elecciones-eeuu-2020.jpg

Elecciones americanas: ¿Dejamos el barco a la deriva?


03.11.2020

Escrito por: Renta Variable


Las últimas semanas del mercado americano han tenido movimientos muy diversos: evolución de la pandemia, negociación del segundo paquete de estímulos, recuperación económica… y un punto fundamental que está afectando a todo lo demás de manera directa e indirecta: Las elecciones.

Hoy, 3 de noviembre, es la fecha clave en la que están llamados a las urnas los ciudadanos estadounidenses, para decidir quién va ser su Presidente los próximos 4 años. A día de hoy a muchas dudas acerca del resultado, numerosos estados no tienen aún decidido su voto según las encuestas, con más de 181 votos electorales sin decidir y los que tienen muy decidido el voto son los bloques estables de las pasadas elecciones, por lo que al igual que en 2016 aún todo puede pasar. Recordemos que para ganar se necesitan 270 votos electorales, por lo que los estados con más votos que aún no han decidido, cómo Florida, son la clave. Por tanto y con la experiencia adquirida en 2016, todo puede pasar y aventurarse a pronosticar un vencedor con la tasa actual de estados sin orientación clara de voto se hace muy complicado.

Lo que si observamos desde finales de septiembre, es que si cogemos un gráfico de intención de voto y uno del Dow Jones, se parece mucho el gráfico de la bolsa americana con el de intención de voto a Biden. Casualidad o no, existe correlación y por tanto es un factor a tener en cuenta:   

grafico-elecciones-eeuu.JPG

¿Qué ocurrio en anteriores elecciones americanas?

Si nos remontamos a 2016, la apertura de los mercados europeos fue en rojo con caídas desde el 2% hasta prácticamente el 4% en el caso del Ibex, pero con las declaraciones de Hillary Clinton, se dio la vuelta y cerro en verde, con la excepción del Ibex que cerró en negativo (-0.4%) más afectado por las bajadas de los mercados latinoamericanos. Los inversores pasaron del desconcierto inicial a lo que luego se traduciría en un mercado alcista importante, ese mismo día los 3 principales índices americanos se movieron en subidas de entorno al 1%.

Por lo tanto el desconcierto de algo no esperado por el mercado (o menos esperado), provocó una alta volatilidad en el mercado el día siguiente a las elecciones. Algo similar aunque en mucha mayor medida (y durante algo más de tiempo) a lo que sucedió tras la aprobación del Brexit. Lo que tienen en común ambas citas era que el mercado estaba descontando algo que finalmente no ocurrió, y que luego normalizo en mayor o menor medida. Ambas tenían un día concreto y conocido de antemano, por lo que me permitían cierta anticipación a los resultados. Y ambas fueron globales, impactaron en mayor o medida en las principales bolsas, independientemente de la región.

Hay un tercer escenario no descartable, y es que no se sepan los resultados de manera rápida. Las elecciones del año 2000 debido a lo ajustado de las mismas, voto por correo, etc…, los resultados no se conocieron de manera rápida, prácticamente duro un mes y el mercado llego a bajar un 8% durante la espera del resultado. Este año hay variables (aumento del voto por correo por el COVID, un número elevado de estados dónde el resultado va ser muy ajustado, etc..) que dan pie a que esta posibilidad pueda materializarse.

¿Qué ocurrio en anteriores elecciones americanas?

En la actualidad existen instrumentos con los cuales podemos cubrir nuestra posición de manera total o parcial y que para un periodo corto de tiempo, pueden resultar muy económicos a la par que tranquilizadores. Tranquilizadores por que nos permitan saber que pase lo que pase… a mi como inversor me dará igual, por lo que puedo amortiguar esa tensión inicial, si pasa lo que se espera, el mercado lo tiene parcialmente descontado y solo tendré que deshacer la cobertura. Igualmente si pasa lo que no se espera, tendré mi cartera cubierta ante lo que pase (sea positivo o negativo para bolsa)… en resumen estaré tranquilo y me dará algo de tiempo (el que estimo oportuno) para decidir qué hacer con mi posición.

Tres formas de cubrirme, una única idea

Es importante estar tranquilo y no dejar el barco a la deriva. Bróker Bankinter nos ofrece 3 opciones que podemos abrir de manera directa, sin necesidad de acercarnos a una oficina y de manera ágil*:

* Una vez aprobado, se puede operar instantáneamente salvo en los Futuros del Mercado Español de Futuros Financieros MEFF, dónde puede tardar hasta dos días

  • Cobertura con Futuros Financieros

Poniendo un ejemplo de cartera española, puedo vender un futuro del mini Ibex y cubrirme parcialmente (en función de la correlación de mi cartera con el índice) ya que si la correlación es cercana a 1, si el Ibex baja con datos históricos, mi cartera debería bajar. Por tanto vender un futuros del vencimiento 20/11/2020 me permitiría con unas garantías de 1.215 euros y un coste de 2,50 euros (5 euros si consideramos tanto la compra como la venta) cubrir mi posición, ya que los puntos que baje el Ibex (si baja 105 puntos obtendré un beneficio de 105 euros) serán beneficio que a su vez perderé en mi cartera de acciones. Igual en el ejemplo inverso, si sube el precio del Ibex mi futuro perderá dinero a razón de un euro por punto, pero mi cartera de contado subirá. Cuanto mayor sea la correlación mejor será mi cobertura.
  • Cobertura con Venta a Crédito

Si quiero cubrir una acción en concreto de mi cartera, por ejemplo Repsol, y tengo una posición de 2.000 títulos, podré cubrirlos con 2.000 títulos de venta a crédito, por lo que el efecto en mi posición será 0, tendré una cobertura perfecta.  Y el coste será del 0.12% (13.69 euros para una cartera de 11.412 euros valorada a 5,706 euros la acción), 0,24% incluyendo el cierre. Es decir que por menos de 30 euros tendré mi cartera cubierta de manera perfecta. Si Repsol baja un 2,5%, supondría una bajada de mi posición en el ejemplo usado de 285 euros que hubiera cubierto por menos de 30. Igualmente si sube, mi resultado será 0 y podré cerrar en cualquier momento habiendo perdido los costes (algo menos de 30 euros).
  • Comprar ETF inversos

En los ETFs obtendré el rendimiento inverso al mercado (si baja un 2% mi ETF debería entorno a un 2%). El ETF replica muy bien en plazos de un día (a partir de ese momento genera efecto base debido a que no liquida pérdidas y ganancias diarias y por tanto puede ser beneficioso o perjudicial para nuestra cobertura) y los costes son el de compra del activo, dependiendo del mercado de cotización, suponiendo internacional y por debajo de 40.000, 20 euros (y venta del mismo cuando cerremos la posición otros 20 euros si es internacional hasta 40.000). Al igual que en derivados, tendremos que ver la correlación y demás de nuestra cartera al replicar el ETF un índice inverso.

 

En resumen, ahora mismo existen dudas de que va a pasar, si mi cartera tiene un buen comportamiento y prefiero estar tranquilo en estos momentos es necesario tomar el control y perder la subida o la bajada que ocurra, sin dejar de pensar que hacer con nuestra inversión después del resultado (mantener, recomponer, aumentar, disminuir exposición) y estar tranquilo durante el periodo de incertidumbre sabiendo que mi cartera va a estar plana.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos