regla-cinco-inversiones.jpg

La regla del cinco: diversificar para triunfar con tus inversiones


07.09.2021

Escrito por: Popcoin


‘La regla del cinco’ es una de las menos conocidas en el mundo de las finanzas y las inversiones, aunque la mayoría de los grandes gestores value la consideran clave a la hora de invertir y conseguir suculentas rentabilidades.

Peter Lynch, uno de los gestores más exitosos de Wall Street, reconoce en su libro Batiendo a Wall Street (Beating the Street) que tardó años en descubrir ‘la regla del cinco’, una premisa fundamental de la Asociación Nacional de Inversores (ANI) -NAIC, por sus siglas en inglés- de Estados Unidos (EE. UU.).

Como recuerda Lynch, que al frente del fondo Magellan de Fidelity consiguió una rentabilidad anualizada del 29% desde el año 1977 hasta su retirada en 1990, “en cuarenta años de experiencia, la ANI ha aprendido muchas de las mismas lecciones que yo aprendí en Magellan”.

El enfoque de la ANI en sus inversiones es de tipo value. Como explica Lynch en su libro, “los clubs de la ANI compran acciones en compañías de crecimiento bien gestionadas con un historial de prosperidad, y en donde los ingresos están creciendo”.

“Esta es la tierra de las compañías que multiplican por múltiples veces su valor, en donde no es inusual multiplicar por 10, 20 o incluso 30 tu inversión original en una década”, añade.

¿Qué es la regla del cinco?

Como señala en Batiendo a Wall Street, ‘la regla del cinco’ se fundamenta en que “si eliges acciones en cinco compañías diferentes de crecimiento, descubrirás que tres lo harán como era de esperar, una se meterá en serios problemas y la quinta lo hará mejor de lo que podrías haber imaginado y te sorprenderá con un retorno excepcional”.

“Puesto que es imposible predecir qué compañías lo harán mejor de lo esperado y cuáles lo harán peor, la organización recomienda que tu cartera no tenga menos de cinco valores”, explica Lynch en su afamado libro.

Una ‘regla del cinco’ que bebe de otra máxima de la inversión: la diversificación. Pese a que el enfoque de ANI y de Lynch es value, repartir los huevos en diferentes cestas también es clave para conseguir rentabilidades de dos dígitos como las cosechadas por Fidelity y su fondo Magellan.

Manual del inversor de la ANI

Lynch en su libro Batiendo a Wall Street, que ha editado en español la editorial Deusto y Cobas Asset Management -la gestora de Francisco García Paramés-, también se hace eco del ‘manual de inversiones de la ANI’ que “contiene varias máximas importantes”.

Unas máximas que, según Lynch, “pueden ser tarareadas mientras corta el césped, o mejor aún, recitadas justo antes de coger el teléfono para llamar a su bróker de bolsa. Las claves del ‘manual de inversiones de la ANI’ son:

  1. No tengas más valores de los que pueda mantenerse informado.

  2. Invierta con regularidad.

  3. Deber ver, en primer lugar, que las ventas y beneficios por acción se están moviendo hacia delante a una tasa aceptable, y en segundo lugar, que puede comprar la acción a un precio razonable.

  4. Es bueno considerar la solidez financiera y estructura de deuda para ver si unos cuantos años malos podrían entorpecer el progreso a largo plazo de la compañía.

  5. Compre o no la acción sobre la base de si el crecimiento cumple con sus objetivos y si el precio es razonable.

  6. Entender las razones del crecimiento pasado de los ingresos le ayudará a formarse un buen juicio sobre la probabilidad de que las tasas pasadas de crecimiento continúen.

De hecho, Peter Lynch resume en una máxima que repite habitualmente toda su sabiduría de la inversión value. “Nunca invierta en una idea que no pueda ilustrar con un lápiz”, alerta el legendario inversor.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos