Saltar a contenidos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.Abre ventana nueva

Conozca los depósitos

Un depósito es un producto de ahorro a plazo fijo que se contrata a un tipo de interés y un plazo determinados. Puede estar denominado en euros o en otras divisas como dólares o libras.
Bankinter le ofrece una amplia gama de depósitos para que usted ahorre cómodamente, según sus necesidades y obtenga una rentabilidad.

Características

Estas son las principales características que debe conocer antes de contratar un depósito a través de Bankinter.com:
Titularidad: el depósito tiene la misma titularidad que la cuenta corriente asociada.
Plazo: a la hora de elegir el plazo del depósito, deberá tener en cuenta cuándo va a necesitar su dinero y si éste tiene o no posibilidad de cancelación anticipada, total y/o parcial.
Liquidación de intereses: se trata de la periodicidad en la que se van a abonar los intereses del depósito. Puede ser mensual, trimestral, anual o al vencimiento, en este último caso los intereses se abonan cuando finaliza el plazo del depósito.
Renovación: algunos depósitos permiten la renovación automática al vencimiento. Si usted ha seleccionado esta opción en su depósito, cuando llegue la fecha de vencimiento del mismo automáticamente vuelve a darse de alta por el mismo plazo y las condiciones particulares que se apliquen en la renovación se comunicarán una vez producida dicha renovación. Si no desea que se renueve deberá avisarnos al menos 3 días hábiles antes de la fecha de vencimiento del depósito.
Reinversión de intereses: algunos depósitos permiten reinvertir los intereses generados en el propio depósito cuando renueva automáticamente al vencimiento.
Aportaciones periódicas: algunos depósitos permiten realizar aportaciones adicionales periódicamente, coincidiendo con la fecha de liquidación de los intereses.
Fecha de contratación: consulta la fecha efectiva de contrataciónAbre ventana nueva que varía en función de la divisa del depósito y de la cuenta asociada al mismo, así como de la hora de la solicitud.
Cancelación anticipada: casi todos los depósitos permiten la cancelación anticipada antes del vencimiento, bien por el importe total bien por importe total y parcial.
  1. Si tiene contratado un depósito con unas condiciones de cancelación anticipada concretas en su contrato, en caso de solicitar la cancelación anticipada se realizará al tipo indicado en dicho contrato. El cálculo se realiza teniendo en cuenta el importe cancelado.
  2. Si tiene contratado un depósito sin unas condiciones de cancelación anticipada concretas, en caso de solicitar la cancelación anticipada se realizará en función de la situación de los tipos de interés existentes en el mercado en la fecha de solicitud de la cancelación.
En el caso de cancelación parcial anticipada también se fijan las siguientes condiciones: importe mínimo de cancelación e importe mínimo a mantener en el depósito. El importe que queda invertido en el depósito seguirá remunerado al tipo de interés que se fijo en la contratación.
Posibilidad de penalizar en caso de intereses ya percibidos: en las cancelaciones anticipadas de depósitos, si se han abonado ya intereses, el Banco podrá penalizar al Cliente reduciendo la remuneración en función de las condiciones particulares pactadas y que aparecerán en el contrato, siempre respetando el nominal de la inversión. Si el importe de los intereses que se hubiera percibido hasta el momento de la cancelación fuera superior al importe de los intereses que debiera percibir al cancelarse anticipadamente el depósito, el cliente devolverá el exceso percibido a Bankinter, quien estará autorizado a cargar dicho exceso contra el importe del depósito que se cancela.
Los abonos de intereses se considerarán rendimiento de capital mobiliario positivo al que el banco realizará la retención correspondiente.
Los cargos por la diferencia entre los intereses percibidos y los que debiera percibir al cancelarse anticipadamente el depósito se considerarán rendimiento de capital mobiliario negativo.
Si la operación se realiza antes de las 21:00h (horario peninsular) el dinero será abonado el siguiente día hábil de la fecha de cancelación en la cuenta corriente asociada al depósito, si es en la misma divisa.

Comisiones, tipos de interés y liquidación

Comisiones: ningún Depósito o IPF tiene comisiones.
Tipos de interés: los tipos de interés de las IPFs varían en función de los plazos escogidos. Para ver los tipos de interés vea nuestro catálogo de depósitos.
Si contrata un depósito con renovación automática, el tipo de interés que se aplicará al nuevo depósito será el vigente para el mismo plazo un día hábil antes de la fecha efectiva de la renovación.
Liquidación: en los depósitos a plazo inferior a un año, el método utilizado para el cálculo de interés es el método lineal que responde a la siguiente fórmula:
Intereses = (Capital * ti nominal *días)/36500
En los años bisiestos, el cálculo de los intereses se hará con base 36600.
En los depósitos a plazos superiores a un año, para el cálculo de intereses se ha aplicado el método financiero que responde a la siguiente fórmula:
Intereses = Capital *[ (1+i)n - 1]
donde "i" es el nominal/100 y "n" responde a la fórmula días/365

Fiscalidad

Los rendimientos positivos están sujetos a un tipo de retención único del 21%, tanto para Personas Físicas como para Personas Jurídicas, con la excepción de los residentes en Navarra a los que se aplica una retención del 20%, con la siguiente tributación final:
  • - Personas físicas: tienen la calificación de rendimientos de capital mobiliario. Se integran en la base del ahorro que se encuentra sujeta a una tarifa progresiva con tipos del 21% hasta el 27%.
    Las personas físicas tributan con arreglo a una tarifa progresiva con tipos del 21% hasta el 27%. En Navarra se aplica una escala por la que se tributa al tipo del 19% por los primeros 6.000 euros, y al 21% en adelante. En Vizcaya la base del ahorro tributa a un tipo fijo del 20%. En Guipúzcoa se aplica una escala por la que se tributa al 20% por los primeros 4.000 euros y el resto al 23%. En Álava se aplica una escala por la que se tributa al 20% por los primeros 10.000 euros y el resto al 22%.
  • - No residentes: para los no residentes en España con declaración de no residencia en vigor: retención fiscal no aplicable.
En todo caso, se aplicará el régimen fiscal vigente en el momento de pago de intereses y sin perjuicio de las especialidades normativas vigentes en los territorios forales del País Vasco y Navarra.