tokenización-movil.jpeg

Tokenización o cómo proteger tus pagos vía móvil


29.11.2021

Escrito por: Redacción


Tokenizar consiste en sustituir un dato sensible por uno que no lo es, es decir, que por sí solo carece de significado o utilidad. Así, obtenemos lo que se denomina token, algo así como la ficha que insertas en el carrito de la compra simulando una moneda de verdad.

La tokenización está detrás de las soluciones de pago móvil que ofrecen los bancos, bien a través de sus apps o wallets propias o de los fabricantes de los dispositivos móviles (Samsung Pay, Google Pay, Apple Pay, etc.). Y en este artículo te explicamos cómo funciona.

¿Qué es un token?

Un token es un objeto físico o digital que tiene valor en cierto contexto o para determinada comunidad, aunque su propia materialidad no contenga ese valor en sí.

En Bit2me Academy explican que “históricamente los token eran fichas, pseudomonedas o vales que se utilizaban como reemplazo del dinero fiduciario. Estas tenían un determinado valor dentro de un determinado ecosistema en el que todos estaban de acuerdo con su uso e intercambio. Algunos ejemplos de tokens en la actualidad son las fichas de casino”.

La aparición de las criptomonedas y del blockchain, la cadena lógica que está detrás, ha permitido el auge de una economía digital y descentralizada. En el mundo cripto, los tokens se generan a partir de piezas de código de programación, en formato de contratos inteligentes que corren sobre la blockchain. El smart contract (contrato inteligente) describe cómo funciona cada token. La base de datos lleva el registro de cuántos tiene cada quien. Y los usuarios pueden enviárselos entre sí como forma de transferirse valor.

Toda criptomoneda es un token, ya que una criptomoneda es una representación de valor. Pero por el contrario, no todos los tokens son criptomonedas. En este artículo puedes leer más sobre los distintos tipos de tokens que existen.

Token para pagar desde el móvil

En Finanzas para Todos explican que, aplicado a los pagos, el token permite transformar los datos de tu tarjeta (número, fecha de caducidad, CVV) en un código aleatorio y único para que, durante la transacción, los datos reales estén totalmente protegidos. Así, en caso de ser interceptados, no pueden ser descifrados y usados con fines ilegítimos, ya que solo pueden usarse dentro del sistema para el que se han generado.

Una vez que hayas introducido los datos verdaderos de tu tarjeta en la app de pagos o wallet de tu banco, todas las comunicaciones entre el comercio y el usuario se realizan con el token. Este se comunica al proveedor de pagos y, dentro de su ecosistema seguro, pueden identificar y asociar los datos del cliente con este código, proceso que se conoce como destokenizar. Además, simultáneamente, como en cualquier operación de pago, verifica que dispone de fondos y autoriza la transacción.

¿Cuáles son las ventajas de realizar pagos con un token?

  • Permite evitar que los datos de los pagos caigan en malas manos. Así, los comercios almacenan menos información confidencial de los clientes y se benefician de otras medidas de seguridad complementarias, como el cifrado y la encriptación.

  • Solo funcionan en el servicio de pago para el que se hayan configurado, impidiendo su uso por terceros en otros entornos digitales.

En definitiva, se trata de añadir una capa adicional de seguridad a las compras, que se suma a los estrictos requisitos de autenticación reforzada.

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Si algo es importante para ti, también debería serlo para tu banco. Descubre las Cuentas Bankinter.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos