Análisis semanal: "Si fuera sólo China el mercado se habría estabilizado. Pero hay más"


18.01.2016

Escrito por:


Esta semana no tiene por qué ser mejor que la pasada. Esa es la mala noticia. La buena, que el mercado está a punto de capitular y no merece la pena vender a estos niveles… salvo que las caídas de bolsa terminen afectando a la confianza, al consumo, al empleo y al propio ciclo. Pero aún no estamos ahí. vamos a darnos hasta finales de enero para decidir. 

Esta semana también será floja porque el mercado  - sobre todo las bolsas -  no puede darse la vuelta a mejor mientras no se cumplan 2 condiciones de corto plazo:

(i) Estabilización del mercado chino: Va más lento e inseguro de lo que esperábamos, pero debería ir aterrizando poco a poco. 

(ii) Estabilización del petróleo: La caída por debajo de la frontera psicológica de los 30 dólares está haciendo mucho daño al mercado en términos de confianza.

Después del levantamiento de las sanciones a Irán podría retroceder hasta el entorno de los 20 dólares (con cero actuación por parte de la OPEP y demanda final floja),  donde seguramente tendría lugar la capitulación, de manera que esta variable todavía puede hacer más daño al mercado. 

El caso es que el mercado no va a estabilizarse hasta que China y el petróleo se estabilicen, lo cual creemos que sucederá antes de que termine enero. Este es el plazo temporal que nos marcamos para cambiar o no estrategia de inversión, puesto que en nuestro Informe de Estrategia 2016 ya advertimos que las bolsas no conseguirían arrancar hasta bien avanzado enero… aunque ciertamente no esperábamos un arranque tan malo. Éste se ha debido a la coincidencia de una serie de factores adversos:

:: China,

:: petróleo,

:: la Fed (que podría estar equivocándose),

:: escasa visibilidad de los beneficios empresariales y;

:: ciertos eventos anómalos (investigación sobre Renault, política española). 

Pero, salvo que estemos entrando de nuevo en otra recesión, vender ahora sería un error.

El riesgo de que estemos entrando en una nueva crisis de economía y/o mercado es bajo, por lo que creemos que a finales de enero habrá terminado el proceso de ajuste y el año irá de menos a más. Sin embargo, tras las fuertes caídas de estos días existe la posibilidad  - antes no existía -  de que las caídas del mercado terminen afectando a la confianza, al consumo, al empleo… y, por extensión, al propio ciclo. Nos damos de tiempo hasta finales de enero.

Por ahora creemos que sufrimos un ajuste dentro de un ciclo expansivo, por lo que la estrategia de inversión no debería cambiar todavía.

El potente flujo de fondos, la escasez de alternativas de inversión, la mejora de los resultados empresariales desde el segundo trimestre, la estabilización del petróleo tal vez cuando llegue al entorno de 20 dólares y la ventaja en costes que su abaratamiento supone para las economías desarrolladas, la probable reconducción que hará la Fed de su política monetaria (dejando de subir tipos), la ausencia de inflación casi de forma estructural y la mejora progresiva del empleo harán que las bolsas terminen rebotando y que 2016 no sea un mal año. Salvo que el ajuste se extienda más allá de enero, no merece la pena vender. Eso sí, enero está perdido… como defendimos sucedería, aunque no supiéramos anticipar que llegaría a ser tan malo.

 

Ver Agenda semanal completa (pdf)

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 



Previsión del IPC para 2016 y 2017 en España Así será tu nómina en 2016 con el nuevo IRPF Especial: Previsión del Euribor para 2016 y 2017 La tabla definitiva para saber si un piso está barato o caro

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos