Saltar a contenidos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.Abre ventana nueva

Estilos de gestión : Gestión del riesgo

Para imprimir pulse Ctrl+P
En la modalidad de gestión del riesgo, el objetivo principal es controlar el riesgo dentro del nivel fijado por su perfil inversor y obtener la mayor rentabilidad posible siguiendo un modelo matemático-cuantitativo. La finalidad de este tipo de gestión es conservar el capital en fases bajistas de mercado y aprovechar oportunidades en fases alcistas.

Metodología utilizada

VaR es una metodología de control del riesgo que nos indica el porcentaje máximo de variación negativa posible para una cartera, en el plazo de un año y con un nivel de confianza del 95%. El porcentaje máximo de pérdida posible solo se podría llegar a superar en escenarios de mercado muy poco probables.
 
El objetivo de rentabilidad de cada una de las carteras quedará definido por un porcentaje sobre la revalorización del índice europeo EUROSTOXX 50, pero dicho objetivo no estará garantizado. El EURO STOXX 50 es el principal índice bursátil de la eurozona y está compuesto por las 50 empresas de mayor capitalización que cotizan en mercados de la zona euro.
 
Cada una de las carteras estará definida por el binomio "VaR/Objetivo de rentabilidad". Ambos elementos están intrínsecamente relacionados, ya que a mayor VaR, mayor objetivo de rentabilidad y viceversa. En otras palabras, dentro de un entorno de control del riesgo, a mayor seguridad, menor objetivo de rentabilidad y viceversa.

¿A quién va dirigido?

Este estilo de gestión está altamente recomendado para inversores que deseen priorizar la seguridad de su patrimonio frente a la consecución de mayores rentabilidades.
 
Está disponible para: Fondos de inversión, Valores, Planes de pensiones o EPSVs. Dentro de cada una de estas modalidades, nuestros gestores siempre le asignarán la cartera que mejor se ajusta a su perfil inversor.