cuenta-corriente-ninos.jpg

¿Qué beneficios aporta tener una cuenta corriente desde pequeños?


10.01.2022

Escrito por: Redacción


La educación financiera de niños y jóvenes es, desde siempre, una asignatura pendiente en España. Son muchas las voces que abogan por enseñar a los niños los conceptos asociados a la economía y las finanzas personales desde las edades más tempranas posibles, de una forma paulatina y con contenidos adaptados a su edad. El motivo es que es algo que marcará su vida de adulto, ya que la economía es algo básico para participar en la sociedad moderna. En el Blog de Bankinter ponemos a tu disposición numerosos artículos para ayudar a este asunto y en el actual te vamos a contar los beneficios de tener una cuenta bancaria desde pequeños.

Y es que, ¿si estamos dispuestos a enseñar a nuestros hijos educación vial, digital, sexual, ambiental, emocional, física y/o mental, por qué no les enseñamos educación financiera?

Conocer cuanto antes cómo funcionan los productos y servicios financieros y los conceptos básicos de la economía (ahorro, presupuesto, inversión, planificación…) nos aportarán conocimientos para afrontar con éxito y sin sorpresas la compra de una casa, de un coche, montar una empresa o simplemente gozar de una vida y salud financiera ordenada.

Beneficios de tener una cuenta corriente para niños

En este sentido, la cuenta corriente es el producto más sencillo y por el que un niño puede empezar a familiarizarse con el dinero y les ayudaría de la siguiente forma:

1) Asimilar conceptos básicos como el ahorro y el gasto. El ahorro es guardar dinero para utilizarlo en el futuro y, con la ayuda de una cuenta corriente, podemos enseñar a los pequeños y jóvenes de la casa de una forma visual cómo el dinero aumenta si se ahorra y cómo ese ahorro disminuye si se gasta. El ahorro va en contra del impulso de inmediatez que rige la vida de los niños y para que lo entiendan puede apuntalarse el concepto con algún incentivo como comprarse algo para lo que ahora no tiene suficiente.

2) Adquirir cultura financiera. Ahorrar aporta seguridad, un concepto muy asociado a la cultura financiera. A medida que crecen se les puede hacer partícipes de esa seguridad a su manera. ¿Cómo? Por ejemplo, haciéndoles ver que si tienen ahorros tienen la seguridad de que podrán participar de los planes que surjan con sus amigos, algo que quizás esté en peligro si no lo tienen. Adicionalmente, si ahorran podrán invertir, podrán adquirir bienes más valiosos (capacidad de compra), etc. Para que tengan una simulación más profunda es conveniente que también en la cuenta tengan pequeños gastos y que los visualicen en la cuenta para que también se familiaricen con el concepto de presupuesto y entrada y salida de dinero.

3) Aprovechar los regalos: los niños y jóvenes suelen tener alguna paga extra a lo largo del año (por ejemplo, Navidad y cumpleaños). Si parte del dinero que obtienen en esos extras se guardan en la cuenta corriente en vez de gastarlo todo, si lo tienen a mano, podrán ir viendo cómo crece su dinero. Aquí la cuenta corriente digital donde pueden consultar de forma inmediata su saldo, les ayudará a visualizar todo ese esfuerzo.

4) Finanzas ordenadas: Es importante ir apuntando o hacerle ver a los pequeños cómo va creciendo el dinero de forma periódica. Por ejemplo, hacer un cierre mensual, semestral o anual y que ellos lo vayan viendo en un Excel o gráfico es óptimo. Además de verlo, hay que trasmitirle la idea de que un crecimiento constante del patrimonio es el camino a seguir.

5) Preparar dinero para un hito futuro superior: Adicionalmente a la cultura financiera que adquirirán, unas finanzas ordenadas desde pequeños alrededor de su cuenta corriente también les puede ayudar a poder financiar hitos mayores como viajes, universidad, cursos específicos, entrada a una vivienda, etc. Cuánto antes se empiece a ahorrar e incluso a invertir, antes entrará en funcionamiento la magia del interés compuestos y cotas más altas podrán alcanzar.

En definitiva, lo habitual en las primeras edades, lo que a todos hace ilusión, es tener una hucha donde los niños van recogiendo las monedas que familiares y amigos les van dando. Pero llegado el momento se puede ir más allá, se puede abrir una cuenta bancaria cuyo titular puede ser el niño o joven (tutelada por los padres o algún adulto).

Seguro que esa cultura y hábitos financieros generará en el niño curiosidad y numerosas preguntas alrededor del dinero que nos permitirá adentrarle de forma gradual y a su ritmo en el mundo de las finanzas.

En Bankinter disponemos de varias cuentas corrientes que se adaptan a cada edad de los pequeños y jóvenes de la casa.

Descúbrelas y abre cuanto antes una cuenta los más pequeños .

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos