Ventajas
  • - Invirtiendo en acciones, existe la posibilidad de obtener más beneficio que con otros vehículos de inversión. Por otra parte, y en comparación con otros vehículos las pérdidas se limitarán a la cantidad de dinero de la inversión en comparación con otros vehículos en los que se está apalancado y el riesgo es superior. Las acciones ofrecen liquidez, ya que las podemos convertir en efectivo en la bolsa de valores vendiendo a precio de mercado. Podemos entrar con pequeñas cantidades de dinero e ir planificando las entradas.

  • - Información, ya que los mercados publican información que puede seguirse en prácticamente cualquier medio.

  • - Y por último, contribuiremos a la financiación y la evolución de la empresa en la que estamos invirtiendo, que, en mayor o en menor medida, será también nuestra empresa.

Inconvenientes
  • - La bolsa se caracteriza por su volatilidad constante y es importante ser consciente del riesgo que implica operar en ella. El valor de una compañía puede fluctuar en función de la economía, eventos políticos, sociales, medioambientales o de la propia gestión de la empresa. En bolsa nunca se está seguro de ni a corto ni a largo plazo y es importante interiorizar que rentabilidades pasadas nunca aseguran rentabilidades futuras.

Todo en un broker.
Todo en un gran banco.