Saltar a zona de contenidos
Expertos y conocimiento

La transformación agroalimentaria.

Llegan las ayudas europeas al sector agroalimentario. ¿Es mi oportunidad como empresa? ¿Puedo ir solo o es mejor acudir en consorcio? ¿Aún estoy a tiempo?
La transformación agroalimentaria
Categoría
Expertos y conocimiento
Tipo de contenido
Actualidad
Escrito por
Redacción
Tiempo de lectura
16 minutos
Publicado
24 Mar 2022
El sector agroalimentario tiene una importancia estratégica para España, no solo por su alto valor económico y su capacidad exportadora, sino desde un punto de vista social y medioambiental, como se ha puesto de manifiesto durante la pandemia. Ningún hogar ni ningún importador se vieron desabastecidos.

El Gobierno aprobó el pasado 8 de febrero el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del sector agroalimentario. Estos son sus grandes números:

  • 1.002,91 millones de euros de inversión pública hasta 2023.
  • Un impacto en la economía de unos 3.000 millones de euros.
  • La creación de hasta 16.000 empleos.

Es un PERTE coordinado por los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Industria, Comercio y Turismo, aunque contará con una mesa sectorial de apoyo donde están representadas otras administraciones, organizaciones y cooperativas agrarias, institutos tecnológicos y de investigación y asociaciones.

Las bases reguladoras, que darán pie a las distintas convocatorias, aún no se han publicado. Lo que conocemos es la memoria que acompaña a la aprobación del PERTE. Falta esa letra pequeña que iremos analizando en las próximas semanas. Las convocatorias se anuncian con muy poco margen de maniobra: por eso hay que adelantarse.

Aunque la dotación presupuestaria para este PERTE ha generado cierta decepción en el sector, el Ministerio está abierto a revisar el alcance del proyecto en función también de la coyuntura actual, con un escenario bélico en el este de Europa y los problemas energéticos y de abastecimiento que está sufriendo la industria agroalimentaria.

PERTE Agroalimentario

Los tres ejes del PERTE: competitividad, digitalización e innovación.

El PERTE pretende contribuir, mediante la financiación con los fondos europeos, al fortalecimiento de la industria alimentaria en toda la cadena de valor, durante la próxima década, y apoyar un sector tan relacionado con el reto demográfico: la llamada España vacía. Una industria que necesita aumentar su competitividad, ser más sostenible y adaptarse a las demandas del consumidor actual, que exige más información sobre el producto que llega a su mesa.

Un sector, además, que sufre un retraso en la implantación de las nuevas tecnologías. El PERTE se articula en torno a 3 ejes:

  • Fortalecimiento de la industria con el foco puesto en la competitividad, la sostenibilidad y la trazabilidad y la seguridad alimentaria. Dotado con 400 millones de euros.
  • Digitalización de todos los agentes que integran la cadena de valor del sector. Dotado con 454,35 millones de euros.
  • I+D+i. Apoyo a la investigación, la innovación y la transferencia de tecnología. Dotado con 148,56 millones de euros.

El PERTE se une a otras inyecciones públicas en el sector, que según el Gobierno suman un total de 50.000 millones de euros para los próximos 5 años, entre ellos la Política Agrícola Común (PAC) y el Fondo Europeo Marítimo de Pesca y de Acuicultura.

Un ecosistema complejo, pero repleto de oportunidades para las empresas, que es imprescindible abordar desde la colaboración entre empresas y el asesoramiento especializado tanto en el diseño de la hoja de ruta de las inversiones como en la tramitación administrativa. Por eso Bankinter, de la mano de la consultora FI Group, líder en la gestión de los fondos europeos, acompaña a las empresas agroalimentarias en este proceso.

Eje 1: Las grandes inversiones transformadoras de la industria

Son 400 millones de euros gestionados por el MICOTUR y que buscan mejorar la competitividad, sostenibilidad y la trazabilidad a lo largo de la cadena de valor. Hablamos de la constitución de consorcios en donde puedan estar presentes productores, distribuidores, centros tecnológicos, universidades y hasta start-ups tecnológicas.

Los proyectos presentados deberán responder al menos a dos de estos tres objetivos y siempre, de forma obligatoria, al tercero: la trazabilidad y seguridad alimentaria.

La finalidad del PERTE es apoyar a las pequeñas y medianas empresas, pero justo este eje requiere de empresas tractoras con suficiente músculo que sean capaces de liderar esos consorcios. Algunas de sus claves:

  • El presupuesto es limitado, las convocatorias se publicarán con un plazo breve para presentarse y habrá mucha competencia.
  • Jugarán un papel importante los clusters y asociaciones sectoriales.
  • Las empresas deben aterrizar de forma clara sus inversiones y elegir sus prioridades: sostenibilidad o digitalización.
  • Un road map de las inversiones propias, con los principales hitos a 3 años, ayudará a elegir mejor.
  • El PERTE no es excluyente: permite complementar otras oportunidades como la PAC y otros PERTE como el energético.
Las grandes inversiones transformadoras de la industria agroalimentaria

Estos son los tres grandes bloques de la convocatoria:

1. Competitividad

Aunque permite la concurrencia individual, la filosofía de este PERTE favorece las actuaciones conjuntas. De manera consorciada se mejorar los procesos y se consigue impactar mejor en los objetivos del plan. Alguno de los proyectos:

  • Robótica.
  • Sensorización de procesos y toma de datos.
  • Sistemas de visión artificial.
  • Innovación en la gestión de aprovisionamientos y la logística.
  • Soluciones de inteligencia artificial.
  • Optimización del mantenimiento a lo largo de la cadena de valor de un producto.

2. Sostenibilidad

El gran objetivo transversal de los fondos europeos se materializa aquí en actuaciones individuales y conjuntas que busquen el ahorro energético y reduzcan el consumo de recursos. Hablamos de emplear menos materias primas, plásticos y agua, y de nuevas energías como el biogás y la fotovoltaica. Algunos proyectos incluidos:

  • Ahorro energético en planta y reducción de consumo de recursos.
  • Instalaciones de energía renovable y autoconsumo.
  • Sistemas de aprovisionamiento sostenible.
  • Sistemas de reutilización y depuración de agua.
  • Nuevos materiales y diseños para el envasado.
  • Compromisos globales de reducción de la huella ambiental de un producto.

3. Trazabilidad y seguridad alimentaria

Es un bloque obligatorio en la presentación de cualquier proyecto y responde tanto a la demanda del consumidor de un etiquetado completo sobre el producto (bienestar animal, producción ecológica, etc.), como a los requerimientos cada vez más exigentes de la legislación nacional y europea. En estos proyectos será interesante contar con la colaboración de empresas tecnológicas. Sigue las directrices del Plan Integral de Trazabilidad y Seguridad Alimentaria (PITSA) y se distribuye en 3 bloques:

  • Implantación de tecnología Blockchain para todas las fases del proyecto.
  • Sistemas de marcado y lectura en toda la parte del proceso.
  • Diseño de sistemas de control y seguridad alimentaria.

Eje 2: La digitalización de la agricultura, la pesca y la ganadería

Esta inversión, dotada con 454,3 millones de euros, tiene por objetivo tanto la digitalización del sector como la formación del personal en nuevas tecnologías. La digitalización abarca a todos los agentes que integran la cadena de valor, desde la producción primaria a la transformación, la comercialización y la distribución, desde las cooperativas agrícolas y ganaderas a las Pymes. La mayor parte del presupuesto se lo lleva el llamado Kit Digital.

Estos son algunos de los proyectos de digitalización y formación a subvencionar:

  • Un 100% de subvención a fondo perdido en la cuarta convocatoria de los proyectos innovadores AEI-Agri en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR). Es una de las grandes oportunidades de este PERTE.
  • Ayudas del PNDR para apoyar la formación y el asesoramiento digital en el sector agroalimentario.
  • Programa de Kit Digital para digitalización de las pequeñas empresas, las microempresas y los autónomos para proyectos, por ejemplo, de eCommerce, redes sociales o ciberseguridad.
  • Creación de cooperativas de datos digitales en entornos de confianza donde los socios compartan datos obtenidos en su explotación.
  • Contratación de Agentes del Cambio en las Pymes, como expertos en transformación digital.
  • Mejora de la conectividad digital con redes fijas ultrarrápidas (Gibabit) y tecnología 5G.
  • Formación de profesionales de las empresas, asociaciones agrarias, agricultores, ganaderos y cooperativas, con el foco puesto en jóvenes y mujeres de las zonas rurales. La organizará el Centro de Competencias Digitales.
  • Formación para expertos en transformación digital de las Pymes. Tanto empleados como directivos.

Eje 3: La innovación que une a empresas, científicos y universidades

El I+D+i en el sector agroalimentario es crucial para la consecución de los objetivos de este PERTE. Dotado con 148,56 millones de euros, incluye la modernización de los laboratorios de sanidad animal y vegetal y el apoyo a la plataforma de bancos de germoplasma.

Se busca la colaboración entre empresas privadas, centros de investigación y universidades, sobre todo a través de las Misiones para la Ciencia y la Innovación, la partida más dotada económicamente. Se articula en torno a 5 programas:

  • Modernización de los laboratorios de sanidad animal y vegetal. En concreto, de laboratorios de sanidad animal de Santa Fe (Granada) y Algete (Madrid) y la apertura de un laboratorio de sanidad vegetal en Lugo.
  • Planes Complementarios con las Comunidades Autónomas. En particular, en la agroalimentación y las ciencias marinas.
  • Desarrollo de la Plataforma Española de Germoplasma Vegetal para la Agricultura y la Alimentación en Red.
  • Proyectos de I+D de vanguardia orientada a retos de la sociedad. Misiones para la Ciencia e Innovación dirigida a grandes proyectos estratégicos de agrupaciones de empresas en colaboración con organismos de investigación, centros tecnológicos y universidades.
  • Ayudas a Centros Tecnológicos de Excelencia Cervera. Proyectos relacionados con el control de plagas y enfermedades ganaderas, mejora de la seguridad y la vida útil de los alimentos y desarrollo de alimentos más saludables y que prevengan enfermedades.
La innovación que une a empresas, científicos y universidades

Otras medidas complementarias: La PAC y los demás PERTE

El PERTE no excluye todo el abanico de ayudas europeas y nacionales ya en marcha para el sector agroalimentario, en particular la Política Agraria Común (PAC).

Las empresas deben ampliar el radar y decidir qué programas se adaptan mejor a sus inversiones y a sus hitos temporales. Puede que sea el momento del PERTE, de acudir de forma individual o en consorcio, o puede que haya que elegir otra iniciativa que se adapte mejor a sus intereses. Y ver si es complementario el PERTE agroalimentario con los planes de la PAC o incluso con otros PERTE. De ahí la importancia de contar con asesoramiento especializado.

Es el caso de las ayudas a las inversiones en biogás, hidrógeno verde y autoconsumo solar. Esas subvenciones ya están en marcha en otros PERTE, como el ERHA (Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento) y el de la Economía Circular (interesante para el sector porque aborda las inversiones en envases renovables y la reducción del plástico).

España recibirá 47.724 millones de euros de la PAC para el período 2021-2027. Incluye ayudas directas de 4.800 millones de euros al año. La PAC también pone ahora el acento en el medio ambiente, de ahí que el 40% de esos fondos estén relacionados con la sostenibilidad.

Los seis PERTE que canalizarán los fondos europeos

Además del que afecta al sector agroalimentario, el Gobierno ha aprobado hasta ahora otros 5 PERTE que canalizarán buena parte de los fondos Next Generation:

  • Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (ERHA). Aprobado el 14 de diciembre de 2021, prevé una inversión pública de 6.920 millones de euros.
  • Vehículo Eléctrico y Conectado. El primero de todos, aprobado el 13 de julio de 2021 con una dotación de 4.300 millones de euros.
  • La Salud de Vanguardia. Aprobado el 30 de noviembre de 2021 con una inversión de 1.469 millones de euros.
  • La Economía Circular. Aprobado el 8 de febrero de 2022, con 492 millones de euros de inversión pública.
  • Nueva Economía de la Lengua. El último de todos. El Gobierno lo aprobó el 1 de marzo de 2022. Recibirá 1.100 millones de inyección pública.

Y se han anunciado otros PERTE que se espera que se aprueben en Consejo de Ministros a lo largo de 2022:

  • La economía social de los cuidados.
  • La industria aeroespacial.
  • El sector naval.
  • La digitalización de los usos del agua.
Los seis PERTE que canalizarán los fondos europeos

España es la octava potencia mundial agroalimentaria

El sector agroalimentario español aporta un 10% al Producto Interior Bruto (PIB), con 100.000 millones de euros. Muestra una formidable capacidad exportadora: vendemos al exterior por valor de 53.000 millones de euros al año -más dos terceras partes a la UE-, con un saldo comercial positivo de 18.000 millones de euros.

España es la octava potencia mundial agroalimentaria por detrás de Estados Unidos, Países Bajos, Alemania, Brasil, China, Francia y Canadá. Es paradigmático el caso de un territorio tan pequeño como Países Bajos pero que se alza como el segundo exportador mundial, en parte por su capacidad logística y portuaria, pero también por su apuesta por la innovación y la sostenibilidad. Un camino que quiere seguir ahora España con los fondos europeos.

En España hay actualmente 1 millón de explotaciones agrarias y faenan casi 9.000 buques pesqueros que capturan 790.000 toneladas al año. Todo el sector agroalimentario, en su conjunto, da empleo a 2,3 millones de personas. Una fortaleza que, durante los peores momentos de la pandemia, permitió que España no sufriera ningún problema de abastecimiento y mantuviera el pulso exportador.

La población mundial superará en 2050, la fecha límite para la descarbonización, las 9.000 millones de personas. A las que habrá que alimentar con menos hectáreas cultivadas, pero más productivas. Una agricultura, una pesca y una ganadería más sostenibles en las que España quiere seguir siendo líder.

¿Tienes un proyecto Agroalimentario?

  • Si tienes un proyecto y quieres saber si puedes beneficiarte de las ayudas incluidas en el PERTE solo tienes que contactar con tu tutor, él te ayudará a iniciar el proceso de diagnóstico de la mano de FI Group.
  • Si no eres cliente escribe a info@cfoforum.bankinter.com y estaremos encantados de ayudarte.

Información obtenida a partir del webinar Un PERTE para impulsar la transformación de tu empresa agroalimentaria organizado por Bankinter CFO Forum. Con la participación de:

  • Emma Montserrat: Directora de Banca Corporativa y Responsable de Fondos Europeos en Bankinter.
  • Carmen Ovejero: Sectorial Leader en FI Group.