Rato reconoció al Banco de España que BFA era inviable dos meses antes de abandonar Bankia


08.04.2019

Escrito por: Web Financial Group S.A


El exinspector del Banco de España José Antonio Delgado lo ha desvelado en su declaración como testigo.
Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, reconoció a los inspectores del Banco de España que BFA era "absolutamente inviable" en marzo de 2012, apenas dos meses antes de presentar un plan de saneamiento y abandonar la entidad. El exinspector del supervisor en Bankia José Antonio Delgado Manzanares ha explicado durante su declaración como testigo en el caso Bankia que en una reunión mantenida entre el Banco de España y Rato celebrada el 6 de marzo de 2012 los inspectores le comunicaron que BFA era inviable y él lo reconoció.
"Le dijimos [a Rato] que BFA era inviable y que Bankia por sí sola era imposible que siguiera adelante. Rato admitió que BFA era absolutamente inviable y, respecto a Bankia, que estaban analizando algún tipo de solución, alguna integración", ha explicado Delgado, en cuya opinión lo que querían hacer en Bankia era utilizar otra integración para sanear el balance.



Noticia relacionada





Exinspector del Banco de España: fusionar cajas para crear Bankia fue "maquillar al muerto"

También lo reconoció el entonces consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú en su reunión con el Banco de España, que tuvo lugar al día siguiente, el 7 de marzo de 2012. Verdú dijo que estaba de acuerdo con que BFA era inviable y con que Bankia iba a dar pérdidas, al tiempo que defendió la necesidad de una integración de la entidad con otra. "Estaban buscando una integración para volver a sanear, para volver a hacer lo de 2010", ha expuesto Delgado.

El exinspector de Bankia ha hecho estas revelaciones durante su declaración como testigo a preguntas de la fiscal Carmen Launa. Lo ha hecho leyendo los correos remitidos por José Antonio Casaus y él mismo, ambos inspectores de cabecera de Bankia, a sus superiores en los que relataban las reuniones que mantuvieron con Rato y con Verdú, en marzo de 2012. Fueron dos reuniones, una con cada directivo.

Al escuchar a Delgado leer estos correos, Launa ha solicitado al tribunal que se incluyan a la causa, al igual que se incorporaron durante la fase de instrucción los correos de Casaus de 2011. Entre quejas de las defensas, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha rechazado la petición.

Delgado fue el inspector de cabecera del Banco de España en Bankia entre 2011 y 2013 junto con José Antonio Casaus, el autor de los polémicos emails en los que se reconocía la inviabilidad de Bankia. Ambos pertenecían al grupo 6 del departamento de Inspección I y su inmediato superior era José Antonio Gracia, quien, según Delgado, estaba de acuerdo con los dos inspectores en sus opiniones sobre Bankia. A él le remitían correos electrónicos como los mencionados sobre la situación de Bankia, que Gracia enviaba a su vez a su inmediato superior. A partir de ahí, Delgado no conoce el recorrido que llevaban estas opiniones.

El exinspector, en una declaración que excede las cuatro horas, ha explicado que la mala situación de Bankia que llevó al rescate la arrastró la entidad desde años antes. Delgado ha afirmado que, antes de la integración de las cajas de ahorro a través del Sistema Institucional de Protección (SIP), Caja Madrid estaba "moribunda" y Bancaja directamente "muerta", al arrastrar problemas desde 2005. Además, ha apuntado a Bancaja como responsable de las "operaciones irregulares" de Bankia.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las cuentas más rentables para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos