robot

El futuro ya está aquí: Los servicios que vas a necesitar en un futuro inmediato


27.05.2016

Escrito por: Redacción


Todos los servicios del futuro a nuestro alcance:

¿Qué servicios serán imprescindibles para nosotros en un futuro inmediato? Más de setecientos cincuenta emprendedores y directivos empresariales del mundo de la tecnología opinan en el informe Observación de Tendencias 2016 de Accenture sobre los campos tecnológicos emergentes que más y mejor responderán a nuestras necesidades y, entre ellos, destaca las perspectivas del sector servicios.

Las posibilidades de las aplicaciones se multiplican

Hasta ahora hemos sido los administradores de nuestras apps. Las descargamos, las abrimos, las borramos y las alternamos. Los servicios y productos de las apps están en plataformas desde las que se ofrecen a los consumidores en función del momento, el lugar o la situación. Los desarrolladores han seleccionado los mejores servicios de las apps y los han utilizado para  proyectos más complejos, inteligentes e integrados.

Por ejemplo:

  1. Ya es posible introducir nuestras apps bancarias en un dispositivo doméstico como el de Nest y poder pagar facturas, contratar servicios de limpieza, hacer la compra, etc.
  2. Visa investiga un coche conectado que pague la gasolina y los pedidos que compremos, de modo que los podamos recoger sin bajarnos del coche.
  3. La nueva función de Google “Now on Tapes la de un asistente personal que examina lo que hay en la pantalla y actúa automáticamente según nuestras necesidades.

Y, para completar el panorama de cambio, también parece que alternar entre varias apps puede acabarse pronto. WeChat, , la “app para todo” de mensajería china, con 10 millones de apps de terceros alojadas en ella y más de 600 millones de usuarios al mes, va más allá de la definición tradicional de app o incluso de navegador.

En un futuro inmediato el cometido de las apps será contradictorio. La mayoría de ellas ofrecerán sus servicios como hasta ahora, pero es más que probable que se generalice utilizarlas también en servicios más complejos.

El mundo de las apps es un ejemplo vivo de las rápidas transformaciones que se están produciendo en el sector servicios. Con estructuras que nada tienen que ver con las de las empresas de servicios tradicionales y, cada vez más atomizadas, se integrarán en servicios más complejos y a tiempo real en todo el mundo.

Servicios digitalizados para los ciudadanos.

Los gobiernos están potenciando servicios que atienden con más precisión las necesidades individuales de sus ciudadanos. También  la tecnología facilita que gobiernos y empresas resuelvan asuntos graves de forma conjunta. Así, durante una semana, la Casa Blanca respaldó la cooperación entre la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas y Kickstarter y se obtuvieron 1,8 millones de dólares.

En un futuro inmediato, los gobiernos podrán ser respaldados por plataformas digitales del sector privado.

Un ejemplo:

  • La empresa de empleo F6S es un foro social de innovación para startups, consejeros e inversores que permite enviar solicitudes de trabajo, publicar o inscribir ofertas de trabajo y buscar fondos de inversión. 

El cuidado de la salud, un valor económico.

Vivimos en una época en que los sueldos no suben, los trabajos son inestables y los gastos sanitarios caros. La auto-monitorización ya no es un pequeño nicho tecnológico y los dispositivos de salud y bienestar cada vez se utilizan más. Estos dispositivos y sus datos extienden la prevención, facilitan las interacciones con el personal sanitario y minimizan las urgencias innecesarias.

En un futuro inmediato, el enfoque de la medicina de precisión se generalizará para personalizar tratamientos según el estilo de vida y el perfil genético de los pacientes. Esto supondrá un ahorro y una mejora de vida.

La tecnología democratiza los servicios de lujo

La digitalización de los servicios está cambiando la percepción de la escala social.

  • En lo financiero, los préstamos entre particulares P2P arrasan en los países desarrollados y en vías de desarrollo.
  • En educación, la Universidad de Harvard, como otras muchas, tiene aplicaciones que hacen públicas sus clases.
  • En lo cotidiano, Instacart nos hace la compra en una hora, Facebook with nos facilita asistentes personales, Birchbox está para darnos un capricho o Trunk Club para tener nuestro estilista de moda.

En un futuro inmediato, ante la democratización de los servicios de banca, sanidad, educación, compras, etc, resulta predecible que surja un nuevo estrato de servicios de lujo disponible en exclusiva para unos pocos.

Big Data hará responsables a las empresas.

Estar conectados permite decidir y satisfacer nuestras necesidades de un modo más rápido y focalizado.  Los servicios conectados mejorarán aún más nuestras vidas, simplificarán las tareas en nuestros hogares mediante la automatización y  la inteligencia artificial. Pero esto tiene la contrapartida de que compartimos datos que hasta ahora eran privados.

En la era post-Snowden los usuarios tienen un sentimiento de desconfianza y a esta inquietud comienzan a responder empresas y legisladores  

En un futuro inmediato, la protección y la seguridad no serán un imperativo de las empresas sino una responsabilidad social.

Por ejemplo:

  • La Comisión Federal de Comercio de EE. UU. publicó el año pasado un informe sobre Internet de las Cosas con las pautas que deben seguir las empresas para proteger la privacidad y la seguridad de nuestros datos.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos