historia-hipotecas.jpg

Historia de la hipoteca: ¿cuándo se crearon las hipotecas?


24.04.2022

Escrito por: Redes sociales


¿Alguna vez te has preguntado cuándo nacieron las hipotecas? Es probable que lo hayas buscado en Internet o que jamás hayas llegado a plantearte si es algo nuevo o antiguo. Hoy queremos introducirte a la historia de las hipotecas, compartiendo cómo han evolucionado a lo largo de los siglos. 

paperplane.png

Suscríbete al canal de Telegram del Blog de Bankinter para aprender más de finanzas personales.


Historía de las hipotecas

Origen de las hipotecas

Las hipotecas nacieron en las viejas civilizaciones griega y romana. Es más, la palabra hipoteca viene del griego hypotheke. El significado de este término era colocado debajo de algo, haciendo referencia a algo que no podías ver, ya que permanecía oculto.

La influencia romana en las hipotecas actuales

Más allá del origen de la palabra, tiene más importancia el contenido que adquirió el concepto. En este sentido, los romanos fueron los que sentaron las bases del significado actual de hipoteca, muy similar al que ha llegado a nuestros días. 

La operación tenía lógica y evitaba el desplazamiento de la propiedad como garantía del pago de la deuda. Los romanos pensaron que, si el deudor quería percibir el pago de su deuda, no tenía sentido despojar al acreedor de los bienes (por ejemplo, tierras o utensilios para labrar) que podían generar el dinero adeudado.

El Derecho romano estableció dos modalidades de garantía eficaz del pago de una deuda. Por una parte, la fiducia consistía en que el deudor traspasaba al acreedor una propiedad del bien, por lo que se trataba de una garantía que implicaba una gran desprotección para el primero. Por otro lado, la prenda (también conocida como pignus) ya se asemejaba a nuestra figura hipotecaria. La puedes considerar, de hecho, el antecedente más claro de la hipoteca. 

La Edad Media como consolidación del concepto de hipoteca

Con el tiempo,se crearon los registros de la propiedad, con los que las operaciones relacionadas con las hipotecas comenzaron a adquirir una seguridad jurídica de la que antes carecían. 

Durante la Edad Media hubo un retorno del hombre a los campos y la posesión de grandes extensiones de tierra, con todo lo que ello conllevaba (vasallajes, impuestos, etc.). Por lo tanto, el concepto de propiedad experimentó un renovado auge durante aquella época. 

Las hipotecas se convirtieron en alternativas de crédito territorial, formando parte del sistema habitual de pagos feudales. Este instrumento servía a los cultivadores para hacerse con más tierras, de forma paralela a la hipoteca de sus terrenos como medio de garantía. Además este pago podía materializarse con dinero, productos de la cosecha o animales. 

La evolución moderna del concepto

La hipoteca actual se construye sobre activos reales, esto es, títulos de deudas respaldados. Fue el Gobierno de los Estados Unidos el que inició en la década de los setenta del siglo pasado el sistema de securitización de los títulos garantizados. De este modo, estos títulos respaldados se relacionan con los préstamos hipotecarios para comprar viviendas, de forma muy similar a las hipotecas actuales. 

En los años 70 en España se produjo una gran migración interna hacia ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Por entonces se desarrolló la hipoteca cambiaria, en la que se determinaba un número de letras según los meses negociados. Por entonces el comprador tenía que pagar la entrada y los gastos. En los años 80 desaparecieron las letras y las hiptoecas se hacían por escritura notarial que se inscribía en el Registro de la propiedad. 

Desde los años 90 comienza el aumento de las hipotecas en España que, como todos sabemos, terminó siendo una burbuja inmobiliaria que terminaría explotando. Durantes esos años creció el número de hipotecas y el porcentaje de financiación pasó en algunos casos del 80% al 100%. Además, gracias a la digitalización, cada vez era más fácil comparar ofertas y comparar online. 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

¡NUEVO CANAL EN TELEGRAM! Suscríbete ya y recibe en tu móvil noticias y consejos para mejorar tus finanzas.

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos