peligros dispositivos

¿Los dispositivos inalámbricos y el Wi-Fi perjudican la salud?


21.08.2015

Escrito por: Redes Sociales


La tecnología inalámbrica (como los teléfonos móviles y tabletas o la conexión Wi-Fi) permite acceder más fácilmente a Internet y conectar con el mundo digital de modo más sencillo. La continua ampliación de esta tecnología facilita nuestra vida diaria pero de vez en cuando nos preguntamos sobre los efectos sobre nuestra salud de la exposición incesante a las ondas de electromagnéticas que emiten estos dispositivos y conexiones.

Cuando Internet de las cosas inicia su auge y nos anima a comprarnos todo tipo de aparatos inalámbricos (algunos para llevarlos incorporados todo el día en el cuerpo) o  el Wi-Fi está cada vez más omnipresente, de nuevo surge la pregunta.

¿Por qué este interrogante recurrente?, porque los científicos no se ponen de acuerdo en cómo nos afecta esta tecnología.

Un ejemplo, el artículo del New York Times “The Health concerns in Wearable Tech” suscitó una cruda polémica porque afirmaba que la organización más imparcial sobre el tema, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (un grupo de la OMS que reúne 31 científicos de 14 países), después revisar los estudios más serios ​​sobre la seguridad móvil, concluyó que los teléfonos móviles eran "posiblemente cancerígenos".

Inmediatamente se respondió al artículo puntualizando que la afirmación "posiblemente cancerígenos" se debía a que los científicos de la OMS advirtieron que podía haber indicios de que el glioma - una forma de tumor cerebral que sólo se produce en 3  o 4 de cada millón de personas cada año-  aumentase ligeramente en los usuarios de teléfonos móviles, aunque los datos son provisionales. Y se criticó la falta de rigor de la crónica por igualar los efectos de los móviles y los de los dispositivos de internet que se incorporan a nuestro cuerpo, cuando los segundos emiten señales de radiofrecuencia en de conexiones WiFi que son un centenar de veces más débiles que las del móvil.

Otro ejemplo, la Health Canada acaba de determinar que la exposición a la radiofrecuencia de bajo nivel, como la de los equipos Wi-Fi, no es peligrosa.

Esto también ha suscitado un debate inmediato. De una parte, opiniones como la del presidente y director ejecutivo de la Asociación Canadiense de Telecomunicaciones Inalámbricas, han apoyado esta conclusión y han reiterado que no hay riesgo para la salud asociado al uso de la tecnología inalámbrica cuando las exposiciones se mantienen por debajo de los límites de seguridad de las normas de exposición a campos electromagnéticos, normas que cumplen los dispositivos y conexiones inalámbricas.

Otros expertos, como el Dr. Riina Bray,  piden una investigación más rigurosa por si el aumento de pacientes con hipersensibilidad electromagnética (un conjunto de síntomas que incluye dolor de cabeza, fatiga, falta de concentración, palpitaciones del corazón y trastornos digestivos) se debiese a los móviles.

El epidemiólogo Dr. Anthony Miller, profesor emérito de la Escuela de Salud Pública de Toronto, aconseja que, ante la incertidumbre de la consecuencia para la salud del uso de los teléfonos móviles y otros dispositivos y conexiones inalámbricas, se debe adoptar el principio de precaución y advertírselo a los consumidores.

Mientras que los investigadores continúan estudiando si los teléfonos móviles y la tecnología inalámbrica en general nos perjudica o no, debemos recordar que los niños tienen un tamaño corporal menor y sus órganos están en desarrollo, lo que les haría más vulnerables a los efectos adversos si es que los hay, así que mientras se resuelve el dilema sería recomendable  que las escuelas y hogares tendiesen a conectarse por cable en vez por WiFi.

Veamos algunos consejos para limitar la exposición a la tecnología inalámbrica en los niños y en los adultos desconfiados.

  • Mantener los móviles lo más lejos posible de la cabeza.
  • Utilizar el altavoz o los auriculares para las llamadas telefónicas en lugar de un auricular Bluetooth. 
  • No llevar el móvil en el bolsillo o en otro lugar cerca del cuerpo.
  • No dormir con dispositivos de tecnología inalámbrica en la zona.
  • Mantener los móviles y tabletas alejados de los niños pequeños.
  • Usar un monitor de bebé con cable en lugar de una unidad inalámbrica.
  • No colocar un monitor de bebé inalámbrico junto a la cama de un niño.
  • Utilizar conexiones a Internet de cable para los ordenadores en la casa en lugar de WiFi.
  • Apagar el router inalámbrico por la noche.
  • No tener el router inalámbrico en uso en zonas para dormir.
  • Las mujeres embarazadas deben llevar dispositivos inalámbricos lejos del abdomen.
  • Evitar los teléfonos inalámbricos en casa.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos