propuesta-transicion-ecologica.jpg
Teresa Ribera Rodríguez. Ministra para la Transición Ecológica

Así es la propuesta española para reformar el mercado eléctrico europeo


13.01.2023

Escrito por: Redacción


Los ministros de Energía de Europa llegaron en septiembre a un acuerdo para intervenir el mercado de la electricidad. Llegar a una reforma que sirva a los intereses a los 27 miembros va a ser tarea complicada, por lo que habrá que esperar aún más. Esta semana el Gobierno de España ha enviado a la Comisión Europea una propuesta para reformar el mercado eléctrico europeo. En este artículo vamos a contar en detalle en qué consiste la propuesta española.

¿En qué consiste la propuesta del Gobierno de España?

De acuerdo con las declaraciones del propio Gobierno, la propuesta tiene los siguientes ejes:

  • Rebajar los precios de la electricidad y reducir su volatilidad.

  • Avanzar en el proceso de descarbonización, garantizando la seguridad de suministro.

  • Repartir los costes de un modo más justo entre productores y consumidores.

Las medidas concretas que se proponen serían:

  1. Establecer un precio fijo y regulado para la energía producida en centrales nucleares e hidráulicas, lo que dejaría a esa producción fuera de los avatares del mercado mayorista de la electricidad.

  2. Cada país gozaría de la posibilidad de intervenir en el mercado eléctrico, por lo menos hasta cierto grado.

  3. El precio de la producción de energía solar y eólica (de la energía "verde” en general) sería fijado en gran medida mediante subastas. Este sistema ya existe, pero se ampliaría su alcance.

  4. Uno de los puntos más difíciles de entender es el que se refiere a la producción en ciclos combinados (en los que se utiliza el gas) y en hidroeléctrica de bombeo. Se trataría de un sistema de fijación de precios que se denomina “subastas de capacidad”. Se tendría en cuenta no solo el volumen de esta energía en el mercado en un momento determinado, sino también su aportación al conjunto del sistema eléctrico, es decir, la garantía de que siempre “estará ahí cuando se la necesite”, cuando la producción generada en otras fuentes sea insuficiente. El precio que se pagaría entonces por la energía generada en estas fuentes tendría dos componentes: uno, una compensación previamente fijada por el volumen vendido, dos, una prima por estar disponible, lo que garantizaría el interés de los productores en ese “estar ahí”. La diferencia con el sistema actual, en el que el precio se fija por el mercado en cada franja horaria, sería enorme.

Según el Gobierno, la propuesta permitiría un desarrollo de los mercados a plazo de energía y de servicios de capacidad y flexibilidad, adaptados a las necesidades de cada país o región. Solucionar los problemas de los precios elevados que no reflejan los bajos costes de las energías renovables, garantizar flujos de ingresos estables para las energías renovables, dar al mercado señales adecuadas para orientar la inversión y limitar el impacto del precio del gas en la factura de la luz.

¿Cambia sustancialmente el actual sistema de fijación de precios?

De acuerdo con la mayoría de los expertos que se han pronunciado, el sistema de fijación de precios de la electricidad cambiaría sustancialmente si la propuesta sale adelante.

Actualmente, el precio de la electricidad se fija mediante lo que se denomina un “sistema marginalista”, es decir, la fuente de energía más cara en la oferta de cada momento sería la que fijaría el precio del conjunto de la oferta, aunque en ella haya energía de fuentes más baratas. En este artículo te lo contamos en detalle cómo funciona el mercado eléctrico.

De acuerdo con el expresidente de Red Eléctrica Española, Luis Atienza “el mercado de corto plazo no dejaría de ser marginalista, pero pasaría a ser completamente secundario, mucho menos importante” y el precio de la electricidad, hipotéticamente, sería el que resultase de promediar el de las diferentes ofertas. Además, “el grueso del coste de la energía quedaría fijado por contratos a largo plazo”. Y en este aspecto abunda la catedrática Natalia Fabra, que es asesora del Gobierno, “El mercado diario a corto plazo va a seguir siendo importante para asegurar la eficiencia en la producción, pero ya no va a ser el único determinante del precio que al final acaba pagando el consumidor o recibiendo las empresas”.

¿Tiene posibilidades de prosperar la propuesta del Gobierno español?

Esta pregunta es difícil de contestar por varios motivos:

En contra de la propuesta

  1. La Unión Europea está dividida, como en otras cosas, en un eje Norte/Sur. Alemania y Holanda sería los principales enemigos de un cambio tan radical. Francia, Portugal e Italia serían más favorables.

  2. En estos momentos es pronto para saber qué piensan los productores de energía, su opinión es más que importante.

  3. La UE tiene como una de sus principales señas de identidad la libre competencia y algunas de las propuestas del Gobierno son, o al menos parecen, demasiado intervencionistas.

  4. El que se diese excesivo margen a cada Gobierno para intervenir en el mercado eléctrico podría ir en contra de la otra gran seña de identidad de la UE: la unidad de mercado.

A favor

  1. Es más que probable que el tema de lugar a un gran debate en el seno de la Unión Europea, si se alarga hasta el segundo semestre del año, España tendrá la presidencia de turno de la UE y, por tanto, la posibilidad de condicionar su agenda a favor de sus propias propuestas.

  2. El problema de la energía sigue siendo serio, a pesar de que en las últimas semanas se ha suavizado. Nadie sostiene que la situación siga como se estableció hace 30 años, las cosas han cambiado, pero eso no quiere decir que el camino correcto, y posible, sea el de la propuesta del Gobierno.

  3. Es muy probable que el movimiento del Gobierno sea táctico, adelantarse para fijar las referencias del debate en el conjunto de la UE, sabiendo que, en el mejor de los casos, sobre la propuesta pasarán varios cepillos (de carpintero) que la “moldearán”.

La decisión que se adopte en su día procederá de los órganos de gobierno de la UE, la Comisión Europea o, si procede y dado el calado del asunto, el máximo órgano ejecutivo, el Consejo Europeo.


 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos