Saltar a contenidos

Fiscalidad seguros de vida

A continuación le mostramos las ventajas fiscales a aplicar en estos seguros de vida.

En caso de fallecimiento del asegurado:

Las prestaciones percibidas por una persona distinta del Tomador tributarán en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Estas prestaciones, en función del grado de parentesco del beneficiario, podrán gozar de reducciones, aplicándose en cada caso la fiscalidad vigente en cada Comunidad Autónoma.

 

En caso de Incapacidad absoluta y permanente:

Los rendimientos obtenidos como consecuencia de la prestación de Incapacidad Absoluta y Permanente tendrán la consideración de rendimiento de capital mobiliario, sujeto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Sobre los importes considerados como rendimientos a efectos del I.R.P.F se practicará la retención a cuenta al tipo del 21%, con la excepción de los residentes en Navarra a los que se aplica el tipo de retención del 20%.

En el IRPF tributará con arreglo a una tarifa progresiva desde el 21% al 27%.
En Navarra se aplica una escala por la que se tributará al tipo del 19% por los primeros 6.000 euros, y al 21% en adelante. En Vizcaya la base del ahorro tributa a un tipo fijo del 20%. En Guipuzcoa se aplica una escala por la que se tributa al 20% por los primeros 4.000 euros y el resto al 23%, y en Álava se aplica una escala por la que se tributa al 20% por los primeros 10.000 euros y el resto al 22%.

 

Se aplicará la normativa vigente en el momento del devengo de los rendimientos.