubicación porque siempre será un activo de valor y recuerda que en tiempos de crisis no resisten igual de bien las casas bien ubicadas que aquellas que no gozan de esta característica. Cuando hablamos de ubicación, hablamos desde la localidad a la propia ubicación dentro de cualquier localidad.

2) La primera línea de playa es TOP

A la hora de hablar de viviendas en la playa, la primerísima línea de playa es lo más demandado y, por lo tanto, lo que tiene un valor y un precio más alto. Su oferta es limitada al ser un producto escaso, pero si tienes la oportunidad y encuentras algo interesante... no lo dudes porque siempre tendrá demanda si algún día lo quieres vender.

Elige lo más cercano a la playa y evita alejarte del mar demasiado porque entonces el producto deja de ser un producto de playa.

3) Investiga diferentes ubicaciones y compara precios

Realiza una investigación exhaustiva de las diferentes ubicaciones en la costa española. No es lo mismo la costa andaluza, que Levante, que la Costa Brava, que Galicia. Ni tampoco es lo mismo el clima ni el estilo de vida. Medita bien qué es lo que quieres (sol, gastronomía, tranquilidad...) y una vez tengas claras tus necesidades, ponte a investigar y buscar.

Compara los precios de las casas de playa en diferentes zonas y considera el potencial de revalorización o rentabilidad por alquiler de cada área. Para ello, puedes hacer mucho trabajo gracias a los portales inmobiliarios y a las webs de reservas de apartamentos.

4) Los extras son un plus, pero no siempre necesarios

Tener piscina, plaza de garaje si es una zona complicada de aparcar o pista de pádel pueden ser pluses para tu vivienda en la playa, pero valora bien qué vas a necesitar. La primera línea de playa no siempre goza de piscina, pero quizás prefieras desayunar frente al mar que tener una piscina en una urbanización más alejada. Cada persona tiene sus necesidades y preferencias, además de su presupuesto.

5) Valora su posible rentabilidad por alquiler

"La alquilas en verano y se paga sola". Ese suele ser un dicho muy común en las conversaciones inmobiliarias de verano. Y es que si bien es cierto que los precios de alquiler de las casas de playa han crecido en los últimos años y que una segunda vivienda en la playa no suele ser utilizada todos los días ni meses del año, también es importante valorar si nuestra vivienda podrá gozar de una buena salida al mercado si quisieras alquilarla.

No todas las poblaciones de playa ni pisos de costa tienen demanda durante el resto del año... pero siguen teniendo sus gastos (hipoteca, suministros, impuestos, seguros, comunidad...). Haz bien los cálculos antes de pensar a la ligera que la casa se pagará sola. Igualmente, si la vas a alquilar vacacionalmente, ten en cuenta la normativa para conseguir los permisos necesarios, el precio de la gestión de los alquileres, los gastos de limpieza si tú no puedes atenderla y los impuestos a pagar.

En este sentido, los portales de alquiler tipo Airbnb o Booking cobran aproximadamente un 15% de comisión por alquilar la vivienda, el servicio de limpiar y preparar una vivienda puede rondar los 60-100 euros por cada servicio (dependiendo de muchas circunstancias) y Hacienda exige alrededor del 20% del beneficio conseguido.

Por ello, aunque la rentabilidad de una buena casa de playa puede rondar el 8-12% por alquiler vacacional (o más, ya que depende de muchas circunstancias), no es oro todo lo que reluce y es importante hacer bien los cálculos. Hay viviendas que no dan ni un 2-3% por este alquiler y además requieren una atención constante que debes estar dispuesto a darla para tener las mejores reseñas.

Haz bien los cálculos. Si quieres ampliar información, puedes hacerlo en este artículo: Cómo calcular la rentabilidad de una vivienda para alquilar (ejemplos)

6) Examina la infraestructura y servicios locales

Los turistas y nosotros mismos buscamos cada vez más calidad de vida. Por ello, verifica la calidad de la infraestructura y los servicios locales, como carreteras, transporte público, hospitales y supermercados, a la hora de elegir una vivienda de playa.

Asegúrate de que la zona cuente con los servicios necesarios para una vida cómoda y conveniente.

7) Valora el estado de la propiedad

Antes de comprar una vivienda en la playa, realiza una inspección minuciosa del estado de la propiedad porque las obras, reparaciones o reformas pueden suponer un importante gasto. Considera contratar a un profesional para que evalúe posibles problemas estructurales o daños causados por la humedad de estas zonas.

Otra opción puede ser la compra de un solar y construcción de una vivienda mediante autopromoción. Es un camino más largo y tortuoso que debes valorar con esmero porque el coste final suele ser más alto del inicialmente previsto.

8) Estudia su posible revalorización

Los mercados inmobiliarios de las segundas viviendas son más volátiles que los de viviendas habituales y el producto también está más expuesto a los vaivenes del mercado. En la crisis inmobiliaria de hace una década las caídas de precios de algunos apartamentos y zonas nuevas fueron dramáticas y por ello es importante ver la posible revalorización de la vivienda.

Estudia bien las perspectivas, la actividad turística y huye de producto con escaso atractivo cuya demanda posterior pueda dificultar su venta. También suelen tener el recorrido muy limitado aquellas zonas con cientos de apartamentos similares.

9) Negocia el precio

Los pisos de playa son un activo muy particular y en la formación de su precio influyen diversas variables como hemos ido viendo en este artículo. Por ello, la diferencia de una casa en 1ª línea de playa a una 2ª línea de playa puede ser enorme, lo mismo que de una localidad de moda a otra al lado que no lo esté tanto o de tener vistas al mar o no.

Por ello, siempre conviene negociar bien el precio hasta conseguir uno adecuado. Puedes hacer un importante estudio de mercado tú mismo, pero recurrir a una tasación puede ser una buena idea para evitar pagar de más o dejar fuera del cálculo cualquier atractivo o riesgo que no percibas como comprador esporádico.

10) Consigue una buena hipoteca

Aunque los precios de las viviendas en la playa suelen ser más bajos que los de las grandes ciudades, también suele ser habitual tener que recurrir a una hipoteca para comprar una casa en la playa. Su elección influye en el coste final de la vivienda y por ello es óptimo conocer y elegir una buena financiación.

Las hipotecas sobre segundas viviendas suelen tener unas condiciones diferentes a las de vivienda habitual. Por ejemplo, suelen frente al 80% de financiación habitual para primera vivienda, en el caso de segunda vivienda ese porcentaje suele reducirse al 60%. El resto, como en cualquier hipoteca, dependerá de tu situación económica, laboral, etc.

Descubre la hipoteca de Bankinter para comprar una segunda vivienda


BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal
simpleCaptcha
Rellena el captcha correctamente
Por favor escribe las letras de la imagen superior.
Debe aceptar la Cláusula de Protección de Datos