Saltar a contenidos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.Abre ventana nueva

Preguntas frecuentes : Compra y financiación

La elección de su nueva vivienda

Dónde buscar su vivienda

De las formas más habituales a través de las cuales usted podrá encontrar la vivienda que está buscando destacamos las siguientes:
  • - Buscadores de pisos en Internet
  • - Directamente de particular a particular.
  • - Acudiendo a una empresa promotora.
  • - Por medio de un agente de la propiedad inmobiliaria (API).
  • - A través de la sección inmobiliaria de publicaciones (periódicos...).

Factores a tener en cuenta

Los principales elementos que influyen en el precio de la vivienda son:
Las superficies, su situación y la calidad en la construcción.
  1. Superficie: el precio de la vivienda es proporcional a su superficie. Debe tener en cuenta que esta superficie puede expresarse de diferentes formas:
    • - Superficie útil: es la suma de las superficies de todos los espacios de la vivienda sin incluir el grosor de las paredes. Normalmente, la superficie interior de la casa y de los balcones, y la de azoteas y patios se indican por separado.
      - Superficie construida: es la suma de la superficie útil más el grosor de las paredes y, a veces, la de patios y conductos de ventilación.
  2. Situación: la elección de la zona condiciona el precio de compra de la vivienda y los gastos futuros. Por lo tanto, es importante que analice objetivamente los siguientes factores:
    • - Servicios en la zona: comercios, escuelas, servicios sanitarios, espacios verdes.
    • - Los desplazamientos: si hay transporte público cerca, distancia del trabajo, facilidad de aparcamiento.
    • - Orientación: comprobar si dispone de una buena iluminación natural, cuántas habitaciones tienen ventanas exteriores
    • - Cambios y mejoras: no debe olvidar añadir al precio de la vivienda el coste de las reformas o mejoras que usted haría
  3. La calidad de la construcción: convendrá siempre comprobar los niveles de seguridad, solidez y calidad de la construcción de la vivienda.
    • - Estructura: las estructuras de ladrillo, metálica o de hormigón no ofrecen, unas respecto de las otras, ninguna ventaja o inconveniente especial. Pero debemos valorar ciertos aspectos como los defectos en la estructura o en los cimientos, que generalmente se detectan con la aparición de grietas y humedades , no se podrán comprobar hasta pasado un cierto tiempo desde la construcción del edificio.
    • - El nivel de los acabados: es la suma de la superficie útil más el grosor de las paredes y, a veces, la de patios y conductos de ventilación.
    • - Las aperturas hacia el exterior: las puertas y ventanas deben proporcionar luz, ventilación, vista y paso, un buen aislamiento térmico y acústico, además de evitar la entrada de agua.
    • - Las instalaciones: de la vivienda, conviene comprobar:
      El aislamiento térmico: debemos asegurarnos del aislamiento de la vivienda respecto a la temperatura exterior.
      El agua: todos los grifos deben funcionar correctamente, han de poder abrirse simultáneamente sin que se pierda demasiado caudal de agua.
      El gas: qué tipo de gas utiliza la vivienda : natural, ciudad o butano. Comprobar que la instalación se encuentra en buen estado.
      La electricidad: asegúrese de que todas las tomas de corriente tengan toma de tierra.
      La calefacción: qué sistema de calefacción tiene la vivienda: eléctrico, radiadores de gas, de aire caliente, etc..Si es central o individual.