Prestamo con nomina

¿Cómo pedir un préstamo con tu nómina?


17.11.2020

Escrito por: Redacción


La nómina es casi siempre el principal indicativo de que podemos amortizar el préstamo. Descubre qué necesitará tu entidad para poder pedir un préstamo con tu nómina.

Nómina para pedir un préstamo personal

La nómina refleja el salario que cobramos todos los meses, el bruto y el neto. A la hora de pedir un préstamo debemos tener en cuenta nuestra “capacidad de reembolso”, es decir, si vamos a poder pagar la cuota de amortización a lo largo de periodo de la vida del préstamo. Para ello se hace necesario aportar una nómina, ya que es el principal indicativo de que podemos hacer frente el préstamo.

La entidad financiera no solo va a estudiar nuestra capacidad de reembolso en un momento concreto, mirará si esa capacidad se va a mantener durante toda la vida del préstamo, por lo que el tipo de contrato de trabajo es decisivo. Así, no es lo mismo un contrato temporal, que garantiza la nómina durante un periodo de tiempo determinado, que uno indefinido en el que se supone que se continuará trabajando por un tiempo al menos tan amplio como el plazo del préstamo.

¿Qué tiene en cuenta el banco para analizar la capacidad de reembolso? 

Como decíamos, el banco estudiará tu capacidad financiera para devolver el préstamo. Para ello, cuando no existe una relación previa entre el cliente y el banco, la acreditación de la nómina se hace con nuestro historial en el IRPF. 

No obstante, puede que la historia del IRPF no sea completa porque ha mejorado nuestra situación laboral. En estos casos el contrato de trabajo sirve para reforzar que tenemos capacidad de reembolso.

Un caso típico sería el de aquellas personas que han ganado una oposición, su trabajo para la Administración garantiza la estabilidad futura de los ingresos. Pero otro tipo de relación laboral con otro empleador también puede ser más que suficiente.

Algo similar se podría decir de los que cobran una pensión que, aunque no es una renta salarial, a los efectos de pedir un préstamo es equivalente.

Pedir un préstamo teniendo la nómina domiciliada 

Si tenemos domiciliada la nómina normalmente eso lleva asociadas determinadas ventajas entre las que están la posibilidad de pedir un “adelanto de nómina” en condiciones muy ventajosas. Podemos decir que este tipo de préstamo lo concede el banco de manera automática siempre que no exista algún impedimento para ello, por ejemplo, que en el momento en que lo pidamos ya estemos excesivamente endeudados. Para obtenerlo bastaría con solicitarlo al gestor que lleve nuestra cuenta.

Para préstamos de mayor alcance, que superan ampliamente el importe de la nómina mensual, comprar un coche o una vivienda, la concesión no es automática, pero tener una nómina y tenerla domiciliada es muy importante.

Tener domiciliada la nómina ayuda mucho en ese proceso porque el banco “conoce” nuestra historia como clientes y sabe perfectamente que siempre hemos sido buenos pagadores. La domiciliación de la nómina construye una relación de confianza mutua que facilita la interrelación entre el cliente y el banco que es algo no medible en números, pero, sin duda, decisivo.

Tener una nómina va a ser decisivo para valorar nuestra capacidad de reembolso, como hemos dicho antes, pero el banco va a estudiar el conjunto de nuestra situación económica: nuestros ingresos, nuestras deudas y nuestro patrimonio (que puede servir como garantía del pago). A partir de esa valoración de conjunto toma la decisión que corresponda.


BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos