Saltar a contenidos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.Abre ventana nueva

Información al inversor : Fiscalidad

Los planes de pensiones y EPSV son productos de ahorro que le ofrecen los mejores beneficios fiscales.

Planes de pensiones

Las aportaciones a Planes de Pensiones gozan de las máximas ventajas fiscales, ya que puede reducir la base imponible del IRPF con los siguientes límites:
 
Límite máximo de aportaciones

1) Existen 2 límites:

   - REGULATORIO, por el cual toda persona puede aportar un máximo de 8.000€ a sus Fondos de Pensiones  

   - FISCAL, por el cual solo te puedes desgravar en la BI un máximo de un 30% RNT.

 
2) Además, si el contribuyente tiene un cónyuge que obtenga rentas a integrar en la base imponible en cuantía inferior a 8.000 euros, podrán reducir en su base imponible las aportaciones a planes de los que sea partícipe el cónyuge, con el límite máximo de 2.500 euros anuales (este límite es conjunto para las aportaciones realizadas a éstos planes y a mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados de los que sea mutualista o titular el cónyuge).
 
3) Personas con discapacidad: (discapacitado físico en grado igual o superior al 65%, psíquica igual o superior al 33% o declarada judicialmente con independencia del grado), podrá reducir en su base imponible las aportaciones realizadas a Planes de Pensiones (este límite es conjunto para las aportaciones realizadas a éstos y a mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados) con el límite máximo de 24.250 euros. Las personas que mantengan relación de parentesco (línea directa, colateral hasta el tercer grado y cónyuge) o tutoría con la persona con discapacidad podrán reducir de su base imponible las aportaciones realizadas a planes a favor de la persona con discapacidad, con el límite máximo anual de 10.000 euros.
 
El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realicen aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad, incluidas las de la propia persona con discapacidad, no podrá exceder de 24.250 euros anuales.
Planes de pensiones de la Comunidad Foral de Navarra
1) Reseñar que lo limites de aportación son diferentes:
  Aport. Máximas Desgravación en BI
Hasta 50 años 8.000 euros 30% RNT
Mayores de 50 años 12.500 euros 50% RNT
2) Además, si el contribuyente tiene un cónyuge que obtenga rentas a integrar en la base imponible en cuantía inferior a 8.500 euros, podrán reducir en su base imponible las aportaciones a planes de los que sea partícipe el cónyuge, con el límite máximo de 2.000 euros anuales (este límite es conjunto para las aportaciones realizadas a éstos planes y a mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados de los que sea mutualista o titular el cónyuge).
 

3) Personas con discapacidad: (discapacitado físico en grado igual o superior al 65%, psíquica igual o superior al 33% o declarada judicialmente con independencia del grado), podrá reducir en su base imponible las aportaciones realizadas a Planes de Pensiones (este límite es conjunto para las aportaciones realizadas a éstos y a mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados) con el límite máximo de 24.250 euros. Las personas que mantengan relación de parentesco (línea directa, colateral hasta el tercer grado y cónyuge) o tutoría con la persona con discapacidad podrán reducir de su base imponible las aportaciones realizadas a planes a favor de la persona con discapacidad, con el límite máximo anual de 10.000 euros.

El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realicen aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad, incluidas las de la propia persona con discapacidad, no podrá exceder de 24.250 euros anuales.

 
E.P.S.V.
 
Las aportaciones a Planes de Previsión  gozan de las máximas ventajas fiscales, ya que puede reducir la base imponible del IRPF con los siguientes límites:

 

Límite máximo de aportaciones
 
En los territorios forales los límites de reducción de la base imponible serán los siguientes:
 
- Álava, Guipuzcoa y Vizcaya: 5.000 euros anuales para la suma de las aportaciones realizadas a sistemas de previsión social realizadas por los socios, partícipes, mutualistas o asegurados y 8.000 euros anuales para la suma de las contribuciones empresariales. A su vez se aplica un límite conjunto entre aportaciones personales y contribuciones empresariales de 12.000 euros anuales.
 
El exceso de aportaciones por superar los límites o por insuficiente base imponible otorga la posibilidad de reducción los cinco ejercicios siguientes, siempre que no se encuentren en situación de jubilación.
 
No existe el derecho a aplicar la reducción a partir del ejercicio en que se produzca la jubilación.
 

Aportaciones a favor del cónyuge

Con independencia de las reducciones realizadas de acuerdo con los límites anteriores, los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rentas a integrar en la parte general de la base imponible o las obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir en la base imponible general las aportaciones realizadas a mutualidades de previsión social, a planes de pensiones y EPSV de los que sea mutualista, partícipe o socio dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.400 euros anuales.

Aportaciones a favor de personas con discapacidad

Las aportaciones realizadas a Entidades de Previsión Social Voluntaria y a planes de pensiones constituidos en favor de personas con discapacidad, en los términos y condiciones que reglamentariamente se establezcan, podrán ser objeto de reducción en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas con los siguientes límites máximos:


a)Las aportaciones anuales realizadas por cada partícipe a favor de persona con discapacidad con las que exista relación de parentesco, con el límite de 8.000 euros. Ello sin perjuicio de las aportaciones que puedan realizar a sus propias Entidades de Previsión Social Voluntaria y planes de pensiones, de acuerdo con los límites correspondientes.

b) Las aportaciones anuales a favor de cada persona con discapacidad, incluyendo sus propias aportaciones, con el límite de 24.250 euros.

Cuando concurran aportaciones realizadas por la propia persona con discapacidad junto con aportaciones realizadas por otras personas a su favor, habrán de ser objeto de reducción, en primer lugar, las aportaciones realizadas por la propia persona con discapacidad y sólo si las mismas no alcanzaran el límite de 24.250 euros señalado, podrán ser objeto de reducción las aportaciones realizadas por otras personas a su favor en la base imponible de éstas, en función de la proximidad de su parentesco, sin que en ningún caso el conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realizan aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad pueda exceder de 24.250 euros.

En relación con las EPSV, para la aplicación de este régimen cuando las aportaciones también se realicen por persona distinta de la persona con discapacidad, deberán observarse los siguientes requisitos:


a) Que las aportaciones se realicen en favor de personas que tengan la condición legal de discapacitado físico en grado igual o superior al 65 por 100, psíquica igual o superior al 33% o declarada judicialmente con independencia del grado.

b) Que exista una relación de parentesco con la persona con discapacidad en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive (cuarto grado en Guipúzcoa), o que se trate del cónyuge o de aquellos que les tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento.

En el momento de rescatar su plan de Pensiones

 

Las prestaciones a Planes de Pensiones tributarán como Renta del Trabajo que se integran en la Base Imponible General de la forma que se indica a continuación, dependiendo de la forma de rescate.
 
1) Si se perciben en forma de Capital (una percepción única):
 
a) por la parte del rescate que corresponda, en su caso, a aportaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006, se aplicará una reducción del 40% sobre estas aportaciones y sus rendimientos, siempre y cuando hayan transcurrido 2 años y 1 día. El plazo establecido para poder beneficiarse de dicha reducción en el marginal depende de la fecha en la que se haya producido la contingencia, véase la siguiente tabla:
 
Año acaecimiento contingencia Plazo máximo para el cobro con reducción 40%(proyecto de Ley) Plazo máximo para cobro con reducción 40% (Texto aprobado)
2008 o anterior 31 de diciembre de 2016 31 de diciembre de 2018
2009 31 de diciembre de 2017 31 de diciembre de 2018
2010 31 de diciembre de 2018 31 de diciembre de 2018
2011 31 de diciembre de 2019 31 de diciembre de 2019
2012 31 de diciembre de 2020 31 de diciembre de 2020
2013 31 de diciembre de 2021 31 de diciembre de 2021
2014 31 de diciembre de 2022 31 de diciembre de 2022
2015 o posterior 31 de diciembre + 2 años 31 de diciembre + 2 años
El 60% restante se suma a la base imponible.
 
b) por la parte de rescate que corresponda a aportaciones realizadas desde el 1 de enero de 2007, el 100% se suma a la Base Imponible General del IRPF.
 
2) Si se percibe en forma de Renta (percepciones periódicas), el 100% se suma a la Base Imponible del IRPF.
 
En ambos casos con la retención correspondiente a cuenta del IRPF.
 
Los planes de pensiones y EPSV no están sujetos al Impuesto de Sucesiones, sólo tributan en el IRPF.
 
En el momento de rescatar su plan de Previsión (E.P.S.V.)
 
De acuerdo con la normativa foral de las Diputaciones del País Vasco, los rescates de Planes de Pensiones y EPSV tributarán como Renta del Trabajo.
 
1) Si se perciben en forma de Capital (una percepción única) y han transcurrido 2 años y un día desde la primera aportación, se aplica una exención del 40% y el 60% restante se suma a la base imponible sobre los primeros 300.000 euros, y la cantidad restante se integra al 100%.
 
2) Si se percibe en forma de Renta (percepciones periódicas), el 100% se suma a la Base Imponible del IRPF.
 
En ambos casos con la retención correspondiente a cuenta del IRPF.
 
Las  EPSV no están sujetos al Impuesto de Sucesiones, solo tributan en el IRPF.